CRÍTICA: «The Wolfpack» (2015) de Crystal Moselle, del cine a la locura

the-wolfpack-poster

Apartados y lejos de la sociedad en un apartamento en el Lower East Side de Manhattan, los hermanos Angulo aprenden sobre el mundo exterior a través de las películas que miran. Apodados «The Wolfpack», los hermanos pasan su infancia recreando sus películas favoritas con elaborados accesorios caseros y vestuarios. Su mundo se sacude cuando uno de los hermanos se escapa y todo cambia.

Creo que el cine como arte audiovisual es una forma de escapar. Creo que la visualización de mundos posibles e imposibles permite crear cápsulas de viaje y así cada uno explora sus propios mundos. También pienso que es una forma indirecta de liberar la tensión si tan solo nos metemos en la historia. Ahora imaginen una situación: nunca han salido de sus casas y el único contacto que tienen con el mundo exterior está representado por las películas. ¿Puede ser el cine el método de escape perfecto? ¿Puede ser la llave para el candado que nos encierra? ¿Puede el cine representar la “realidad” que tanto necesitamos en nuestras vidas?

150611_2020_wolfpack_trailer_16x9_992

‘The Wolfpack’ resume la respuesta de este dilema por medio del vistazo íntimo al cautiverio en forma de cultura. Este documento esperanzador es impactante en naturaleza, pero crudo en exposición. Es la historia única sobre cómo el cine puede ser el escape de alguien que necesita arrancar de la cúpula en la que fue criado y modelado.

‘The Wolfpack’ cuenta la historia de la familia Angulo. Ellos, por un motivo inicialmente religioso, han vivido en un ambiente parecido al cautiverio. Luego de que empezara a crecer la familia, se limitaron a crecer encerrados en casa, incitados por el padre de la familia. Siete jóvenes que han crecido encerrados. Seis de ellos varones. Todos fanáticos del cine. Este es el documental que cuenta su historia.

Cualquier persona podría empezar a ver ‘The Wolfpack’ y cuestionar la falta de justicia que se refleja en la película. Es una realidad que la cinta muestra como tema principal una situación legalmente cuestionable. Pero lo extraño es que la película se asegura de nunca irse por esta terrible tangente y se aleja de ser una crónica sobre una cuestión criminal. Por el contrario, ‘The Wolfpack’ se resume en una historia íntima contada dentro del núcleo de la familia, siempre en la casa donde crecieron. Esta no es una historia sobre cómo los chicos se han liberado del yugo de su padre; esta es la historia de cómo su contacto con el cine les llevó a madurar y pensar en el por qué no podían tener algo mejor.

1035x578-4

Pero la película nunca es adornada para considerar a esta cultura como justificada. La cineasta es imparcial a la hora de retratar a los villanos de esta historia realista. No hace falta la manipulación mediática para poder entender el sometimiento de los chicos cuando conocemos a quien debemos culpar de semejante “crimen”. Su padre, quien aparece pocos minutos y realmente son suficientes, explica el por qué y se esconde con cobardía detrás de las pareces de su propio mundo. Uno no puede hacer otra cosa que vitorear cuando uno de ellos decide salir de la jaula y ver la verdad con sus propios ojos. El descubrimiento de ese mundo real, que tanta diferencia tiene con el mundo del cine al que siempre han estado expuestos, es un momento muy duro en la película.

Es imposible dejar de identificarse con los jóvenes de la familia Angulo. Acá tenemos a un grupo de chicos que descubren el mundo por primera vez y nos cuentan su historia. Donde ‘Room’ (2015) es una historia ficticia que no deja de ser impactante, ‘The Wolfpack’ es una ojeada real de la misma situación en otras circunstancias mucho más sensatas. Les aseguro que ambas películas tienen mucho más en común que lo que pueden ver en una primera instancia; sólo poder decir esto es algo conmovedor.

——————————————————————————————————————————————————–
9-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2015, 80 min.
Título Original: “The Wolfpack”.
Director: Crystal Moselle.
Música: Danny Bensi, Saunder Jurriaans, Aska Matsumiya.
Fotografía: Enat Sidi.


——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *