A los 52 años fallece el reconocido actor norteamericano Luke Perry

Durante una década fue el actor más deseado de la pequeña pantalla, el chico interesante y atormentado de ‘Beverly Hills, 90210’. El miércoles volvió a ser noticia tras sufrir un derrame cerebral. Hoy, su representante ha confirmado que Luke Perry ha fallecido a los 52 años, rodeado de sus dos hijos, su prometida y su ex mujer.

El ingreso del actor en el hospital de Burbank, al norte de Los Angeles, coincidió con el anuncio del regreso de la serie, producida por Aaron Spelling y protagonizada, entre otros, por la hija de Spelling, Tori, Jason Priestley, Shannen Doherty y Brian Austin Green. Perry, que además de en televisión hizo unas cuantas apariciones en el cine a lo largo de su carrera, ya había confirmado que no sería parte del proyecto de Fox.

Aún así, el actor de Mansfield, Ohio, era consciente de que la sombra de Dylan McKay le perseguiría el resto de su vida. “Voy a estar vinculado a él hasta que me muera, pero no tengo problema”, dijo en una entrevista de archivo. “Yo creé a Dylan McKay. Es mío”.

Perry, criado en el pequeño pueblo de Fredericktown, en Ohio, terminó sus estudios secundarios y se trasladó a Los Angeles para probar suerte como actor. Hizo cientos de audiciones sin suerte y se buscó la vida en distintos trabajos, incluyendo de obrero de la construcción.

Finalmente logró cierta estabilidad como actor de telenovelas hasta que fue seleccionado para hacer el papel de Dylan en ‘Beverly Hills, 90210’. Curioso es que Perry hiciera las pruebas para interpretar el rol de Steve Sanders, un personaje que fue a parar a Ian Ziering. En total, el de Ohio participó en 199 episodios de uno de los fenómenos televisivos de los 90.

Pese al éxito, Perry trató de evitar el encasillamiento y dejó la serie en 1995 en busca de roles más “maduros”, títulos que, lejos de darle notoriedad, le obligaron a regresar. Su segunda etapa fue de 1998 a 2000, entrando después en una etapa de luces y sombras.

Probó suerte en Broadway, haciendo doblaje y como artista invitado en series como ‘Spin City’ y ‘Will & Grace’. En 2015, regresó a la televisión con Detective McLean: Ties That Bind’ del canal Up, y en 2017 pasó a formar parte de ‘Riverdale’, una racha ascendente truncada de forma repentina a los 52 años.

En la gran pantalla apareció en películas como ‘Buffy, The Vampire Slayer (1992), ‘8 Seconds’ (1994) o ‘The Fifth Element (1997). Tiene también un papel en ‘Once Upon a Time in Hollywood’, la próxima película de Quentin Tarantino.


Vía: Elmundo.es.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *