CRÍTICA: “La Memoria del Agua” (2015) de Matías Bize, cuando el amor no es suficiente

afiche-oficial-de-la-memoria-del-agua

Amanda (Elena Anaya) y Javier (Benjamín Vicuña) se separan tras la muerte de su hijo. Cada uno a su modo tratará de reconstruir su vida, una desde el dolor, el otro desde la evasión. Juntos emprenderán un viaje que podría volver a reunirlos como pareja, pero que también les hará comprender que el amor no basta para sobreponerse a la tragedia que les ha tocado vivir.

“La Memoria del Agua”, dirigida por Matías Bize, narra cómo una pareja busca vivir el día a día luego del quiebre de una relación. Amanda destapa la piscina mientras Javier intenta contenerla. Con el rostro desfigurado y la mirada absorta, reconoce que no puede seguir viviendo allí. Él acepta su decisión y, con una mezcla de abulia y comprensión, la deja ir.

LMDA-Com-002-600x350

Desde un comienzo el largometraje se deja ver como un drama, poseedor de una fuerte carga emotiva, desgarradora a ratos, esperanzadora en otros. Pero no se trata de una melosidad gratuita, sino más bien de un mecanismo para lograr cierta cercanía con el espectador, para que este sienta, o al menos se haga una impresión de lo que significa ponerse en el lugar del otro y sentir su dolor.

En ese sentido, “La Memoria del Agua” lo consigue con creces, gracias a la intimidad con que presenta a los personajes y a la cotidianidad con que muestra sus actividades diarias, así como sus soledades y silencios. De esta forma, la perspectiva de la cámara no hace sino colaborar a que se produzca esta cercanía con el espectador, a través de la utilización de primeros planos con poca profundidad de campo, dejando fuera de foco el entorno que rodea la acción y silenciando, de alguna forma, lo que sucede alrededor.

maxresdefault

Otro elemento interesante es el tiempo cinematográfico que utiliza Bize, permitiendo que el espectador se conmueva con el personaje, dando espacio a la reflexión y a que se produzca una real conexión con lo que se está narrando en la pantalla. A su vez, este territorio íntimo se ve interrumpido con pequeñas secuencias musicalizadas, pausas necesarias que permiten que la narración avance.

Sin lugar a dudas, lo más sobresaliente del largometraje es el guión, escrito por Bize y Julio Rojas, que se encarga de entregar poco a poco la información. Tanto el espectador como el personaje manejan el mismo nivel de información, lo que permite que se sorprendan juntos del devenir del relato. De esta forma, el espectador va atando cabos a medida que los personajes van cerrando sus etapas.

maxresdefault (1)

Sobrevivir a lo que podría haber sido sólo la anécdota de la muerte de un hijo y sus consecuencias, es lo que hace a “La Memoria del Agua” una película que logra trascender la pantalla; porque finalmente el relato no se trata de eso, sino de la puesta en escena de dos puntos de vista en tensión sobre un hecho dramático. Ella lo llora con mucho dolor, él hasta el momento no puede llorar. Mientras ella lucha por vivir su agonía reconociendo que su hijo ha muerto, él evade sus emociones y recuerdos, poniendo en evidencia que tal vez el amor no será suficiente para juntar dos visiones tan opuestas.

——————————————————————————————————————————————————–
8-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
Chile, 2015, 88 min.
Título Original: “La Memoria del Agua”.
Director: Matías Bize.
Guion: Julio Rojas, Matías Bize.
Reparto: Elena Anaya, Benjamín Vicuña, Néstor Cantillana, Sergio Hernández, Antonia Zegers, Pablo Cerda, Silvia Marty.

——————————————————————————————————————————————————–





3 thoughts on “CRÍTICA: “La Memoria del Agua” (2015) de Matías Bize, cuando el amor no es suficiente

  1. Yo perdí un hijo y me gustaría tener la pelicula “la memoria del agua”. Para mi es una herida que nunca sana , se sufre mucho con lo que nos ha tocado vivir. Fue mi único hijo varón y el mayor. Era muy especial mi niño. Me encantaría tener esa película.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *