ZOOM IN: Dominga Sotomayor en tránsito

‘Tarde para Morir Joven’ es una película en 3D para la que no se necesita utilizar anteojos. Su mundo se extiende o reduce según el tamaño del encuadre y sus dimensiones se muestran al espectador por medio de la duración del plano y un excepcional uso de la profundidad de campo. Su historia apela a los sentidos y se cuenta a través de las texturas, las formas de los cuerpos, los relieves del paisaje y el estado de la piel.

El largometraje narra algunos días de convivencia en una Comunidad Ecológica a principios de los noventa en Chile, focalizándose particularmente en el devenir de Clara (Magdalena Tóroro) de 10 años, Lucas (Antar Machado) y Sofía (Demian Hernández) de 16, pero sus acciones son sólo parte de un conjunto de hilos que, enlazados, forman una trama que Dominga Sotomayor teje con calma y sutileza. Junto a su director de fotografía, Inti Briones, la realizadora se propone retratar un trozo de vida, mira al entorno como una extensión de los estados de ánimo de sus protagonistas y captura a la naturaleza con una luz nostálgica que alude al tópico del paraíso perdido, aunque el modo en que la cámara la recorre, la dota de una fuerza contradictoria: liberadora y agobiante a la vez. Gran parte de dicha contradicción se percibe también en el naturalismo de las actuaciones en la cual destaca el trabajo minimalista de Demian Hernández como Sofía, una adolescente que quiere irse a vivir con su mamá a Ñuñoa, y que, con pequeñísimos gestos y mucha vida interior, transmite la sensación de estar en un lugar al que ya no pertenece, atrapada en medio de los altibajos de un proceso de maduración y despertar sexual intermitente. No es fácil lograr que el contorno del cuerpo unido a la inmensidad del paisaje se cargue de una connotación tan claustrofóbica y abrumadora.

«Tarde para Morir Joven» (2018)

‘Tarde para Morir Joven’ (2018) es una película acerca de la transición de la adolescencia a la adultez de unos jóvenes y también de un país. La vuelta a la democracia en Chile ocurre fuera de campo, pero encuentra especialmente su metáfora en Frida, la perra de Clara que se arranca a una población y luego intenta constantemente desatarse de su correa. Otro ser en el universo de Sotomayor que se siente atrapado al aire libre.

Ya en su debut ‘De Jueves a Domingo’ (2012), la directora y guionista daba vida a personajes que se movían literalmente y psicológicamente en lugares de transitoriedad como andar en carretera, perder la inocencia o estar en vías de separación. Rodada también con naturalismo y una delicada artesanía visual que recuerda el cine de Rohmer y Mia Hansen Love, aquella sensible road movie trata sobre un viaje familiar al norte que un matrimonio en crisis emprende con sus dos pequeños hijos. Dentro del auto hay dos planos de existencia separados: el contenido mundo adulto en el asiento de adelante y el lúdico universo infantil, atrás. Una vez estacionados e inmersos en la naturaleza el límite de ambos se difumina y los niños se tensan y los adultos se desahogan.

«De Jueves a Domingo» (2012)

Mientras en ‘Tarde para Morir Joven’, la perspectiva elegida por Sotomayor va desde el paisaje hacia los vaivenes del mundo interior de sus personajes, en ‘De Jueves a Domingo’ va desde adentro hacia afuera: desde la mirada de la niña desde el auto hacia el exterior, desde el núcleo cerrado de la familia hacia la magnitud de un camino que se abre paso como metáfora de un futuro incierto. Pero ambas cintas hablan de un todo que se disgrega, de la fragilidad de los referentes, de la adultez como sinónimo de un realismo que (como un principio de incendio) consume paulatinamente la ilusión. Ambas películas denominadas con nombres que aluden a la temporalidad, entienden que el paso del tiempo es inevitable y tiene un efecto corrosivo e irreversible. Como si la definición de madurar fuese empezar a perder partes de la propia naturaleza.

——————————————————————————————————————————————————–

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *