CRÍTICA: “Upgrade” (2018) de Leigh Whannell, tragedia y horror puro sin límites ni reglas

Tras quedar paralítico y viudo en un brutal atraco, Grey Trace (Logan Marshall-Green) recibe la visita de un inventor que le ofrece una cura experimental para “actualizar” su cuerpo. Este implante de inteligencia artificial le otorgará habilidades físicas fuera de lo de natural, y la posibilidad de vengarse de quienes mataron a su esposa y arruinaron su vida.

——————————————————————————————————————————————————–

En medio de lo estándar y lo políticamente correcto que parecen tener las propuestas del cine actual, es necesario que películas como ‘Upgrade’ puedan llegar a las salas de manera natural. Se trata de cine de acción que rompe el molde de lo habitual y por medio de una extraña adición de género, genera un momento distinto para el espectador. Es como si alguien pudiera analizar todo el cine de hoy en día y quisiera hacer algo innovador en medio de un límite establecido por propuestas pasadas y una que viene pronto. Aunque la trama nos podría recordar a otras películas parecidas, ‘Upgrade’ se renueva por la poca seriedad que su trama comprende. Es exactamente lo que necesitamos de este tipo de películas.

La cinta inicia como cualquier otra película de superhéroes que adquieren poderes o capacidades después de una tragedia. Cuando la esposa de Grey (Logan Marshall-Green) es asesinada, y él queda confinado a una silla de ruedas, el hombre no encuentra razones para seguir viviendo. Pero un científico le ofrece ser parte de un experimento revolucionario por medio del cual un chip podría devolverle autonomía sobre su cuerpo. Grey acepta y logra recuperar el movimiento. Pero esto no es todo. Ese ente que ahora vive en su cuerpo y parece tener inteligencia le aportan rapidez y fuerza sobre humana a Grey. No pasa mucho tiempo para que empiece a utilizar su nuevo cuerpo para buscar venganza.

Por medio de una buena dosis de violencia desproporcionada y las pocas limitantes que su director fija, ‘Upgrade’ se ubica en una posición decente del género que nadie tilda de artístico, pero la realidad es que la película es un ejemplo preciso de cuando alguien desarrolla arte donde no suele haberlo. Se supone que cualquier muestra audiovisual debería generar un efecto positivo en el espectador. ‘Upgrade’ equivale a satisfacción para alguien que no aprecia demasiado el cine de acción. Ayuda mucho si no cuestionas la trama y los plot holes que se encuentran solo si los buscas: Se trata de un hombre que se convierte en una versión repotenciada de sí mismo por medio de la tecnología. Si buscas lógica en esta película, entonces estás perdiendo el tiempo.

Mientras veía y disfrutaba el filme, pensaba en alguna otra película parecida que hubiese visto recientemente y no encontré nada, fuera del típico e inocente filme de superhéroes que hoy en día está en exhibición permanente en los cines. Y es porque Leigh Whannell (‘Insidious: Chapter 3’) asegura que el lenguaje y estilo apunten a cine de acción y horror que pocas veces vemos fuera de la etapa arriesgada de algunos directores que decidieron fusionar y aun con resultados regulares, lograron posicionar sus propuestas entre clásicos del género. ‘Upgrade’ me llevó a recordar a Verhoeven y Cronenberg con una nostalgia indirecta y con una exagerada falta de límites y reglas. A veces es necesario soltar las riendas y Whannell parece tener un talento natural para eso.

Me gusta cuando este tipo de películas llevan su rumbo a un final como el de‘Upgrade’, que por medio del twist obligan al espectador a seguir pensando. No se trata de un movimiento sentimental o una metáfora que nos eriza la piel, se trata de una planificada decisión de ubicar a ‘Upgrade’ como una gran película trágica de horror puro.

——————————————————————————————————————————————————–
8-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
Australia, 2018, 99 min.
Título Original:  “Upgrade”.
Director: Leigh Whannell.
Guion: Leigh Whannell.
Reparto:  Logan Marshall-Green, Betty Gabriel, Harrison Gilbertson, Simon Maiden, Benedict Hardie, Melanie Vallejo, Richard Cawthorne, Christopher Kirby, Linda Cropper.


——————————————————————————————————————————————————–





CRÍTICA: “Upgrade” (2018) de Leigh Whannell, tragedia y horror puro sin límites ni reglas

  1. Muy de acuerdo con tu comentario, sobretodo con la cercanía que yo también encontré a cronemberg o verhoeven, es una película necesaria para salir un poco de los films actuales tan esteriotipados y con similares guiones que aburren porque siempre dan la idea de que han sido clonados y solo han cambiado al superhéroe.
    Me recordó también a Ex-Machina, una película mas novedosa que gira mas o menos en una idea similar.
    El giro final, uno ya se lo imaginaba, pero la ultima vuelta de tuerca deja pensando y analizando si en verdad podría alguna vez suceder algo asi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *