CRÍTICA: “Halloween” (2018) de David Gordon Green, la gran resurrección de Michael Myers

Jamie Lee Curtis regresa a su icónico personaje Laurie Strode, quien llega a la confrontación final con Michael Myers, la figura enmascarada que la ha perseguido desde que escapó de la matanza que él cometió la noche de Halloween de hace cuatro décadas. Nueva entrega de “Halloween”, secuela directa de la original de 1978. John Carpenter (creador de la original) es el productor ejecutivo.

——————————————————————————————————————————————————–

Demostrando una vez más que cualquier saga puede volver de entre los muertos, la nueva ‘Halloween’ (2018) llega para arrasar como el taquillazo del año en cuanto a cine de terror se refiere, y una jugada maestra para la gente de Blumhouse, que se apunta así otro éxito en la que, probablemente, sea una de las mejores secuelas que se han hecho de la saga. Cierto es que esta afirmación tampoco es que signifique gran cosa por sí sola, ya que ‘Halloween’ ha llegado a tener momentos muy bajos una, otra y otra vez, pero lo cierto es que este trabajo de David Gordon Green (un cineasta muy ecléctico y difícil de encasillar en un género específico) ha sabido resucitar la historia de Michael Myers, consiguiendo al mismo tiempo mantenerla dentro de los límites de lo familiar y predecible. Al final, esta ha sido también su mayor debilidad, por lo que recibo este soft-reboot con un entusiasmo moderado.

Por supuesto, todos ustedes saben ya que, a pesar de ostentar el mismo título, no estamos realmente ante otro remake de ‘Halloween’ (1978), sino a una nueva secuela que ignora todas aquellas transcurridas después de la original, es decir, una nueva Halloween 2′ (1981) que reinicia la saga, desechando toda la mitología anteriormente construida, incluido el parentesco entre Michael Myers y Laurie Strode, que una vez más está interpretada por Jamie Lee Curtis, quien regresa, cuatro décadas después, a enfrentarse al asesino que la dejó marcada de por vida. De hecho, y a pesar de que los crímenes del silente asesino de la máscara blanca están más presentes que nunca, es Laurie la verdadera protagonista de la historia y es suya la evolución más interesante al mostrarla como una sobreviviente que se encuentra más que preparada para plantar cara de nuevo al carnicero de Haddonfield, pero que ha tenido que pagar el precio de su salud mental y el desmoronamiento de su familia, con una hija y nieta afectadas para siempre por una amenaza que siempre vio sobre ella sin motivo aparente.

Es, a decir verdad, esta relación entre las tres generaciones de mujeres Strode uno de los ángulos más interesantes de la película y uno que ofrece los mejores momentos dramáticos de la cinta. También es, por desgracia, uno de los muchos temas por los que la cinta de David Gordon Green pasa de puntillas, abandonando la mayor parte de sus originales aportaciones en favor de unas muy superficiales referencias a la saga original, una brutalidad muy vista ya y un humor en ocasiones forzado y sonrojante. En cierta forma, lo compensa con lo genial que está Jamie Lee Curtis aquí, convertida en un auténtico depredador y una digna contricante de Myers (algo que ya había hecho hasta cierto punto veinte años atrás en ‘Halloween H20’ (1998), por mucho que algunos lo hayan olvidado), pero es una lástima que sólo tengamos vistazos fugaces a lo que podría haber sido un guión mucho más inteligente. Todo el conflicto familiar de las Strode, por ejemplo, se queda en nada porque al final resulta que Laurie tenía razón: el mundo sí que es un lugar oscuro y horrible del que sólo nos podemos proteger armándonos hasta los dientes.

No quisiera, sin embargo, que piensen que no me ha gustado esta nueva ‘Halloween’. Es, repito, una de las mejores secuelas que se han hecho de la saga y su único problema es que no aporta realmente nada nuevo, y las pocas cosas en las que de verdad contribuyen se ven rápidamente abandonadas por una película mainstream que se debe, principalmente, a un estudio que desea rentabilizar una franquicia que parecía muerta.

La cosa ha funcionado; la cinta ha sido un éxito fenomenal y ha pasado a ser el slasher más taquillero de la historia, por lo que una secuela es más que segura por mucho que el propio Carpenter haya prometido que esta entrega cerraría la saga de Michael Myers para siempre. Por mi parte, solo espero que todo esto haya servido para proyectar una luz positiva sobre las dos entregas de Rob Zombie, que independientemente de lo que piensen sobre ellas, al menos intentaron hacer cosas nuevas con el personaje, cosa de lo que esta pasa completamente. Aún así queda recomendada, y no sólo por las fechas en las que estamos.

——————————————————————————————————————————————————–
7-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2018, 109 min.
Título Original:  “Halloween”.
Director: David Gordon Green.
Guion: David Gordon Green, Danny McBride y Jeff Bradley.
Reparto:Jamie Lee Curtis, Nick Castle, Judy Greer, Miles Robbins, Virginia Gardner, Will Patton, Toby Huss, Haluk Bilginer, Jefferson Hall, Andi Matichak, Christopher Allen Nelson.


——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *