CRÍTICA: “La Región Salvaje” (2016) de Amat Escalante, un monstruo entre nosotros

Alejandra es una joven madre y ama de casa que cría a sus hijos, junto a su marido Ángel, en una pequeña ciudad de México. Su hermano Fabián es enfermero en un hospital local. Sus vidas provincianas son alteradas con la llegada de Verónica. El sexo y el amor son frágiles en ciertas regiones donde existen los valores familiares, y donde la hipocresía, la homofobia, y el machismo son fuertes. Verónica les convence de que en el bosque cercano, en una cabaña aislada, existe algo misterioso que es la respuesta a todos sus problemas. Es algo a cuyo poder no pueden resistirse.

——————————————————————————————————————————————————–

Desde la primera escena se sabe que algo extraño ocurre en ‘La Región Salvaje’: una toma de un meteorito en pleno espacio introduce a una mujer desnuda masturbándose con “algo” difícil de explicar sobre una cama ensangrentada; “algo” que, para los entendidos, hace recordar al hentai más pervertido.

El cuarto film del mexicano Amat Escalante (‘Los Bastardos’, ‘Heli’) es una historia que deambula entre lo raro y lo enigmático, donde el placer es la columna vertebral de este relato que mezcla ciencia ficción con drama realista en una bomba de tiempo, con ribetes sociales y morales como ejes secundarios, y donde la explosión convierte a los protagonistas en víctimas y a las víctimas en protagonistas.

Los personajes de la cinta son seres desvalidos, entes perdidos entre el dolor y el desamparo con una inherente necesidad de encontrar “algo” que los haga mejorar y salir de su quebrantado espíritu. La respuesta a esa búsqueda parece estar en una cabaña dentro de un bosque cercano, resguardado por un científico y su esposa, y que alberga un ser que representa los instintos más primitivos de la humanidad.

‘La Región Salvaje’ rememora a ratos a Tarkovsky, Von Trier y Lynch, en una composición de simbolismos que deambula entre lo terrorífico, el sci-fi y el drama puro: el agua turbia, un perro negro, una relación matrimonial quebrantada, agujeros oscuros, un bosque profundo, secretos sexuales, un ser alienígena… todo esto espeluznantemente musicalizado para esta descarnada historia.

Lo interesante de la cinta, además de lo mencionado anteriormente, son los juicios valóricos que realiza Escalante entre líneas: una fuerte crítica social a la religión, la moral, la violencia y el machismo; estigmas históricos cuestionados por el director que deja entrever que si no se erradican de raíz de nuestras acciones, van creando un monstruo incontrolable en esta sociedad.

Finalmente, ‘La Región Salvaje’ es una película que incomoda y extraña, donde confabulan en un mismo plano lo sensorial con lo mundano, lo común con lo extraño; y cuyo factor habitual es el placer sexual como solución y, a la vez, perdición de la propia naturaleza para enfrentar la oscuridad y el dolor que aqueja al ser humano.

——————————————————————————————————————————————————–
7-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
México, 2016, 100 min.
Título Original: “La Región Salvaje”.
Director: Amat Escalante.
Guion: Amat Escalante y Gibrán Portela.
Reparto: Simone Bucio, Ruth Jazmín Ramos, Jesús Meza, Edén Villavicencio, Andrea Peláez, Óscar Escalante, Bernarda Trueba, Kenny Johnston.


——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *