CRÍTICA: «Us» (2019) de Jordan Peele, cultura fracturada en tiempos de terror

Ambientada en la icónica Costa Norte de California, la película nos presenta a Adelaide Wilson (Lupita Nyong’o), una mujer que regresa a su casa de la infancia a la orilla de la playa junto a su esposo Gabe (Winston Duke), y sus dos hijos (Shahadi Wright Joseph, Evan Alex) para una idílica escapada veraniega. Perseguida por un inexplicable trauma no resuelto de su infancia, seguido de una serie de coincidencias que empeoran la situación, Adelaide siente su paranoia aumentar a niveles alarmantes, al igual que la certidumbre de que algo malo recaerá sobre su familia.

——————————————————————————————————————————————————–

Siendo esta la segunda película de Jordan Peele (luego de su perturbadora y fascinante Get Out’ en el año 2017), ‘Us’ (‘Nosotros’) es una refrescante película de horror (horror a secas, como aclaró su director luego de la campaña de marketing) que se aleja de fórmulas ya probadas y sustos fáciles, sumergiendo al espectador en una historia donde abunda la tensión y los símbolos. Con una deslumbrante Lupita Nyong’o y un perfecto trabajo de sonido y fotografía, ‘Us’ habla sobre una cultura estadounidense fracturada, violenta y que, tal como juega el título original del film, poco tiene de unión desde su génesis como nación.

‘Us’ se establece a primera vista como un terrorífico juego de espejos, sin embargo, esconde un subtexto que se sitúa a la perfección en los tiempos de Trump, esos de muros y diferencias irreconciliables. Quizás ahí radica la gran fortaleza del film: el suspenso y el trabajo de atmósfera funciona magistralmente, pero el director busca ir más allá con su mensaje, trasladando el horror de la duplicidad a una cotidianidad de miles de familias estadounidenses.

Adelaide (Lupita Nyong’o) se pierde en una feria a las orillas de la playa cuando pequeña, dentro de la casa de los espejos. Cuando cree que no hay más que reflejos observándola, descubre a una niña igual a ella que no se mueve por imitación. Así se establece su trauma de infancia, el mismo que la acecha ahora que es adulta, casada y con dos hijos. Porque los reflejos de su familia han subido para hacerles frente. Los oprimidos, vestidos con un overol rojo, crearán la justicia con sus propias manos.

Si ‘Get Out’ construía su premisa en torno al latente conflicto racial, ahora Jordan Peele sitúa su relato en el sueño americano, ese que solo alcanza para algunos y que significa el sacrificio de otros muchos. El guión, en base a esa premisa, resulta a lo menos perturbador en su tratamiento, y es que detrás del artificio propio del género (apariciones repentinas en la oscuridad de la noche, algunos golpes de sonido) se esconden diálogos tan afilados como las tijeras que portan los otros (esos marginados que no queremos ver) e imágenes incisivas que apelan a un trabajo mayor del espectador que solo el simple disfrute, para así develar una trama que se da por capas, como si se descendiera lentamente por los círculos del infierno.

Las actuaciones son sobresalientes, más aún si se tiene en cuenta de que cada personaje tiene su doble de sonrisa terrorífica. Lupita Nyong’o brilla con un personaje que se construye y perfecciona mientras transcurren los minutos; el viaje de Adelaide, la pesadilla en la que está atrapada, va creciendo en suspenso y revelaciones, pero también en matices de un potente protagónico femenino. La música, por su parte, se queda en la memoria mucho después de terminada la película. La evolución de la historia y del terror de la cacería no solo es visual con un tremendo trabajo de fotografía y cámara, sino que también se cuenta a través del sonido y del desarrollo de su inquietante banda sonora original.

El pistolero y su violencia contra los salvajes nativos parecen ser las figuras que sostienen la cultura norteamericana. Y esas son las imágenes que el cine contemporáneo busca analizar para darle una respuesta al odio y la brutalidad de una sociedad frágil y huérfana. ‘Us’ indaga en esa imagen del espejo, la contraparte oscura e indeseada que lucha por emerger. «¿Quiénes son ustedes?«, pregunta Gabe (Winston Duke) cuando ve a una familia igual a la suya en el living de su casa de veraneo. «Norteamericanos«, responde simplemente su esposa. Es en esos detalles donde está la tesis y grandeza de un film que no se conforma con lo evidente y que tiene mucho para decir, a veces solo con el poder de gritos guturales. Porque para que uno suba, pareciera que otro tiene que bajar. ¿Pero qué tal si todos nos calentamos bajo el mismo sol de oportunidades y poder?

——————————————————————————————————————————————————–
9-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2019, 120 min.
Título Original: “Us”.
Director: Jordan Peele.
Guion: Jordan Peele.
Reparto:  Lupita Nyong’o, Winston Duke, Elisabeth Moss, Tim Heidecker, Yahya Abdul-Mateen II, Anna Diop,  Evan Alex,  Cali Sheldon,  Noelle Sheldon,  Madison Curry.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *