CRÍTICA: “The Green Inferno” (2013) de Eli Roth, activismo ambiental en el rojo Amazonas

15

Justine y sus idealistas compañeros activistas de Nueva York viajan a la selva en Perú para impedir la destrucción de una parte de la jungla por la tala de árboles que perturbe la vida de una tribu indígena local. Hasta aquí todo son buenas intenciones, que se torcerán cuando descubran que la tribu en cuestión es caníbal.

Por razones que se desconocen, la cinta tuvo que retrasar su estreno en los cines por casi dos años, sin embargo, tras su arribo a la cartelera, su éxito fue arrollador y hoy se mantiene en los primeros lugares de la taquilla de los EEUU. Hablo de “The Green Inferno”, el penúltimo trabajo de Eli Roth previo a “Knock Knock” (2015) y su primera película como director trabajando junto a Sobras Films y a los productores Nicolás López y Miguel Asensio, cuyo título es una clara referencia a “Cannibal Holocaust” (1980), reconocido por el propio Roth como su principal influencia.

green-inferno-1

“The Green Inferno” es la historia de Justine (Lorenza Izzo), una universitaria que se suma a un grupo de estudiantes unidos por una campaña medioambiental, quienes planean un viaje a la selva peruana para evitar la invasión de una empresa constructora que impedirá inminentemente la normal vida de las tribus nativas. Sabiendo el riesgo de esto, una vez allá se terminan enfrentando a una comunidad de caníbales de extraños rituales.

Roth regresa al terror desde “Hostel 2” (2007), esta vez con un film gore que se intenta detener en un trasfondo argumental: la defensa de los espacios naturales y las culturas nativas. Y aunque finalmente esto resulta ridículamente forzado y poco interesa si el bien triunfa sobre el mal o viceversa, las escenas de tortura, sangre y violencia gráfica están muy bien logradas, que es lo que queremos de Eli Roth. El director no abusa de los malos gags ni las típicas exageraciones del género, ni tampoco ridiculiza a sus personajes en exceso: Intenta tomarse en serio una aventura sangrienta en el Amazonas. Como era de esperar, la cinta no pierde tiempo en escenas prescindibles y la linealidad del guion contribuyen a seguir de cerca la historia y con mucha facilidad.

the_green_inferno

Esto también lo logra gracias a sus personajes, definidos con claridad y que cumplen, tarea no menor en un género tan difícil de convencer. Tanto la chilena Lorenza Izzo (ahora actriz clave del director) que interpreta a Justine, como su contraparte, el también chileno Ariel Levy (Alejandro, el líder activista) resultan absolutamente creíbles, la primera como una inexperta y acomodada estudiante alejada de las reivindicaciones sociales, que en la segunda mitad de la película lleva el peso dramático; y el segundo como un tipo odiable de principio a fin. Mientras, todos los secundarios adornan de manera perfecta este accidentado destino sin retorno a la selva latinoamericana, sumado a un macizo elenco de extras indígenas que, sorprendentemente y sin haber visto jamás una película en su vida, se roban la misma.

Probablemente si vas en busca de una película redonda, con un montaje y una historia deslumbrante y compleja, terminarás con un sabor amargo en la boca. La cinta además termina por perder su rumbo cuando intenta dejarnos un mensaje y alejarse de la simple entretención. Sin embargo, si conoces a Eli Roth y disfrutas del buen gore, “The Green Inferno” la disfrutarás de principio a fin, gracias a sus acabados efectos especiales, una gran banda sonora a cargo del español Manuel Riveiro, correctas interpretaciones, un relato sin descanso, y lo más importante: ninguna muerte te dejará indiferente.

——————————————————————————————————————————————————–
7-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2013, 103 min.
Título Original: “The Green Inferno”.
Director: Eli Roth.
Guion: Guillermo Amoedo y Eli Roth.
Reparto: Lorenza Izzo, Ariel Levy, Sky Ferreira, Nicolás Martínez, Kirby Bliss Blanton, Aaron Burns, Ignacia Allamand, Magda Apanowicz, Matías López, Daryl Sabara, Adam Leong, Mary Dunworth, Cody Pittman.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *