CRÍTICA SERIE: “Stranger Things” (2017) – temporada 2

Durante la segunda temporada de ‘Stranger Things’, el pueblo de Hawkins se encuentra una vez más bajo amenaza. Hopper oculta un secreto importante, mientras que los chicos lamentan la pérdida de Eleven (Millie Bobby Brown). El regreso de Will (Noah Schnapp) presenta más problemas que alegrías para todos, y nuevos personajes determinarán sus vidas para siempre.

——————————————————————————————————————————————————–

‘Stranger Things’, la indudablemente exitosa serie de Netflix, ha vuelto con su muy esperada segunda temporada. Pocas series tienen un debut así de popular, manteniendo además un nivel de calidad técnica que ha llamado la atención tanto de los espectadores como de los críticos. Sin mencionar que esto ocurrió a pesar de pertenecer a un género que ha sido históricamente poco popular.

Pero ‘Stranger Things’ no sólo es una serie de ciencia ficción. Es prácticamente una oda a las historias de su tipo, especialmente los clásicos de los años ochenta. Pero como tal, es una serie que siempre tendrá que seguir avanzando, seguir descubriendo mundos y criaturas que no existirían en otro universo. Sin embargo, debe lograr este cometido sin perder su esencia, que se basa fuertemente en sus predecesores.

Esta innovadora propuesta rindió frutos, y ahora se ve en una de las disyuntivas clásicas de su género. ¿Cómo mantener la atención del espectador, sin pasar el punto de quiebre de la credibilidad?

Para evitar este problema, la segunda temporada de ‘Stranger Things’ no trae casi nada nuevo. Se pueden ver fácilmente las raíces que se establecieron en la primera temporada, y son estas mismas las que producen el conflicto central. Pareciera que esta vez, los creadores de la serie se acomodaron en su éxito, y tienen miedo de perderlo al introducir más elementos en una historia que definitivamente los va a necesitar.

Es tanto el apego a la primera temporada que los personajes se ven afectados en sus propios arcos. No existe un mayor desarrollo por parte de ninguno, e incluso las dinámicas que se establecieron anteriormente permanecen casi intactas.

El tiempo que desperdician en elaborar el conflicto ya preexistente podría fácilmente haberse utilizado expandiendo la vida de Eleven (Millie Bobby Brown), su personaje más interesante. Esto sí forma parte de la temporada, pero muy poco y de forma errática. Además, este desarrollo pareciera estar ahí con el único objetivo de establecer un clímax que se veía venir desde tan lejos, que de no intuirlo implicaría una severa falta de atención por parte del espectador. 

No se puede decir que la segunda temporada de ‘Stranger Things’ decepciona, ya que captura la atención de la misma forma que lo hizo la primera temporada. Los personajes que aprendimos a querer siguen ahí, y los elementos que nos alucinaron también. Sin embargo, es inevitable quedarse con gusto a poco cuando una historia que da para mucho más se ve estancada por sus propios méritos.

Esperemos que la tercera temporada pase esta barrera, y pueda abrirse camino y producir nuevamente esa sensación de asombro que produjo en un principio. Ahora que se ha establecido la lealtad de sus espectadores, se puede tener la esperanza de que los creadores salgan de su zona de confort y nos den lo que todos queremos: mucho, mucho más.

——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2016-presente, 50 min.
Título Original: “Stranger Things”.
Creador: Matt Duffer, Ross Duffer, Shawn Levy.
Cadena Original: Netflix.
Temporadas: 2 en curso.
Episodios: 17 a la fecha.
Elenco: Winona Ryder, David Harbour, Matthew Modine, Finn Wolfhard, Millie Bobby Brown, Gaten Matarazzo, Caleb McLaughlin, Natalia Dyer, Charlie Heaton, Noah Schnapp, Cara Buono, Joe Keery, Rob Morgan.


——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *