CRÍTICA: “The Shack” (2017) de Stuart Hazeldine, el camino al perdón desde la fe

thshackquad1

Hace cuatro años la hija menor de Mackenzie Allen Phillips, Missy, fue secuestrada durante unas vacaciones familiares. Todas las pruebas llevaron a los policías a pensar que fue asesinada salvajemente en una cabaña abandonada en los bosques de Oregon. Mack sigue arrastrando una gran tristeza en la actualidad, pero todo cambia cuando recibe una carta firmada por Dios en la que se le invita a ir de nuevo a la cabaña durante un fin de semana. A pesar de los muchos recuerdos que aparecen en su mente, Mack acaba frente a la puerta de esa choza en una tarde de invierno, volviendo a revivir su más oscura pesadilla. Sin embargo, lo que encuentra allí cambiará su vida para siempre.

——————————————————————————————————————————————————–

Mackenzie Phillips (Sam Worthington) es un hombre que tuvo una dura infancia, ya que su padre lo agredía constantemente, situación que lo formó como un hombre correcto, alejándose del ejemplo que le dio su figura paterna. Ya en la adultez, forma una linda familia junto a su esposa Nan (Radha Mitchell) y sus tres hijos. Un fin de semana, Mack decide ir de paseo junto a sus hijos, siendo la primera vez que su pequeña hija Missy (Amélie Eve) viaja sólo con sus hermanos y su padre al bosque. Al llegar al campamento todo marcha normal hasta que por un pequeño descuido, Missy desaparece sin dejar rastro, comenzando una búsqueda desesperada que termina en una cabaña abandonada en el bosque, donde queda claro que la menor de sus hijas está muerta a manos de un psicópata.

Es en ese momento que comienza una crisis en la vida de Mack, hasta que encuentra una carta que presuntamente es del asesino de Missy. Al ir a su encuentro descubre un mundo diferente, donde la Santísima Trinidad se ve representada en tres personajes que lo guiarán hacia el perdón.

the-shack-2017-stuart-hazeldine-movie-review

Una novela de principio a fin: eso es ‘The Shack’ (‘La Cabaña’). La cinta demuestra que los guionistas John Fusco y Andrew Lanham respetaron el espíritu de la novela homónima de William Paul Young; transformándose en una película que va al tiempo justo y que sorprende con quiebres inesperados, que sacan sonrisas a la hora de descubrir que todo lo que piensa y elucubra el espectador en su mente no tiene ningún asidero en la historia (eso si no leyó la novela o vio el tráiler).

Aunque el nombre y la trama se asimilan más a una película de suspenso y de terror, ‘La Cabaña’ es más parecida a un pasaje bíblico, lo que puede incomodar un poco a quien no profese el cristianismo. Pero no se trata de una forma pacata y valórica, sino que intenta modernizar a cada miembro de la llamada Santísima trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Sam Worthington (el mismo que personificó a Jake Sully en ‘Avatar’), esta vez encarna a un hombre que fue un hijo golpeado y, más adelante, un padre devastado por el sentimiento de culpa después del trágico desenlace de su pequeña hija. Worthington logra mostrar a un sujeto que intenta no externalizar sus emociones, pero que al momento de sentirse realmente afectado por algo puede llegar a las lágrimas con facilidad, dando realismo a su personaje y nunca perdiendo el ritmo de su papel.

The-Shack-movie-picture-5

Por otro lado, uno de los grandes méritos del director Stuart Hazeldine, es darle un toque de suspenso al film, lo que a la larga no era necesario (por el mensaje esperanzador y alentador de la película), pero que mantiene al espectador atento a que, en cualquier momento, la historia tenga un vuelco macabro y aterrador. Además, los simbolismos recogidos del libro están muy bien plasmados y oportunamente ubicados en la trama, logrando enfrentar la problemática de tener entre sus manos una cinta que mezcla una historia desgarradora con un mensaje sacado, casi textualmente, de la Biblia.

Representar a Dios nunca es fácil, pero esta versión de Octavia Spencer intenta ser todo lo contrario de lo que esperábamos de “Él”. Una mujer de raza negra, adorable y que cocina todos los días, escucha música desde su reproductor mp3 y tiende a meterse donde pareciera no corresponderle. Un buen trabajo, que quita el cliché clásico de las historias basadas en la religión.

Destacada es la actuación de la pequeña Amélie Eve (Missy), ya que en pocos minutos, muestra la ternura y suspicacia de su personaje, logrando encariñar rápidamente al espectador, haciendo que su desaparición y posterior muerte conmuevan de una gran manera.

‘La Cabaña’ es una película dinámica y variada, que a ratos pierde un poco el argumento por estar basada en la religión, pero que pretende masificar más aún un best seller que entrega un mensaje esperanzador y que puede sacar más de un lagrimón a algún espectador sensible que pasa por un mal episodio o que tiene las emociones a flor de piel al momento de enfrentarse a la gran pantalla.

——————————————————————————————————————————————————–
7-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2017, 132 min.
Título Original: “The Shack”.
Director: Stuart Hazeldine.
Guion: John Fusco y Andrew Lanham (Novela: William Paul Young).
Reparto: Sam Worthington, Octavia Spencer, Tim McGraw, Radha Mitchell, Graham Greene, Ryan Robbins, Gage Munroe, Megan Charpentier, Jordyn Ashley Olson, Lane Edwards, Sumire, Carolyn Adair, Aviv Alush.


——————————————————————————————————————————————————–





CRÍTICA: “The Shack” (2017) de Stuart Hazeldine, el camino al perdón desde la fe

  1. No es una película ni tan buena, ni tan bien actuada ni dirigida. Es demasiado predecible por no decir rebuscada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *