CRÍTICA SERIE: “Dark” (2017) – temporada 1

Tras la desaparición de un joven, cuatro familias desesperadas tratan de entender lo ocurrido a medida que van desvelando un retorcido misterio que abarca tres décadas… Saga familiar con un giro sobrenatural, “Dark” se sitúa en un pueblo alemán, donde dos misteriosas desapariciones dejan al descubierto las dobles vidas y las relaciones resquebrajadas entre estas cuatro familias.

——————————————————————————————————————————————————–

“La distinción entre presente, pasado y futuro no es más que una ilusión. El ayer, el hoy y el mañana no son consecutivos”.

Desde el origen de la ciencia ficción en el cine, los viajes en el tiempo se han ido ganando un lugar importante dentro del género. Desde ‘The Time Machine’ (1960) de George Pal, inspirado en la novela de H. G. Wells; ‘Groundhog Day’ (1993) de Harold Ramis o la saga de ‘Back to the Future’ (1985), hasta clásicos más contemporáneos como ’12 Monkeys’ (1995), ‘Primer’ (2004) o ‘Los Cronocrímenes’ (2007), sólo por mencionar algunos de una larga lista, son los mejores ejemplos.

Pero la televisión no ha estado exenta, con series que han marcado precedentes dentro del subgénero y se han ganado un sitial, como ‘Dr. Who’ y ‘Fringe’, además de series más modernas que han sabido manejar el tema y salir jugando de cada una de las paradojas, como ‘Continuum’, ‘Twelve Monkeys’, ’11.22.63’, ‘Terminator: Sarah Connor Chronicles’, o ‘Timeless’. Ahora fue el turno de Netflix con ‘Dark’, una producción alemana que, basada en una teoría poco explorada en la televisión, nos regaló una primera temporada intensa, probablemente de lo mejor del año que se fue.

En septiembre de 2019, un segundo niño desaparece en el invernal pueblo de Winden, en Alemania. A partir de ahí, nos adentramos al interior de cuatro grupos familiares: los Nielsen, encabezados por Ulrich, policía y padre de Mikkel, el segundo niño desaparecido; los Doppler, familia de la policía compañera de Ulrich; los Tiedemann, empresarios vinculados a la historia de la planta nuclear que opera en el pueblo; y los Kanhwald, familia de Jonas, joven que hace tan sólo meses perdió a su padre tras dejar una extraña carta luego de suicidarse. Al parecer, todo lo que sucede en el pueblo tiene una conexión con el pasado, presente y futuro de los habitantes.

Dirigida por el cineasta suizo Baran bo Odar (‘Silencio de Hielo’), y escrita por la guionista y actriz Jantje Friese, la primera temporada de ‘Dark’ es un thriller intenso que mezcla de manera perfecta un grupo de historias familiares y sus relaciones, con una dura y consistente anomalía que comienza a revelarse en el pueblo, sostenida en la Teoría del Eterno Retorno. Esta es una propuesta filosófica que postula que el tiempo es infinito y circular, que sigue la regla de la causalidad, en donde el universo espacial tal y como lo conocemos, tiene un inicio y un fin, y cuyo fin es el comienzo de un nuevo ciclo, idéntico al anterior. Por otra parte, la serie utiliza recursos como los agujeros de gusano y máquinas capaces de generar rupturas en el tiempo, para otorgar sentido y racionalidad y conduciendo la trama por caminos habitables para una mayor cantidad de espectadores.

Si bien podemos encasillar fácilmente a ‘Dark’ como una serie de ciencia ficción (o con la misma facilidad, thriller psicológico para otros), lo cierto es que uno de sus principales logros es que es capaz de moverse en diversos escenarios y no sólo en el plano científico: La intriga policial está presente en todo momento con dos de sus principales protagonistas (a ratos recordando a las mejores nordic noir del presente), la rebeldía adolescente y las motivaciones de los jóvenes del pueblo desde su perspectiva, la presencia de personajes misteriosos. Todo esto entre pistas y explicaciones que gota a gota se nos van entregando para dar con los responsables, las razones y el gran misterio que esconde el pueblo de Winden.

Este arco narrativo es complejizado con precisión suiza cuando ya no sólo se nos comienza a mostrar el presente de estas cuatro familias (2019), sino que también el pasado hace treinta y tres años atrás (1986), y luego treinta y tres años más atrás aún (1953), incorporando de esta manera a las versiones más jóvenes de los protagonistas e incluso a sus antepasados, quienes tampoco están al margen de lo que sucede al interior del pueblo de manera histórica. El excelente montaje, la fotografía exquisita de Nikolaus Summerer de eternos grises y verdes, el uso del nunca bien ponderado split screen (pantalla partida) para ayudarnos a coordinar rostros y personajes en sus diferentes versiones temporales, y una banda sonora que calza como una pieza más de este rompecabezas, dotan a ‘Dark’ de la calidad necesaria para elevarla a lo más alto de cualquier ranking del 2017.

Extrañas muertes masivas de animales, experimentación con niños, un búnker secreto, traiciones familiares, una máquina misteriosa que se pasea a través de los tiempos, una investigación llena de cabos sueltos. La complejidad de la trama, si bien exige máxima atención e, incluso, un segundo visionado para algunos, es perfectamente llevadera gracias a un guión que no deja vacíos ni intenta confundirnos más de lo necesario con falsos macguffin o elementos distractores: es tal la cantidad de personajes, subtramas y versiones temporales, que no hacen falta los convencionalismos del género; difícilmente podemos encontrar algún error en el hilo argumental de la serie y, de ser así, probablemente no lo sea, y es que simplemente no entendimos lo suficiente.

El éxito de ‘Dark’ también radica en el excelente casting, encabezado por Oliver Masucci (Ulrich Nielsen), Karoline Eichhorn (Charlotte Doppler), Jördis Triebel (Katharina) y Louis Hofmann (Jonas), reparto alemán de primer nivel, quienes, a pesar del siempre frío y poco dócil carácter germano, son capaces de darles completa dimensión a sus personajes, revelando dobles vidas, secretos y mentiras.

‘Dark’ viene a darle un viento fresco a la ciencia ficción y los viajes en el tiempo en televisión. Desde el inicio, su intro sugestiva que juega con la duplicidad de planos, la interdimensionalidad y los espacios temporales paralelos, nos invitan a ingresar a un mundo adictivo, en donde nadie es quien parece ser, y en donde el presente, el pasado y el futuro se escriben en un libro de hojas infinitas, una y otra vez. Segunda temporada confirmada.

——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
Alemania, 2017, 60 min.
Título Original: “Dark”.
Creador: Baran bo Odar y Jantje Friese.
Cadena Original: Netflix.
Temporadas: 1 en curso.
Episodios: 10 a la fecha.
Elenco: Anna König, Roland Wolf, Louis Hofmann, Oliver Masucci, Jördis Triebel, Sebastian Rudolph, Mark Waschke, Karoline Eichhorn, Stephan Kampwirth, Anne Ratte-Polle, Helena Abay, Harald Effenberg, Sebastian Hülk.


——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *