CRÍTICA: «El Príncipe Inca» (2016) de Ana María Hurtado, un hombre blanco en busca de su identidad indígena

epi_slide8-esp

El artista chileno Felipe Cusicanqui emprende un viaje a Bolivia tras la huella de una antigua leyenda familiar transmitida por su abuelo: su sangre proviene de la nobleza inca. Durante su peregrinaje por el altiplano de Los Andes, explorando el paisaje, escuchando historias de los lugareños, viendo cómo viven, pastorean, tejen y miran las estrellas; Felipe experimenta una aventura fuera del tiempo ordinario, que lo conecta con la historia oculta de su misterioso abuelo. La búsqueda de su origen lo guía hacia caminos creativos totalmente inexplorados por él.

——————————————————————————————————————————————————–

Todo el mundo tiene una historia familiar detrás (a veces conocida, otras desconocida), que sirve para poder entender la identidad de cada uno; y de eso trata ‘El Príncipe Inca’, segundo largometraje de la documentalista Ana María Hurtado (‘Imágenes Paganas’, ‘Palestina al Sur’), recientemente estrenado en la última versión del Sanfic. El documental narra cómo Felipe Cusicanqui, un artista plástico chileno que, tras conocer que los títulos de nobleza inca heredados de su abuelo eran verdaderos, decide emprender un viaje a Bolivia para conocer ese extraviado linaje desconocido.

epi-8

Con paisajes desérticos de una belleza infinita, el film recorre junto a Felipe esta búsqueda de identidad que lo hará reencontrarse con la historia de su familia, específicamente con su abuelo. El protagonista irá, literalmente, escarbando en el pasado, hilvanando las historias que escuchó desde niño con la verdad de estos parajes inhóspitos; tratando así de comprender las razones por las que su antecesor dejó su terruño para irse a vivir a Chile y así comenzar su desendencia en un país que le era ajeno.

A medida que va transcurriendo este viaje desde el norte de Chile hasta La Paz, Felipe va progresivamente desnudando su alma, recogiendo piezas, superando sus traumas y sincerándose con la cámara. Es así que el espectador es testigo de cómo Cusicanqui va dejando de ser un extranjero en su propia tierra: las pistas que va siguiendo por el altiplano, el encuentro con algunos familiares, las consultas que hace a los desconocidos de cada pueblo que visita… todo lo lleva a esa reconciliación consigo mismo y con su abuelo, entendiendo así el por qué siempre se sintió diferente dentro de su entorno social.

inca_816x428

A través de los casi noventa minutos que dura este verdadero diario audiovisual, Hurtado confecciona un relato auténtico, reflexivo y entretenido. La audiencia se inserta en la emotividad de la narración y, junto con Felipe, va descubriendo las respuestas a cada duda, guardando la prudencia y la distancia de la reflexión íntima que tiene el protagonista durante toda esta experiencia. Un excelente logro por parte de la dirección.

Finalmente, y de acuerdo a lo anterior, el gran acierto de la cinta es convertir una historia personal en un relato que trasciende lo colectivo, haciendo compenetrar al espectador en esta búsqueda íntima e invitándolo tácitamente a realizar un ejercicio similar para así comprender, de mejor manera, cada una de las propias existencias.

——————————————————————————————————————————————————–
8-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
Chile, 2016, 81 min.
Título Original: “El Príncipe Inca”.
Director: Ana María Hurtado.
Guion: Ana María Hurtado.


——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *