CRÍTICA: «The Ones Below» (2015) de David Farr, un brillante juego de obsesiones

the-ones-below

En Londres, Kate y Justin forman una exitosa pareja que esperan su primer hijo. Kate está llena de temores sobre su maternidad. Un día, otro matrimonio, Theresa y Jon, se mudan al apartamento de abajo. También esperan un bebé, pero a diferencia de Kate, Theresa lleva su maternidad con alegría. La diferente forma de ser de ambas parejas comenzará a tejer una red de sospechas y obsesiones.

——————————————————————————————————————————————————–

Bajo mucho silencio llegó directamente desde el Reino Unido ‘The Ones Below’. Estrenada en el Festival de Toronto el año pasado, en las salas de Londres en Marzo y en EEUU en mayo de este 2016, este thriller de bajísimo presupuesto (US$3.500.000) se ha ganado un lugar entre las producciones más interesantes del género del presente año por su simple pero interesante ejecución.

Este es el primer largometraje dirigido por David Farr, guionista de ‘Hanna’ (2011) y reciente nominado al Emmy por su trabajo -también como guionista- de la exitosa serie ‘The Night Manager’, algo que se hace evidente en ‘The Ones Below’, donde su historia y la manera en cómo ésta se va encontrando en el camino es lo más interesante de esta cinta que nos recuerda por momentos al cine más psicológico de PolanskiHaneke y la presencia de misterios en medio de familias aparentemente sólidas e impertubables, como las de ‘Funny Games’ (1997) o ‘Cache’ (2005).

the-ones-below-still-1

‘The Ones Below’ (algo así como ‘Los de Abajo’) cuenta la historia de Kate (Clémence Poésy) y Justin (Stephen Campbell Moore), una pareja de casados que esperan a su primer hijo. Un día, llegan a vivir al departamento de abajo Theresa (Laura Birn) y Jon (David Morrisey), quienes también esperan a su primogénito, casi en igualdad de semanas que con Kate. Tras iniciar una amistad, la seguridad y la ansiedad de Theresa comienzan a contrastar con las dudas y temores de Kate respecto a su embarazo, y la tranquilidad en la vida de todos comienza a llenarse de misterio, envidias y persuasiones, llegando a un punto sin retorno hacia la tranquilidad.

La propuesta minimalista de Farr, que consigue desarrollar gran parte de la película sólo al interior del edificio y los departamentos de ambas parejas, le otorgan el clima perfecto a una atmósfera que nos perturba desde el primer minuto. Evidentemente, el argumento central no goza de originalidad, sin embargo, la simpleza del relato y su fácil seguimiento nos invita a introducirnos rápidamente en la vida y las sensaciones de cada uno de los personajes, acompañado de una banda sonora -compuesta por Adem Ilhan– precisa, que respeta los momentos y que aumenta junto al metraje, atrapándonos en el suspenso de esta relación entre vecinos de siniestras dimensiones.

Como espectadores, somos víctimas del juego planteado por el director, al situarnos ante la vulnerabilidad de una pareja castigada por el destino y otra completamente resuelta, e invitándonos a tomar parte en la búsqueda de la verdadera identidad de cada uno de los personajes.

4tkobjp

Otro punto fuerte es el trabajo de los cuatro actores principales, quienes le dan cuerpo y vida al miedo, la intriga, la locura, la violencia y al deterioro, que evolucionan junto a ellos, dirigidos desde la psicología de sus personajes y ejecutados, entre luces y sombras mentales, con notable precisión y química por Clémence Poésy (‘Harry Potter and the Deathly Hallows’), Stephen Campbell Moore (‘The Lady in the Van’), la finlandesa Laura Birn (‘A Walk Among the Tombstones’) y David Morrisey, conocido por su rol de El Gobernador en ‘The Walking Dead’.

Si bien la cinta no profundiza en patologías, sí desarrolla un interesante análisis de la psiquis y la inherente autorealización de una mujer durante el embarazo, con todo lo que ello implica, principalmente las dudas sobre su capacidad para llevar a cabo la tarea de ser madre, el temor al parto o la inseguridad de poder ser un buen referente maternal, en este caso, mediante la comparación e imitación de otra mujer, que se muestra lo suficientemente segura. La relación matrimonial también es foco de la trama, al plantearnos historias pasadas que afectan directamente en la relación, la concepción y el proceso mental natural durante el embarazo, todo envuelto en una espesa bruma de mentiras y hostilidades.

Para quienes siguen de cerca los thrillers psicológicos, la premisa de ‘The Ones Below’ no resultará novedosa, incluso puede hacerse previsible y poco arriesgada, pero la sencillez de su forma, las inmejorables actuaciones y el clímax final conseguido con el manejo propio de un guionista que sabe de líneas y estructuras narrativas en apenas 86 minutos de película, la convierten en un acierto y un aire de entretenido misterio que angustia y que tanto se extraña entre malos inventos con el que nos bombardean últimamente.

——————————————————————————————————————————————————–
7-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
Reino Unido, 2015, 86 min.
Título Original: “The Ones Below”.
Director: David Farr.
Guion: David Farr.
Reparto: Clémence Poésy, Stephen Campbell Moore, Laura Birn, David Morrissey, Deborah Findlay, Natasha Alderslade, Laila Alj, Franc Ashman, Alex Avery, Grace Calder.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *