CRÍTICA: «Room» (2015) de Lenny Abrahamson, la experiencia más estremecedora del año

room-2015

Para Jack, un niño de cinco años, la habitación es el mundo entero, el lugar donde nació, donde come, juega y aprende con su madre. Por la noche, mamá lo pone a dormir en el armario, por si viene el viejo Nick. La habitación es el hogar de Jack, mientras que para su madre es el cubículo donde lleva siete años encerrada, secuestrada desde los diecinueve años. Con gran tesón e ingenio, la joven ha creado en ese reducido espacio una vida para su hijo, y su amor por él es lo único que le permite soportar lo insoportable. Sin embargo, la curiosidad de Jack va en aumento, a la par que la desesperación de su madre, que sabe que la habitación no podrá contener ambas cosas por mucho más tiempo.

¿Qué pasaría si todo lo que sabes resulta no ser cierto y el mundo en el que vives se convierte, de un día para otro, en algo completamente desconocido?

El irlandés Lenny Abrahamson (‘Garage’, ‘Frank’) dirige su quinta película, ‘Room’, probablemente una de las más quitadas de bulla de todas las que conforman este grupo selecto de cintas destacadas en cuanto festival y premios se realizan a inicios de este año, incluyendo los Premios de la Academia, en la que también compite y por el cetro más importante: nada menos que el de Mejor Película del año.

Joy (Brie Larson) vive junto a su hijo Jack (Jacob Tremblay) de cinco años. Su casa es una habitación de la que no pueden salir, de no más de 20 metros cuadrados con un tragaluz en el techo que apunta hacia el cielo, la única conexión de ambos con el resto del mundo. La única distracción es un televisor en donde Jack crea su mundo inventando su propia realidad y sobreviven gracias a los alimentos que periódicamente les lleva el viejo Nick (Sean Bridgers). Jack y su madre llevan siete años en su interior.

room1

‘Room’, basada en la novela de Emma Donoghue (quien también se hizo cargo del guión), consigue lo que pocos filmes pueden jactarse de alcanzar: logra hacernos olvidar de cualquier apartado técnico, de cualquier recurso facilista que la película pudiese tener, de que quienes vemos son actores interpretando, de que detrás de cámaras hay un grupo de profesionales midiendo todo al más mínimo detalle; ‘Room’ tiene vida propia, su corazón es Jack y su cerebro es “mamá”. La primera mitad de la cinta es probablemente la mejor hora de cine que hayamos visto en mucho tiempo. Una madre intentando hacerle la vida más llevadera a su hijo cuya realidad se limita sólo a lo que habita junto a él entre estas cuatro paredes desde el día de su nacimiento. Probablemente Jack aún no sabe lo que es vivir, sus amigos son la silla, el clóset y el lavamanos; todo lo que ve en la televisión existe y su madre lo es todo para él. Jacob Tremblay (‘The Smurfs 2’), con tan sólo nueve años, nos regala una actuación impresionante, con una espontaneidad y naturalidad que se devora la pantalla, entre monólogos simples pero llenos de fantasía e inspiración.

Jack es alegre, valiente, saludable y enérgico, gracias a su madre. Es él quien la mantiene con vida y alimenta su esperanza, ella sumida en una lógica y creciente angustia, quien día a día, entre actividades rutinarias e historias fantásticas, intenta darle un soplo de alegría a la vida de Jack, el que, aunque desconoce las razones de su aislamiento, poco le importan porque también desconoce la vida real que hay al otro lado de la puerta. Joy aprendió a ser madre durante el encierro, por lo que tampoco entiende su rol desde la psicología, sí desde la pasión y la desesperación; esto la convierte en una madre imperfecta que también cae en desesperos y momentos de poca lucidez, lo que nos saca del confort como espectador, en una absoluta genialidad por parte de la actriz y el trabajado guión, que dibujan a una madre que vive en una dicotomía constante entre el control y la locura. La química entre ambos actores conmueve gracias a Jacob y al inconmensurable trabajo de Brie Larson (‘The Spectacular Now’, ‘Short Term 12’), con un personaje cargado de dolor pero contenido ante la inocencia de Jack. Una actuación desbordante que detona en la segunda mitad de la película, donde tenemos una nueva historia sobre adaptación, relaciones y redescubrimientos personales. (las que no analizaré en beneficio de los giros y sorpresas que ustedes deben vivir como espectador).

room-ROOM_DAY40-0056_rgb_2040.0

Lenny Abrahamson junto a Emma Donoghue construyen un film que no da respiro y nos mantiene en vilo de principio a fin. La opresión y el encierro de la primera parte de la película también lo constituye una cámara de primeros planos que sofocan, en movimiento e imágenes aleatorias que se confunden con la desorientación física que podemos llegar a sentir como espectadores en la piel de Joy al interior de la habitación.

‘Room’ no es sólo una muy buena película. Es una experiencia tan terrorífica como conmovedora, con actuaciones impresionantes, con un guión -si bien simple- muy bien estructurado, alejado de cualquier melodrama y que no apela ni a una tramposa edición ni al sobre uso de recursos técnicos que nos lleguen a poner los pelos de punta para convertirla en un film inolvidable. Tampoco abundan los diálogos filosóficos ni pretende alcanzar un mensaje existencialista, sí la naturalidad y espontaneidad de dos personas sometidas a una situación que ninguno aprendió a sobrellevar. La reflexión final sí es sincera sobre el amor, la sobrevivencia y la reconstrucción de una familia desde dos vidas fracturadas por el dolor.

Aunque se presume que la autora se basó en el caso real de Elizabeth Fritzl, que permaneció encerrada en un sótano en Austria por decisión de su padre durante 24 años, ‘Room’ rebosa originalidad y de un aire del que últimamente no respira el cine: ese aire que nos hace sentir vivos y parte de una historia que vivimos a través de los ojos de Joy y la magia de Jack, con los que queremos gritar al unísono, personajes que tras cada visionado, vuelven a nacer.

NOTA: Recomiendo, para quienes deseen disfrutar por completo la película, no ver el trailer.

——————————————————————————————————————————————————–
10-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
Irlanda, 2015, 118 min.
Título Original: “Room”.
Director: Lenny Abrahamson.
Guion: Emma Donoghue (Novela: Emma Donoghue).
Reparto: Brie Larson, Jacob Tremblay, Joan Allen, William H. Macy, Megan Park, Amanda Brugel, Sean Bridgers, Joe Pingue, Chantelle Chung, Randal Edwards, Jack Fulton, Kate Drummond.

——————————————————————————————————————————————————–





3 thoughts on “CRÍTICA: «Room» (2015) de Lenny Abrahamson, la experiencia más estremecedora del año

  1. Es recomendable no leer el tráiler ni leer ninguna critica previa!! jejej
    Me sucedió, la vi anoche sin tener ninguna referencia previa y me sorprendio desde el primer minuto al no comprender la situación inicial del niño y la madre… solo cuando apareció Nick comprendi y me cayo como un balde de agua lo que sucedia… de ahí en adelante todo fue espectacion hasta el final.
    Muy buena película.

  2. Coincido totalmente con Rick en su comentario.

    Quiero agregar unos puntos que no vi en otras criticas,o pueden que no la hayan agregado para no spoilear, o por que simplemente no lo percibieron.

    Pos pasada los primero 60 min se presenta unas situaciones no convencionales, mas particularmente con la familia de Brie Larson («ma»), hay una inclusión de los medios.
    En un hecho en concreto es la llegada de la familia «Newsome», y la masa periodística rodeando la casa, y el policía diciendo: «que no se preocupe, que ya pronto se aburrirán y olvidaran».
    Otro hecho que se puede agregar que vincula a los medios, es la entrevista que ceden los Newsome. Tras ser entrevistada (Joy) por la periodista en una «exclusiva», Joy se topa con una pregunta muy real. Esta pregunta cuestiona el rol de «madre» (vean la pelicula).

    Pelicula Canadiense-Irlandesa que no sabremos si quedara «olvidada», por culpa del desinterés del publico, o quedara ilustrada de la interpretación llana o profunda del publico

  3. Tal cual … la periodista juzga por qué no le dio El Niño al secuestrador para que lo lleve a otro lugar y le de una infancia » más normal»
    Ella es su madre y lo ama con todo su ser y no se lo va a entregar al viejo Nick que no lo ama y solo la tiene a ella como objeto, para Nick El Niño es como si no existiera …
    Yo tampoco se lo hubiera dado a un ser tan despreciable y abusivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *