CRÍTICA: «The Visit» (2015) de M. Night Shyamalan, con la firma de un experto del suspenso

visit_ver3_xlg

Una madre deja a sus dos hijos durante una semana en la remota granja de sus abuelos, en Pensilvania. Los niños descubrirán que la anciana pareja está implicada en algo profundamente inquietante. Película de M. Night Shyamalan (‘El sexto sentido’) realizada con muy bajo presupuesto.

Una importante deuda tenía M. Night Shyamalan con sus seguidores más fieles. Desde el estreno de “Lady In the Water” (2006), el director de “The Sixth Sense” (1999) venía de fracaso tras fracaso, tanto comercial como en malas ideas regularmente ejecutadas (“The Happening”, “The Last Airbender”, “After Earth”). Este año, el director indio regresa a sus orígenes, con un trabajo de bajo presupuesto, pocos actores y suspenso de alta calidad.

“The Visit” (Los Huéspedes) es la historia de Rebecca (Olivia DeJonge) y Tyler Jamison (Ed Oxenbould), dos hermanos que deben ir a pasar una semana junto a sus abuelos maternos, a los que no conocen, a la cabaña en donde viven en Pensilvania. Al pasar los días, ambos abuelos comienzan a comportarse de manera extraña, poniendo en peligro la vida de los dos pequeños, todo documentado por la cámara de Rebecca, una directora de cine en potencia.

the-visit-06

Camuflada, en parte, como un falso documental, “The Visit” recupera lo mejor de Shyamalan, con un film lleno de tensión sobre la base de un misterio que crece en la medida que avanza la cinta, grandes interpretaciones y un par de giros en el argumento que nos devuelve al director que todos siempre estuvimos esperando, repitiendo la fórmula empleada en “The Village” (2004), es decir, crear una atmósfera opresiva e inquietante sólo con elementos naturales, sin el uso de artilugios técnicos ni efectos; simplemente con una trama sencilla pero consistente, donde el espectador desconoce la verdad junto con los protagonistas, y las emociones y decisiones de los mismos son lo que finalmente nos atrapan y no nos sueltan hasta los créditos finales. Sin duda, la idea de que dos niños, en un ambiente de confianza y abrigo, vayan perdiendo esa seguridad sin explicación, resulta atractivo bajo cualquier punto de vista.

Nada sería posible además sin los intérpretes en pantalla. Y es que el director descubre en Olivia DeJonge y Ed Oxenbould a dos pequeños actorazos que se roban la pantalla, con una naturalidad y frescura pocas veces vista en actores de su edad, la primera como protagonista principal, y el segundo incorporando una dosis de humor en su justa medida, que no llega a entorpecer la historia. Por otra parte, Deanna Dunagan (“The Cherokee Word for Water”) y Peter McRobbie (“Bridge of Spies”) crean probablemente a la pareja de ancianos más aterradora que pueda existir: el terror de un comportamiento desequilibrado y fuera de cualquier lógica, que oscila entre la vulnerabilidad y el descontrol, es finalmente el elemento más impredecible de la película y lo que nos obliga a empatizar con argumentos con los dos pequeños.

8L60_TP1_00088RV2-2040.0.0

El empleo de la propia cámara de Rebecca como el ojo principal del espectador durante la mayoría de la cinta, si bien nos priva la posibilidad de tener esos planos y encuadres mágicos del lente de Shyamalan, esto no alcanza a ser lo suficientemente forzado como para llegar a molestar, ni lo más natural como para aplaudir la idea de pie, sin embargo, el logro es que el interés por el desarrollo y crecimiento de la historia prevalece, más allá del uso que el director pueda darle o no a la perspectiva de su cámara. Esta cámara en mano incrementa la dosis de tensión y nos engaña constantemente, jugando con el espectador, haciéndonos creer que nos sorprenderá gratuitamente para luego no hacerlo, y así convencernos de que no estamos frente a una nueva (y a estas alturas muy frecuente) y agotada horror movie, sino a una cinta filmada con inteligencia y escrita con la pluma de un experto en suspense, pensada para ahogar y someternos hasta el final y no antes.

“The Visit” es un ejercicio moderno de cómo hacer un buen thriller psicológico con lo justo. Pareciera ser una prueba a la que el propio Shyamalan decidió someterse para ver si aún estaba esa llama encendida que dejó a un planeta entero desencajado tras el final de “The Sixth Sense” y espera que le pongamos la nota para retomar el camino del que se desvió violentamente. Al menos en este espacio, el examen está más que superado.

——————————————————————————————————————————————————–
8-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2015, 94 min.
Título Original: “The Visit”.
Director: M. Night Shyamalan.
Guion: M. Night Shyamalan.
Reparto: Olivia DeJonge, Ed Oxenbould, Deanna Dunagan, Peter McRobbie, Kathryn Hahn, Celia Keenan-Bolger, Samuel Stricklen, Patch Darragh.

——————————————————————————————————————————————————–





CRÍTICA: «The Visit» (2015) de M. Night Shyamalan, con la firma de un experto del suspenso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *