CRÍTICA: “The Handmaiden” (2016) de Park Chan-wook, la obra cumbre del genio surcoreano

Década de 1930. Corea ha sido invadida por Japón. En este contexto, una historia que gira en torno cuatro personajes: una noble dama japonesa que ha heredado un importante capital, un estafador que quiere su dinero, una joven criada coreana que se involucra con el farsante y el tío de la joven adinerada, que es su tutor. Una joven coreana es contratada como criada de una rica heredera japonesa encerrada en una mansión. Lady Hideko perdió a sus padres cuando solo era una niña y lo único que le queda de ellos es una cuantiosa fortuna que heredó tras su muerte. Desde la terrible tragedia, su tío Kouzuki se encarga de su educación. Pero entonces, un buscavidas profesional que se hace pasar por Conde, se propone robarle la herencia sin que ella sea consciente de ello. Su estrategia es tratar de conquistarla con la ayuda de la doncella Sook-Hee, que se ganará la confianza de Hideko y la intentará manipular para que se enamore del estafador.

——————————————————————————————————————————————————–

No estamos acostumbrados a ver películas como ‘The Handmaiden’. No solemos ver películas tan completas y cuya exploración del drama cumpla un requisito fundamental para la trama. Pensamos en el drama como un género y no como parte de la historia. Este estilo “antiguo” de cine no suele ser exhibido en el cine comercial. Lo extraño es que no existe razón para ello; es como si solo las películas dramáticas son permitidas y disfrutadas en épocas de premios.

Pero voy a insistir en algo: ‘The Handmaiden’ no es como cualquier otra película de drama que hayan visto alguna vez, es mucho más que eso. La cinta es como una casa abandonada a la cual solo puedes entrar a través de un pasillo largo lleno de obstáculos. Este viaje de descubrimiento implica una experiencia única del cine asiático moderno. ‘The Handmaiden’ es una extraordinaria muestra del drama intenso que esconde un thriller erótico que busca explicar la extraña relación entre dos personas que nunca debieron estar enamoradas. Esta historia de amor es uno de los mejores filmes de los últimos años.

Les explicaré sin revelar mucho. Un experto ladrón diseña el crimen perfecto. Haciéndose pasar por un conde, asigna una sirvienta para que trabaje exclusivamente para la chica con la que se quiere casar. El conde quiere que la sirvienta le ayude a la chica a enamorarse de él. Esta mujer se encuentra bajo el control de su tío y está completamente atada al recuerdo de su madre quien falleció en trágicas circunstancias. Todo indica que el plan puede funcionar para que el conde pueda quedarse con todo el dinero que esta chica ha heredado. Pero detrás de este plan, hay otra cosa. Hay un secreto que al ser revelado podría cambiarlo todo.

Les aseguro que esto no es todo. ‘The Handmaiden’ es una película dividida en tres partes que cuentan una historia diferente que desembocan en una sola de la manera más lógica posible. El director y coguionista realiza una película sincera sobre una historia fantástica que nos sorprende no por lo osada, sino por la fuerza de quienes la protagonizan. ‘The Handmaiden’ es conmovedora cuando debe serlo y perturbadora en todo momento; es densa en estilo y un ensayo impecable en puesta en escena. Lo mejor es que esta décima película en solitario del director surcoreano no quiere parecerse a ninguna cinta que hayamos visto antes y, sin embargo, las influencias del cine de suspenso están ahí. Me gusta pensar que Ingmar Bergman está viendo la película en algún lado y la está aplaudiendo.

Park Chan-wook (‘Stoker’, ‘Old Boy’) nuevamente demuestra por qué es uno de los exponentes más importantes del cine moderno. Esta es indudablemente su mejor película. El director logra un tratamiento acertado sobre una película erótica cuyo contenido sexual es totalmente necesario. No recuerdo la última vez que esto ocurrió. Pero sobre todo, el cineasta se mantiene lejos de la sobreexposición al dar peso al componente narrativo de carácter descriptivo.

‘The Handmaiden’ es narrada por sus personajes principales y, aunque esto pueda parecer impersonal, les aseguro que sentirán todo lo que ocurre en pantalla. Las palabras narradas en voice off a veces pueden ser más impactantes que dos cuerpos desnudos moviéndose en una cama. Si creen que el hecho de que la película esté narrada en un idioma asiático puede restarle efecto a la película, les aseguro que están equivocados. Esta es una obra maestra.

——————————————————————————————————————————————————–
10-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
Corea del Sur, 2016, 145 min.
Título Original: “Ah-ga-ssi”.
Director: Park Chan-wook.
Guion: Park Chan-wook y Jung Seo-kyung (Novela: Sarah Waters).
Reparto: Ha Jung-woo, Kim Min-hee, Jo Jin-woong, Kim Tae-ri, Moon So-ri, Kim Hae-suk, Ha Si-yeon, Han Ha-na, Jeong Ha-dam, Jo Eun-hyung.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *