CRÍTICA: «Sully» (2016) de Clint Eastwood, consecuencias de una hazaña

sully-imax-poster-fbpic

El 15 de enero de 2009 el mundo entero fue testigo del llamado «Milagro en el Hudson», un accidente que podía haber acabado en tragedia de no ser por el piloto norteamericano Chesley Burnett «Sully» Sullenberger (Tom Hanks). Este hombre logró realizar una peligrosa maniobra con éxito: aterrizar de emergencia un Airbus A320 en las heladas aguas del río Hudson, después de que una bandada de gansos chocara contra los motores.

Sully, que se vio obligado a tomar drásticas medidas para evitar una muerte segura, logró salvar la vida de los 155 pasajeros y tripulantes que iban a bordo. Tras esta asombrosa hazaña sin precedentes, el piloto se convertiría en un héroe nacional. Sin embargo, posteriormente se desencadenaría un drama que afectó a su reputación. Así, Sullenberger tuvo que hacer frente a multitud de entrevistas y juicios para esclarecer lo ocurrido, que marcaron su vida tanto personal como profesional.

——————————————————————————————————————————————————–

Las hazañas y las tragedias sobrecogen la imaginación. Contarlas bien puede ser parte de un proceso terapéutico para superar las crisis que provocan. ‘Sully’ parte de una hazaña para narrar los días posteriores al milagroso acuatizaje de un avión comercial en medio del Río Hudson.

La más reciente película de Clint Eastwood vuelve una y otra vez sobre este incidente, como ha hecho tantas veces el cine para, con una perspectiva distinta, mostrar otro ángulo de lo sucedido. El resultado final, sin embargo, es desconcertantemente uniforme. Volver una y otra vez a la hazaña apenas añade detalles al relato del héroe de carne y hueso que salva de un siniestro a centenares de personas. ‘Sully’ es un largometraje sucinto que busca explorar los conflictos posteriores a la hazaña.

?????????????????????????????????????????????????

Eastwood evita los recursos corrientes que rondan a este tipo de historias y prefiere concentrarse en los efectos posteriores, por lo que su filme tiene como resultado una reconstrucción más sobria y matizada de lo que sería un mero canto al heroísmo. A pesar de esto, la película está demasiado embebida en la adoración de la hazaña como para que las constantes revisiones del incidente ofrezcan nuevas percepciones. En últimas, ‘Sully’ cambia de perspectiva al relato del héroe para contar de nuevo el relato del héroe. Lo hace de modo sobrio y efectivo, lo hace con una deuda gigantesca con el Hollywood clásico: uno que narraba historia en los que héroes con dudas enfrentaban a inescrupulosos contendores. Si bien hay cierta tendencia a tornar opaco este tipo de relato que uno podía conectar con el de una narrativa moderna, ‘Sully’ tiene más visos de ser la obra de un Capra menor.

El grueso de la trama ya apareció en las noticias. El 15 de enero de 2009 un avión que había despegado del aeropuerto de La Guardia tuvo que amarar tras ser chocado por una bandada de gansos. El capitán Chesley «Sully» Sullenberg (Tom Hanks) apenas tuvo unos segundos para decidir qué hacer. Pese a que su maniobra le permitió salvar a todos los que iban a bordo, días después se inició una investigación para determinar si el proceder del primer oficial Jeff Skiies (Aaron Eckhart) y el mismo Sully fue el correcto.

sully-after-credits-scene

‘Sully’ no se concentra directamente en el milagroso acuatizaje, sino en el proceso de reconstrucción que vino con la investigación, en el circo en que se convierte la vida de los protagonistas y en las dudas que comienzan a asaltar a Sully. Eastwood opta, entonces, por una línea narrativa que se aleja de las celebraciones obvias. De hecho, presenta a personajes vulnerables a quienes aquejan inseguridades y cuestionamientos. Y en tanto este enfoque consigue que ‘Sully’ sea un digno drama, la exploración de la psicología del personaje se limita a repetir esquemas de otras narraciones, al punto que el largometraje termina siendo muy similar a otros tantos que cuentan los trabajos que pasan las personas corrientes devenidas en héroes.

El filme no da concesiones al sentimentalismo fácil y narra fríamente una historia que, ya de por sí, es dramática. En líneas generales, tal decisión da frutos, pues los eventos mismos y las precisas interpretaciones saben recrear convincentemente la hazaña y sus consecuencias. No obstante, es esa misma decisión la que asordina el drama. Los conflictos de capitán al imaginar que quizás tomó la decisión equivocada se limitan a ceños fruncidos y a secuencias oníricas. Aquí uno podía preguntarse si el enfoque del director buscaba contar de modo moderno una situación real: es decir en toda su ambigüedad. ¿Acaso Eastwood procuraba dar una versión moderna de Capra? No creo que llegue a tanto. En especial porque la recurrente reconstrucción no da mayores luces sobre el protagonista: lo vemos de modo casi idéntico al inicio y al final. Eastwood resulta menor que su antecesor, ya que Capra, con toda su emocionalidad, revelaba una realidad de sus personajes. Uno puede preguntar aun si la película es una obra tardía que muestra la opacidad de una realidad que hace dudar hasta a los héroes reales de sus propias hazañas. Aunque ‘Sully’ amague a ser esta película, prefiere aterrizar en las aguas más conocidas del indudable heroísmo.

——————————————————————————————————————————————————–
7-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2016, 96 min.
Título Original: “Sully”.
Director: Clint Eastwood.
Guion: Todd Komarnicki (Libro: Chelsey Sullenberg, Jeffrey Zaslow).
Reparto: Tom Hanks, Aaron Eckhart, Laura Linney, Anna Gunn, Autumn Reeser, Sam Huntington, Jerry Ferrara, Jeff Kober, Chris Bauer, Holt McCallany, Carla Shinall, Lynn Marocola, Max Adler, Valerie Mahaffey.


——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *