CRÍTICA: «Winter Sleep» (2014) de Nuri Bilge Ceylan, recompensando la paciencia

Winter Sleep, poster

Aydin, un actor jubilado, dirige un hotelito en Anatolia central con la ayuda de su joven esposa, de la que está muy distanciado, y de su hermana, una mujer triste porque se acaba de divorciar. En invierno, a medida que la nieve va cubriendo la estepa, el hotel se convierte en su refugio y en el escenario de su aflicción.

En el áspero y desolado páramo de la región de Anatolia en Turquía, el frío invierno se hace sentir, y el acogedor hotel de Aydin (Haluk Bilginer) se vuelve refugio pero a la vez prisión, a medida que la tensión y el rencor entre Aydin, su hermana Necla (Demet Akbag) y su esposa Nihal (Melisa Sözen), escalan lentamente. El confinamiento exacerba sus encuentros, provocando que cada confrontación, más que ser un elocuente intercambio de palabras duras –y hasta crueles-, develen el carácter, los defectos y la miseria que cada uno lleva consigo.

winter-sleep

El film dirigido por Nuri Bilge Ceylan parte de una idea interesante: la revelación de personajes a través de sus relaciones interpersonales, la cual puede recompensar al espectador paciente y atento a los pequeños detalles con la aparente transformación de sus protagonistas, quienes dejan entrever, con cada altercado familiar, quienes son realmente, y no lo que ellos parecieran ser -ni creen ser- al comienzo de la cinta. De esta manera, se da a conocer a Aydin como un hombre preparado, estudioso, intelectual  y adinerado, cuya situación económica y social contrasta con la del resto de los habitantes de la región. Orgulloso de haber sido actor por 25 años, ahora dirige el hotel familiar, es dueño de numerosas propiedades del pueblo y escribe columnas para un diario local, considerándose digno de ejercer como autoridad moral y señor magnánimo del valle, una labor que su esposa y hermana cuestionarán hasta el punto de exponerlo como alguien radicalmente distinto y bastante más alejado de la idealidad.

El grueso que compone la acción dramática de «Winter Sleep» es la plática entre Aydin y todos los que lo rodean, ya sean familiares, amigos, desconocidos o arrendatarios, quienes componen para el espectador una especie de “retrato hablado”, develando la verdadera naturaleza y carácter de Aydin. No sorprende entonces que el diálogo en la cinta sea sumamente real y auténtico, que traiga a la memoria esas conversaciones absurdas que se tienen con amigos y familiares, llenas de historias y anécdotas que abarcan toda una vida, pero que también ocupe el 80% de lo que se ve en pantalla. Lamentablemente, esto termina por hacer frustrante el disfrute de la película, porque son conversaciones que interesan oír, analizar e internalizar, pero cuyo excesivo uso por Nuri Bilge Ceylan hacen que la rara fascinación por un diálogo abundante en veracidad flaquee ante el tedio de escenas y discusiones interminables.

wintersleep

El problema del diálogo queda realzado por la duración de la película (aproximadamente tres horas), que es, tal y como se podría pensar a primera vista, excesivo. Escenas que duran alrededor de veinte minutos, empiezan y terminan lo más alejado posible de su clímax dramático, grabadas y montadas de una forma poco imaginativa que recuerdan a una obra de teatro con un único plano; lo que sin duda perjudica a que la película esté compuesta principalmente de conversaciones.

De todas maneras, «Winter Sleep» no sólo fue aclamada por la crítica, sino también galardonada con la Palme d’Or y el premio FIPRESCI en el Festival de Cannes 2014, demostrando que tiene muchas cosas que ofrecer al público, como fascinantes tomas de exteriores que retratan el contraste entre la pobreza y la riqueza de una Turquía arremetida por un crudo invierno, actuaciones excelentes y realistas que hacen auténtica cada conversación o una sutil pero constante externalización del mundo interno de los personajes, representada en paisajes de encanto y misterio. A pesar de todo esto, es importante que el espectador sepa a qué se enfrenta, y que se prepare, más que para ver una película, para escuchar pasivamente una larga, lenta, compleja e interminable discusión.

——————————————————————————————————————————————————–
5-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
Turquía, 2014, 195 min.
Título Original: “Kis uykusu» (Sommeil d’hiver).
Director: Nuri Bilge Ceylan.
Guion: Ebru Ceylan y Nuri Bilge Ceylan.
Reparto: Haluk Bilginer, Melisa Sözen, Demet Akbag, Nadir Saribacak, Ayberk Pekcan, Nejat Isler, Tamer Levent.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *