ZOOM IN: Sarah Polley en degradé

sarah-polley1

Sarah Polley, como directora y guionista de cine canadiense, tiene a su haber tres películas protagonizadas por complejos personajes femeninos. La primera, «Away From Her» (Lejos de Ella, 2006) -una adaptación del cuento “The Bear Came Over the Mountain” de Alice Munro– narra la intromisión del Alzheimer en la dinámica matrimonial de una pareja jubilada que vive en un condado rural de Ontario. Le sigue «Take This Waltz» (2011) -guion de su autoría que toma deliberadamente su título de la canción homónima de Leonard Cohen– donde se dedica a seguir los vaivenes existenciales/amorosos de una impecable Michelle Williams por las calles del, no menos resplandeciente, «Little Portugal» de Toronto. Finaliza con «Stories We Tell» (2012), esa cinta corajuda que protagoniza sin ponerse en la piel de nadie más que sí misma, pues articula en tono documental un viaje a su propia historia familiar.

Sarah Polley, la directora y guionista de cine, no es feminista. Su cámara bucea hasta al fondo y en el camino puede encontrar traición, amor y dolor de diferentes texturas y tonalidades; su tinta fluye mucho más preocupada de retratar mundos internos con palabras que de acertar definiciones o enarbolar banderas de lucha. Su mundo está pintado en degradé ya que el gran tema de la trilogía es el deterioro y su principal elemento corrosivo, el tiempo.

"Away From Her" (2007)

«Away From Her» (2006)

«Away From Her» muestra en qué medida la memoria arma y desarma la identidad de un individuo, mientras que la entrañable “Stories We Tell” cuestiona la materia prima de los recuerdos y se pregunta si es la historia de una persona la que define quién es o en realidad el pasado es sólo un constructor amoldado según las características de cada cual, un montaje de verdades indecibles, que sólo el registro de una cámara puede intentar capturar. ¿Sómos aquello que hacemos? ¿Sómos fruto de lo que vivimos? ¿Sómos lo que recordamos ser? ¿Fuimos lo que nos dicen que éramos?

Entremedio de estos dos puntales sobre la identidad, se ubica «Take This Waltz», película en la que nadie canta ni baila, pero es un perfecto cuento visual muy al estilo Wong Kar-Wai. Una cuidadísima dirección de arte y fotografía, escenas coreografiadas por colores- música-silencios- risas, y actores formados en la comedia que no parecen estar siguiendo un guión, dan vida a esta cinta acerca del amor/desamor, asi juntos como los lees, como causa y consecuencia, porque uno no existe sin el otro.

"Take This Waltz" (2011)

«Take This Waltz» (2011)

Porque en la incipiente filmografía de Sarah Polley no hay amor sin desamor, recuerdo sin olvido, narración sin silencio, compromiso sin traición. No existe nada que el paso del tiempo no vaya a desgastar… hasta desaparecer.

——————————————————————————————————————————————————–

Trailer – «Away From Her (2006)

Trailer – «Take This Waltz» (2011)

Trailer – «Stories We Tell» (2012)

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *