CRÍTICA SERIE: «The Sinner» (2018) – temporada 2

El detective Harry Ambrose (Bill Pullman) vuelve a su ciudad natal, en el campo neoyorquino. Ha ocurrido un crimen demoledor e inexplicable: un niño de 11 años ha asesinado a sus padres sin motivo aparente. En la investigación, Ambrose descubre que ni el niño ni su ciudad son tan normales como parecen. Pronto conocerá a gente dispuesta a todo para proteger sus secretos, así como a la misteriosa Vera (Carrie Coon), una pieza complicada y enigmática de este inquietante rompecabezas.

——————————————————————————————————————————————————–

En Estados Unidos, la temporada 1 de ‘The Sinner’ fue la prueba de que el éxito está llegando a través de narraciones oscuras y brillantes (pueden preguntar a ‘Mr. Robot’), tanto que se hizo con varios premios Emmys. El hecho de que la serie regrese para una segunda temporada no es ninguna sorpresa, aunque lo hace sin la estrella nominada a los premios Emmy, Jessica Biel (aunque sigue siendo parte del proyecto como productora ejecutiva). Pero la manera en que ‘The Sinner’ regresa, es algo sorprendente, especialmente porque la nueva historia aparentemente ha instalado a Bill Pullman (Harry Ambrose) como el protagonista.

Aparte de Biel, los elementos que hicieron que la primera temporada funcionara aún están en gran parte presentes, desde el creador Derek Simonds, hasta el director Antonio Campos, quien estableció el aspecto claustrofóbico de la serie. A la mezcla se agregan una trama principal que gira en torno a otra investigación de asesinato aparentemente cerrada, pero también una comunidad local que puede ser un culto religioso peligroso. También da la bienvenida a un puñado de personajes completamente nuevos, como la misteriosa y fría Carrie Coon como Vera Walker y Natalie Paul como la recientemente ascendida detective de la ciudad Heather Novac.

La forma en que se desarrolla la historia en las primeras tres horas será familiar para aquellos que vieron la primera temporada, pero también es lo suficientemente desconcertante como para atraer a los espectadores que no estaban al tanto de la serie o que solo llegaron a la temporada 2 después de enterarse de que Coon se unió al elenco. De cualquier manera, los espectadores probablemente encontrarán un montón de lo que están buscando.

Los momentos iniciales de la nueva temporada juegan con una fórmula familiar, una que reitera la función principal de la serie es descubrir el porqué de un crimen horrible, en lugar del habitual quién o cómo. Esta vez, sin embargo, ‘The Sinner’ atribuye su crimen, un doble homicidio confuso, a un enigmático niño llamado Julian, interpretado por Elisha Henig. El crimen de Julian no es tan gráfico o traumático como el asesinato horrible, aparentemente inescrutable llevado a cabo por el personaje de Biel en la primera temporada; sin embargo, esa distinción ayuda a establecer un tono diferente para esta trama, una que funciona igualmente bien.

Aunque se presenta a Julian como el autor del incidente, es Vera quien rápidamente se convierte en uno de los conductores principales de la narrativa, aunque se mantiene mayormente en los márgenes durante la primera hora. La mayoría de las veces, eso la pone en desacuerdo con Harry, cuyas prestigiosas condiciones de televisión se han reducido un poco (al menos en los primeros episodios). Esto le da más espacio para explorar no solo el pasado de Vera y la comuna religiosa de la que es el líder ostensible (aunque cuestiona la existencia de una jerarquía), sino también a Heather, cuyo propio viaje por el camino de la memoria presenta a su ex novia perdida dentro de la misteriosa comunidad del pueblo.

El enfrentamiento de Coon contra Pullman le da a ‘The Sinner’ una energía sorprendentemente diferente a la que tenía la temporada 1, no solo porque las circunstancias de la dinámica de Harry con Vera son tan diferentes a su investigación sobre Cora Tannetti de Biel, sino también porque, como actriz, Coon es más de un peso dramático, lo que convierte a Vera en una antagonista misteriosa e inescrutable.

Aunque nunca se aleja demasiado de ser un procedimiento policial habitual, la manera en que ‘The Sinner’ expone sus formas de narración y confunde a otros, la convierte en una historia atractiva. La presencia adicional de Coon además de la sorprendente actuación de Henig, hace que la segunda temporada sea lo suficientemente diferente como para que sea fácil pasar por alto algunos de los caminos narrativos familiares que la serie toma, asumiéndose como una antología. El resultado final ofrece una posibilidad real de casi superar la primera temporada en términos de dramatismo y el nivel de rendimiento técnico que se muestra.

——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2018, 45 min.
Título Original: “The Sinner”.
Creador: Derek Simonds.
Cadena Original: USA Network.
Temporadas: 2.
Episodios: 8.
Elenco Bill Pullman, Carrie Coon, Elisha Henig, Natalie Paul, Hannah Gross, David Call, Jay O. Sanders, Adam David Thompson.


——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *