CRÍTICA: «The Girl on the Train» (2016) de Tate Taylor, el mediocre triunfo de una anti-heroína

the-girl-on-the-train-poster

Rachel es una mujer devastada por su reciente divorcio que dedica cada mañana de camino a su trabajo a fantasear sobre la vida de una pareja aparentemente perfecta que vive en una casa por la que su tren pasa cada día. Una mañana, Rachel es testigo desde la ventana del tren de un impactante suceso y se ve involucrada en el misterio que ella misma revela.

——————————————————————————————————————————————————–

Sin ser una película que proponga novedades, ‘La Chica del Tren’ -adaptación del exitoso best seller del mismo nombre escrito por la británica, Paula Hawkins– convence a medias como un clásico film de suspenso que, en este caso, no termina de satisfacer por completo, al menos si de películas para salas de cine se refiere.

A cargo de Tate Taylor, director estadounidense con una experiencia previa en adaptaciones fílmicas de libros con ‘The Help’ (‘Criadas y señoras’, 2011) y con el guión de Erin Cressida Wilson, ‘La Chica del Tren’ no sobresale por ser una adaptación fiel al libro que, hasta la fecha, ha vendido más de 15 millones de copias -y quizás sea esta la principal razón que tendrán los seguidores del libro para no sentir cariño por la película-, pero si se le mira como una pieza única, se podrán encontrar algunos elementos que sobresalen: el tratamiento de los personajes femeninos, es uno de ellos, por ejemplo.

lachica2

Emily Blunt (Rachel en el film) es, sin duda, la columna vertebral de la historia y, además, una interesante y poco tradicional propuesta de anti-heroína, pues si bien es quien lleva las riendas de ésta, no es para nada la protagonista que usualmente se espera. Se trata de una mujer que se siente ajena a sí misma luego del “fracaso” en su matrimonio, asegurando que todo aquel que la mire notará que cambió, que ya no es la misma y que está sumida en una profunda depresión.

Para reprimir su dolor se refugia en el alcohol, lo que la lleva a perder su trabajo y a tomar la decisión de seguir viajando todos los días en tren hacia Manhattan, recorrido durante el cual teje una fantasía tras observar desde la ventana una casa en particular, cuyos habitantes se transforman en personajes con historias que sólo tienen validez dentro de su cabeza.

lachica5

A pesar de eso, Rachel sigue siendo la heroína de la historia y las otras dos mujeres que articulan la trama, Megan Hipwell (Haley Bennett) y Anna Boyd (Rebecca Ferguson), de alguna manera complementan su personalidad y de lo que fue y siempre anheló ser. Arquetipos perfectos para Tate Taylor, quien ha asegurado en entrevistas que gusta de trabajar con personajes femeninos pues los encuentra “más ricos e interesantes”.

‘La Chica del Tren’ es una historia sencilla, pero que de igual forma puede acaparar la atención del espectador por acudir un par de veces al racconto, por el “¿inesperado?” giro en la trama y por la difusa memoria de Rachel, quien finalmente no tiene la certeza de estar recordando o inventando su pasado. A pesar de eso, sólo se trata de una película para disfrutar tras la sobremesa en el living de la casa.

——————————————————————————————————————————————————–
6-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2016, 112 min.
Título Original: “The Girl on the Train”.
Director: Tate Taylor.
Guion: Erin Cressida Wilson (Novela: Paula Hawkins).
Reparto: Emily Blunt, Rebecca Ferguson, Haley Bennet, Luke Evans, Edgard Ramirez, Justin Theroux, Allison Janney, Lisa Kudrow, Laura Prepon, Lana Young, Nicole Bonifacio, Marko Caka, Danielle M. Williamson.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *