CRÍTICA: «Hail, Caesar!» (2016) de Ethan y Joel Coen, la época no tan dorada del cine

hailcaesarposter

Años 50. La época dorada de la Meca del cine. Eddie Mannix es un «mediador» que trabaja para Capital Pictures, uno de los grandes estudios de Hollywood. Su tarea consiste en proteger la vida y la intimidad de las estrellas de cine de todo tipo de problemas y rumores que puedan dañar su reputación, manteniendo los escándalos de los actores fuera del conocimiento de la prensa. El estudio está llevando a cabo la gran super-producción de una nueva película de romanos llamada ‘Hail Caesar!’, protagonizada por el famosísimo actor Baird Whitlock. En torno al film que se está rodando, encontramos a todo tipo de personajes que rodean el mundo cinematográfico: actores, directores, una columnista del espectáculo, un cineasta europeo, varios guionistas comunistas, legionarios y centuriones romanos, además de esclavos, muchos extras, también camareras chinas e incluso una actriz que se queda embarazada repentinamente cuando su película está a punto de empezar la fase de producción. Pero de repente Whitlock, la gran estrella del estudio, desaparece durante la filmación. Parece ser que el actor ha sido secuestrado, y Mannix será el encargado de averiguar dónde se encuentra y rescatarlo, teniendo que hacer frente a todo tipo de imprevistos, más allá de reunir los 100 mil dólares para el rescate.

No creo que exista algo más difícil que hacer cine sobre “hacer cine”. Nadie se toma estas películas en serio porque en realidad no es lo que queremos ver. Queremos ver un producto final y no cómo se llega a eso. ‘Hail, Caesar!’ es la última producción de los hermanos Coen, que juega a mostrarnos qué es lo que ocurre detrás de las luces y las cámaras. Con un sentido absurdo, la comedia ‘Hail, Caesar!’ es un expreso y superficial encuentro con la industria del cine de los 50, una época en la que no todo fue tan dorado como lo perfila la historia.

maxresdefault

‘Hail, Caesar!’ cuenta la historia de un ejecutivo poderoso de Hollywood que, mientras pasa por una crisis personal, debe lidiar con la desaparición de su estrella más preciada: un actor que ha sido secuestrado por intelectuales. Entre los escándalos típicos de la época, el comunismo amenazante, y el riesgoso fracaso de las producciones masivas, el productor debe encontrar la manera de no perder la cordura ante el inevitable desastre.

El problema principal que hay con el guión de los Coen es su inminente arrogancia y la necesidad de extenderse en detalles que no aportan demasiado a la historia, que siendo poco seria, es también interesante. Por medio de la inclusión de sub historias (y por consiguiente demasiados personajes), la película pierde la perspectiva rápidamente y deja muchos cabos sueltos. Sí, entiendo que el propósito es lo absurdo, pero esto no quiere decir que el guión definitivo tenga que sufrir tanto para llegar a un punto final que no termina resolviendo nada. ‘Hail, Caesar!’ es una historia personal sobre un ejecutivo, pero en ocasiones se perfila como obvia en su interés burlesco de la industria.

hail1

Disfruté ‘Hail, Caesar!’ pero sólo en algunas escenas. Es una película que funciona en un contexto poco integral y solamente se encarga de reflejar los detalles realistas de algunas de las historias más absurdas de Hollywood. Todo es ficción, pero es interesante que mucho de lo que ocurre no se aleja mucho de la realidad. Es en esto en lo que la película tiene virtuosismo, en ese perfecto balance entre la sátira y la verdadera historia a contar. Nuestro personaje principal es una simple esponja ante lo extremadamente “sucio” de la industria de la época. Muchos catalogan a ‘Hail, Caesar!’ como una película sobre “cómo se hacía cine en los años 50”. En mi opinión, es un vistazo a lo oscuro de la industria, a lo que ocurría detrás de cámaras mientras se creaba el perfecto mundo de las películas.

Los Coen siguen siendo los Coen. Su material está filtrado por la misma capa con la que han hecho sus últimas películas. El humor negro y la sátira en un escenario colmado de grandes estrellas haciendo papeles que nos hacen preguntarnos qué demonios hacen ahí. Tanto que critico a Wes Anderson por su atención desmedida a la imagen y acá tenemos una película con una escena de baile que no tiene mucho que ver con la película y simplemente es bonita. Comparen esta escena con la escena de los sacerdotes y se darán cuenta dónde funciona ‘Hail, Caesar!’ y donde falla.

——————————————————————————————————————————————————–
5-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2016, 106 min.
Título Original: “Hail, Caesar!».
Director: Ethan Coen y Joel Coen.
Guion: Ethan Coen y Joel Coen.
Reparto: Josh Brolin, George Clooney, Alden Ehrenreich, Tilda Swinton, Scarlett Johansson, Channing Tatum, Ralph Fiennes, Max Baker, Veronica Osorio, Heather Goldenhersh, Frances McDormand, Jonah Hill, Clancy Brown.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *