CRÍTICA: «Dragon Ball Z: La Resurrección de Freezer» (2015) de Tadayoshi Yamamuro, el poder nunca es definitivo

Dragon_Ball_Z_La_Resurrección_De_Freezer_Poster_Oficial_Latino_JPosters

Después de que Bills, el Dios de la destrucción, decidiera no destruir la Tierra, se vive una gran época de paz. Hasta que Sorbet y Tagoma, antiguos miembros élite de la armada de Freezer, llegan a la Tierra con el objetivo de revivir a su líder por medio de las Bolas de Dragón. Su deseo es concedido y ahora Freezer planea su venganza en contra de los Saiyajin. La historia hace que una gran oleada de hombres bajo el mando de Freezer lo acompañe.

La historia del manga creado por Akira Toriyama trasciende fronteras. Si se habla de la saga Dragon Ball, se hace referencia a la infancia de muchos, quienes llegaban a sintonizar las peleas de Goku luego del colegio. Y aún hoy en día logra conquistar al nuevo (y un poco extraño) público infantil. Toriyama conoce la fórmula de memoria, pues es un autor que sabe lo que el espectador busca, algo que se nota en la nueva película de la franquicia.

Un día tranquilo en la Tierra, dos soldados de lo que queda del ejército de Freezer llegan para buscar las Esferas del Dragón con el fin de revivir a su antiguo señor. De esta forma, Freezer logra resucitar con el único fin de vengarse de los guerreros que lo derrotaron en el pasado.

1280x720-0oS

Lo que hace «Dragon Ball Z: La Resurrección de Freezer» es jugar perfectamente con la nostalgia de personajes inolvidables, con una historia siempre muy bien balanceada entre las artes marciales y el humor. En lo que falla estrepitosamente «Los Caballeros del Zodíaco» o «Naruto» (dos animé que también llegaron a la pantalla grande en Chile), «DBZ: La Resurección de Freezer» demuestra que el universo de Goku y sus amigos es de infinita explotación, aún cuando este nuevo largometraje tenga más tropiezos que el anterior.

En esta nueva historia nada importa demasiado y, al más fan de la serie, tampoco le afectará demasiado. La película parece hecha para dar mayor expectación a la nueva serie de animé, la cual está pronta a estrenarse. Eso se logra con creces. pues la nueva batalla de Goku y Vegeta es entretenida, muy amena, como un capítulo extendido de la serie que termina demasiado luego y deja con sabor a poco. Freezer es un villano inferior (en cuanto a poder) a lo que se viera en La batalla de los Dioses, pero cumple bien su misión: refrescar la memoria del espectador en cuanto a los sucesos de toda la saga, logrando volver a conectar personajes y sus habilidades más clásicas.

34

Este es cine de disfrute puro, hecho para seguir el coqueteo con los seguidores más fieles. Aunque le falte ambición y épica, «DBZ: La Resurrección de Freezer» no defrauda en el material más básico. Sin embargo, peca a veces de ingenua, sobre todo si se toma en cuenta que su público objetivo ya no es tan niño como antes.

Freezer remueve cimientos en una serie donde uno ya se pregunta cuán fuerte puede volverse el protagonista. Sin embargo, Toriyama nos deja en claro que el poder nunca es definitivo, ni menos la vida o la muerte. La saga Dragon Ball parece ser eterna, con material para seguir sobreviviendo por años. Eso sí, su calidad no decae. Y eso es, lo que finalmente, se agradece.

——————————————————————————————————————————————————–
8-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
Japón, 2015, 93 min.
Título Original: “Dragon Ball Z: Fukkatsu no F”.
Director: Tadayoshi Yamamuro.
Guion: Akira Toriyama.
Voces: Masako Nozawa, Ryō Horikawa, Ryūsei Nakao, Mayumi Tanaka, Hikaru Midorikawa, Takeshi Kusao, Masaharu Satō, Hiromi Tsuru, Yūko Minaguchi, Shigeru Chiba, Eiko Hisamura, Tesshō Genda.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *