CRÍTICA: “Mazinger Z: Infinity” (2017) de Junji Shimizu, nostalgias de una obra insigne

El villano Doctor Infierno y su Imperio del Mal vuelven para hacerse con la humanidad y sembrar el caos, lo que hará que Koji Kabuto vuelva a ponerse a los mandos del robot Mazinger Z. Tras descubrir una extraña y diferente forma de vida en el Monte Fuji Kabuto tendrá que hacer frente a un nuevo y desconocido mal y escoger entre volver a ser el héroe o un dios.

——————————————————————————————————————————————————–

Luego de 10 años de paz, la humanidad vuelve a estar en peligro debido a los planes de conquista de Doctor Infierno. Y aunque Koji Kabuto ya no es piloto y ha decidido seguir los pasos de su padre y convertirse en científico, el héroe deberá volver a la aventura para enfrentar un nuevo y desconocido mal, el que parece estar ligado a un misterioso descubrimiento en el Monte Fuji. Koji no solo debe salvar al mundo de la destrucción, sino que también tomar la decisión de si ser dios o un demonio.

Una de las obras insignes del maestro Go Nagai cumple 45 años y ‘Mazinger Z: Infinity’ es la forma de rendirle tributo al manga y animé mecha por excelencia. Apelando a la nostalgia y siguiendo una fórmula llena de acción y magníficas peleas, lo dirigido por Junji Shimizu (‘One Piece’, ‘Toriko 3D: Kaimaku! Gurume adobencha!’) cumple con enaltecer la heroica figura del robot y su piloto, pero se olvida de actualizar un relato lleno de lugares comunes y salidas rápidas al conflicto planteado.

‘Mazinger Z: Infinity’ plantea un mundo en paz y aparente equilibrio, el cual se sustenta mediante la energía fotónica, la misma que logra poner en movimiento al colosal robot. Exponiendo así temas sobre la sustentabilidad y la ecología, el largometraje también se hace cargo de dar una arista política del asunto, mostrando los intereses de los poderosos en la explotación de la tecnología. En ese contexto, científicos encuentran en el Monte Fuji un enorme artefacto llamado Infinity. Sin poder entenderlo en su totalidad, el Infinity reacciona a Koji y libera de su interior a una humanoide llamada Lisa. Como una promesa de doble filo, el Infinity podría cambiar el mundo o destruirlo si cayera en manos equivocadas.

Si bien el largometraje intenta desarrollar ideas sobre la tecnología y el poder, ‘Mazinger Z: Infinity’ jamás intenta ocultar lo que es: un homenaje al icónico primer robot tripulado, el cual marcara las bases del género mecha. Acá no se busca como público objetivo a los espectadores más jóvenes, esos que no conocen ni a Koji ni a Doctor Infierno. Pocas explicaciones hay para situar en contexto, más aún si se mencionan hechos pasados como ya conocidos. Acá hay un relato cargado de nostalgia, que sigue la misma fórmula que volviera tan popular al animé en 1972 y que apunta directamente al corazón de sus fanáticos ya adultos. Sin embargo, no por eso se vuelve menos disfrutable para aquellos que ignoran los inicios del mecha: en 95 minutos, Mazinger Z vuelve a dar la pelea con una historia liviana, consistente, que entrega lo que promete entre batallas, líos amorosos y actos heroicos.

El 2018 es el año para conmemorar el trabajo de Go Nagai (quien cumple 50 años como un artista de manga) no solo con Mazinger, sino que también adaptando dos obras más: ‘Devilman Crybaby’ y ‘Cutie Honey Universe’. En esta celebración, ‘Mazinger Z: Infinity’ se apega al original en cada detalle, casi como si temiera que una ligera actualización pudiera manchar el inmenso legado de Koji y su robot. Con temas tocados con sutileza (como los conflictos internos de un protagonista que muchas veces parece unidimensional), el largometraje pierde fuerza en su argumento y a ratos se sostiene solo gracias al carisma de personajes secundarios y en los movimientos que Mazinger Z logra realizar en batalla.

Aunque un poco predecible, el final de la película es emocionante tanto para fanáticos como para los nuevos descubridores del mecha. Si bien es interesante el desarrollo y los giros que aporta tanto Lisa como Sayaka (la novia de Koji) en una historia siempre muy masculina, el film se queda corto cuando se trata de encantar a nuevas audiencias. Mucho se toma acá por conocido, apelando a la enorme fama del robot. ‘Mazinger Z: Infinity’ es un homenaje que transportará a muchos a la infancia y a las aventuras vividas frente a la televisión en el pasado, pero que se olvida de encantar con su visión de futuro a los más jóvenes de hoy.

——————————————————————————————————————————————————–
7-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
Japón, 2017, 95 min.
Título Original:  “Mazinger Z”.
Director: Junji Shimizu.
Guion: Takahiro Ozawa (Manga: Go Nagai).


——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *