CRÍTICA: «The Walk» (2015) de Robert Zemeckis, un triunfo del entretenimiento

3AKWDXX

Durante la madrugada del 7 de agosto de 1974, el equilibrista y artista de la cuerda floja Philippe Petit (Joseph Gordon-Levitt) realizó la hazaña que se denominó como «el crimen artístico del siglo». Con la ayuda de un cercano grupo de amigos, pondría en práctica su sueño: recorrer el inmenso vacío entre las ahora extintas Torres Gemelas del World Trade Center.

Desde que el equilibrista y malabarista francés vio la foto de las entonces flamantes Torres Gemelas, se propuso cruzarlas por lo más alto, de una a la otra, caminando sobre un cable de acero. Guiado por su mentor en la vida real, Papa Rudy (Ben Kingsley), maestro y gran equilibrista de un circo, y con la ayuda de su círculo de confianza, integrado principalmente por su pareja Annie (Charlotte Le Bon), un amigo fotógrafo y un matemático, Petit y su pandilla se propusieron superar todas las adversidades para ejecutar su loco plan.

Nunca he sido muy fan de Robert Zemeckis. Si bien es imposible no reconocer sus triunfos con ’Romancing the Stone’ (1984), la trilogía de ‘Back to the Future’, ‘Forrest Gump’ (1994) o ‘Contact’ (1997); su trabajo como productor lo ha obligado a dejar de lado una filmografía más constante como director, y su decisión de acercarse a la animación en la última década, han provocado que no siempre uno espere el éxito en su siguiente cinta. Por ello, quisiera detenerme en algo que, creo, más relevante, alcanzado con su última película: Así como Zemeckis fortaleció y le dio un nuevo puntapié a la animación digital en 1988 con ‘Who Framed Roger Rabbit’, hoy impone un nuevo precedente, esta vez en el uso del 3D, con ‘The Walk’.

The-Walk

Basada en la odisea imaginada y ejecutada por Philippe Petit en 1974, la cinta detalla cómo el famoso equilibrista francés producía y cumplía su máximo sueño: caminar sobre una cuerda de acero apoyada entre las torres sur y norte del World Trade Center, en New York. Zemeckis lleva a la ficción, casi en un riguroso homenaje, el documental ‘Man on Wire’ (2008) de James Marsh, Si bien este premiado trabajo se acercaba mucho más al aspecto humano de Petit y su equipo de trabajo durante la hazaña, ‘The Walk’ lo convierte en un imponente espectáculo narrativo y visual.

Contado por el propio Petit (Joseph Gordon-Levitt) en el presente, el film recurre a los adornos musicales y al humor para cargar de fantasía una historia que bien podría ser un sueño imposible de alcanzar. Este riesgo lo toma Zemeckis y, sin pender de la cuerda, saca adelante un triunfo del entretenimiento, liviano y muy fácil de digerir. Como en sus mejores años, saca el cuentacuentos que lleva dentro y le da forma a personajes sencillos con pequeñas historias que, hiladas, completan el camino de Petit, desde su formación como equilibrista hasta llevar a cabo su sueño.

Joseph Gordon-Levitt sorprende, no sólo por su acertado acento francés nativo hablando inglés, sino que reproduciendo (aunque exagerando) el temple y carácter de Petit, con su arrogancia, disciplina y grado de locura, indispensable para convencer a sus “cómplices” de apoyarlo hasta el final para así cumplir su meta. Otro acierto es que el reparto se aleje de caras conocidas, otorgando protagonismo absoluto a Levitt. Sin embargo, y quizás uno de los pocos reproches al film, es un desaprovechado Ben Kingsley -que interpreta a Papa Rudy, una suerte de mentor de Petit-, quien tenía material de sobra para cargar con un mayor grado de protagonismo.

la-et-turan-the-walk-20150930

Zemeckis demuestra conocer a la perfección el lenguaje que el espectador desea definir con la película y lo despliega en pantalla con un relato que crece y explota en su último tercio. Es acá donde la fotografía del experimentado Dariusz Wolski y el 3D se ponen a la disposición de la historia (y no al revés) y completan un final de una tensión dramática como pocas veces se han visto en los últimos años.

Sin ser perfecta, ‘The Walk’ deslumbra por lo mencionado. Además, nunca pretende hacer una apología sobre la convicción, los sueños inalcanzables o un mensaje trascendental sobre nuestros temores más allá de la esencia; simplemente relatar un hecho histórico, conocido como “el crimen artístico del siglo”. Aún más, es capaz de otorgarle a las extintas Torres Gemelas un valor y un reconocimiento sutil, con homenajes en entrelíneas y sin caer en absurdos nacionalismos. Uno de los films más entretenidos del año en Hollywood.

——————————————————————————————————————————————————–
7-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2015, 124 min.
Título Original: “The Walk».
Director: Robert Zemeckis.
Guion: Christopher Browne, Robert Zemeckis (Libro: Philippe Petit).
Reparto: Joseph Gordon-Levitt, Ben Kingsley, Charlotte Le Bon, James Badge Dale, Cesar Domboy, Clement Sibony, Benedict Samuel, Vittorio Rossi, Ben Schwartz, Steve Valentine, Mark Camacho.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *