CRÍTICA: “7 Days in Entebbe” (2018) de José Padilha, cine transformador y de opinión

El 27 de junio de 1976, un avión de Air France procedente de Tel Aviv es secuestrado. Los terroristas piden la liberación de los presos palestinos en Israel, con la amenaza de asesinar a los pasajeros del avión, convertidos ahora en rehenes. El avión aterrizó en Entebbe, Uganda, y con sólo una semana para cumplir con el ultimátum de los terroristas, Israel debe tomar una decisión crítica: negociar o iniciar una misión de rescate aparentemente imposible.

——————————————————————————————————————————————————–

El director José Padilha (‘Tropa de Élite’, ‘RoboCop’) toma este hecho histórico para hablar del conflicto palestino-israelí y dar una visión que no polariza en buenos o malos, sino que más bien intenta comprender a ambos bandos y dar un discurso sobre la crueldad de la guerra, los individuos que quedan atrapados en ella y cómo la violencia se convierte en un ciclo del que es difícil escapar.

‘7 Days in Entebbe’ es un largometraje que ofrece distintas aristas del mismo suceso: intervienen en el relato los secuestradores y rehenes (cuya interacción muchas veces ofrece las líneas mejor logradas del guión), los políticos israelíes y su decisión de negociar o no con terroristas, y un militar que probablemente sea enviado a la misión de rescate si esta llega a realizarse. Este tercer personaje además se conecta con una bailarina a punto de estrenar una nueva y exigente coreografía, la cual suma tensión y dramatismo hacia el final de la historia e invita al espectador a interpretar el suceso más allá de la anécdota general.

Con ágil montaje, sobre todo en los momentos de mayor acción, Padilha no retrata la violencia en su génesis, sino más bien en su proceso de reproducción en el odio y la incomprensión, con una Palestina e Israel en constante tensión. Dentro del relato, los protagonistas no solo analizan sus acciones y lo que los llevó a su situación actual, sino que también intentan buscar la verdadera raíz de lo que los motiva a realizar el secuestro. Wilfried Böse (interpretado por Daniel Brühl) es un alemán que intenta con desesperación alejarse del pasado nazi de su país; mientras que Brigitte Kuhlmann (una siempre sólida Rosamund Pike) busca un lugar donde encajar, el que cree encontrar luchando por una ideología. Ambos son dos extranjeros en una batalla que parecen no comprender del todo: pareciera que pelean por odio a su país, mientras que los palestinos lo hacen por el profundo amor que tienen por el suyo.

Aunque ‘7 Days in Entebbe’ termina por narrar mucho más en diálogos que en acciones o con la cámara, es destacable el hecho de que el largometraje tenga un punto de vista sobre el tema a tratar, tocando temas como el nacionalismo, la libertad, la dignidad humana y el peso de la historia. El relato se construye a partir de personajes fracturados, que poco a poco comienzan a comprender el peso de sus acciones y de la violencia que arrastran consigo: el Primer Ministro de Israel intenta evitar a toda costa un enfrentamiento armado con los terroristas, con la idea en mente de que tarde o temprano deberán llegar a un acuerdo de paz con los palestinos. Son vecinos y quizás al final existan más cosas que los unan que lo que los separa. Por ello se enfrenta a su Ministro de Defensa, quien cree que el único medio de salir victorioso es a través de las armas.

Con una muy buena escena de Brigitte hablando por un teléfono público y con una coreografía poderosa y llamativa que logra su clímax hacia el final del metraje, ‘7 Days in Entebbe’ es un film que logra plantear el conflicto palestino-israelí sin encasillar en buenos o malos, sino más bien profundizando en el drama humano y los ideales que terminan moviendo a los ciudadanos de cada bando. Con un apartado técnico donde destaca la agilidad y tensión del montaje, lo dirigido por Padilha es un grito que busca darle fin al odio y la violencia en la región, utilizando el cine como un medio artístico transformador y de opinión. Como le dice la bailarina al militar: si peleas para que yo baile, mejor es dejar de bailar.

——————————————————————————————————————————————————–
7-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
Reino Unido, 2018, 107 min.
Título Original:  “7 Days in Entebbe”.
Director: José Padilha.
Guion: Gregory Burke.
Reparto: Rosamund Pike, Daniel Brühl, Eddie Marsan, Ben Schnetzer, Kamil Lemieszewski, Denis Menochet, Mark Ivanir, Natalie Stone, Andrea Deck, Vincent Riotta, Peter Sullivan.


——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *