A los 69 años fallece Alan Rickman, el profesor Severus Snape de «Harry Potter»

Alan-Rickman-alan-rickman-13116384-2560-1680

Hoy, cuando todo el mundo del cine concentraba sus miradas en la entrega de los nominados de los Premios Oscar, en Londres, Alan Rickman, uno de los actores británicos más prestigiosos de su generación, fallecía a los 69 años, víctima de un cáncer, según confirmó su familia. Sin duda, su personaje más recordado fue el del profesor Severus Snape en la saga de ‘Harry Potter’, donde pocas veces un intérprete famoso por encarnar a villanos en la gran pantalla se había vuelto tan querido por su público.

Rickman, poseedor de una larga carrera en las tablas y ante las cámaras, pasará a la historia por un trío de malos cinematográficos memorables. Primero fue Hans Grube, el enemigo de Bruce Willis en ‘Die Hard’ (1988), un papel que se le ofreció a los dos días de llegar a Holywood con 41 años. Después vino el profesor Snape de la exitosísima saga ‘Harry Potter’. Y por último, el sheriff de Nottingham que persigue a Kevin Costner en Robin Hood: Prince of Thieves’, papel que le valió un premio Bafta en 1991. A ese trío habría que añadir su más reciente papel de Rasputín en el telefilme de HBO de 1996, que le valió un Globo de Oro y un Emmy, y el también recordado juez Turpin de ‘Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street’ de Tim Burton en 2007.

El actor mostró desde siempre una enorme versatilidad que lo llevó a hacer trabajos tan diversos también como ‘Sense and Sensibility’ (1995), la sátira fantástica ‘Dogma’ (1999) junto a Ben Affleck y Matt Damon, y la comedia romántica «Love Actually» (2003).

Pero su talento se forjó en los escenarios de teatro, a los que regresó durante toda su carrera. Rickman, nacido el 21 de febrero de 1946 en el barrio londinense de Hammersmith, estudió en la prestigiosa Royal Academy of Dramatic Arts. Después se integró en la Royal Shakespeare Company. Su salto a la fama se produjo con la adaptación de Christopher Hampton de Las amistades peligrosas’ en 1986, papel que le proporcionó una nominación a los Tony. En aquel montaje compartió escenario con Lindsay Duncan, con quien volvería a coincidir en 2002 en Private lives’ de Noël Coward.

Actualmente, trabajaba en su último filme aún por estrenar, en donde le daba voz a la oruga Absolem en la secuela Alice Through the Looking Glass’, dirigida también por Tim Burton.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *