Trilogías: Entre la carretera y el desierto siempre estará Mad Max

tumblr_no7dgur4021qmemvwo1_1280

El mundo del cine de ciencia ficción le debe mucho a Mad Max. Y eso es algo que no todos tienen muy presente o, al menos, muchos han subvalorado a una de las franquicias más influyentes dentro del género.

Con el reciente estreno del reboot/secuela de la primera/cuarta parte de la saga iniciada por George Miller en 1979, la ocasión ameritaba darle una segunda revisión a la trilogía protagonizada por Mel Gibson en este mundo distópico y desértico en las carreteras de Australia.

El cine de ciencia ficción de la década de los 70 fue muy fructífera y nos dejó una serie de grandes títulos que, hasta el día de hoy, son considerados de culto y referentes dentro del género, la gran mayoría de ellos, a cargo de directores que desarrollarían una interesante carrera contando historias más allá de la realidad. Tarkovski exploraba el espacio con “Solaris” en (1972), David Cronenberg abordaba los parásitos y las infecciones con “Shivers” (1975), Michael Anderson adaptaba uno de los best sellers más exitosos de ficción con “Logan’s Run” (1976), George Lucas marcaba un antes y un después con el lanzamiento de “Star Wars” (1976), Spielberg y los extraterrestres llegaban con “Close Encounters of the Third Kind” (1977), y Richard Donner llevaba a la pantalla grande uno de los héroes de cómics más conocidos en “Superman” (1978). En este contexto, George Miller irrumpía en 1979 con su ópera prima: “Mad Max”.

"Mad Max" (1979)

«Mad Max» (1979)

Hablamos de una especie de western futurista, en una sociedad distópica donde reinaba el caos social y la escasez de combustible obligaba a la policía a verse enfrentados con pandilleros que se tomaban las carreteras, asaltando camiones y vehículos para robarse la gasolina, monopolizando este escaso recurso. El patrullero más osado y temerario era Max Rockatansky (Mel Gibson), al que no le temblaba nada cuando debía enfrentar al más peligroso de los criminales. Su vida da un giro cuando Toecutter (Hugh Keays-Byrne), un desquiciado líder de la banda, decide vengar la muerte de un caído en manos de Max, poniendo éste en riesgo la vida, incluso, de su propia familia.

La cinta que dio inicio a la franquicia, pierde tiempo y terreno en la acción al tener que presentar de buena manera a los personajes, sus motivaciones y perfiles psicológicos, y darle contexto a la historia, sin embargo, la dosis de adrenalina no está exenta. Además, el retrofuturismo de las vestimentas, las armas, los artefactos y las motocicletas, le otorgan el propósito a este cierto spaghetti western, en un panorama desolador en medio de un polvoriento desierto, donde estos peligrosos antisociales dan forma a una estructura jerárquica, en la que reina la anarquía tras un episodio nuclear. Si bien no existe un discurso político claro más que el de crear un fantástico escenario (o al menos no se lee dicha intención por parte del director), “Mad Max” resultó toda una inspiración para la época, lanzando al estrellato a un joven Mel Gibson, que hacía sus primeras armas como un héroe justiciero solitario, inteligente y capaz de cualquier cosa.

"Mad Max 2: The Road Warrior" (1981)

«Mad Max 2: The Road Warrior» (1981)

Dos años más tarde, en 1981, se estrenaba “Mad Max 2: The Road Warrior”, la que para muchos, supera a la primera en todos los aspectos. Ahora el caos alcanzó las esferas mundiales. La escasez de gasolina le entregó el mundo a los asesinos, ladrones y criminales. Los habitantes viven en la medida de lo posible, aislados, en constante defensa y protegiendo sus recursos. Max, escapando en plena carretera en su Pursuit Special negro modificado (vehículo icónico de la saga), termina escondiéndose  en un campamento que protege una refinería, resguardando el petróleo que producen. Max, sumándose a ellos, les hace frente a una tribu que controla el desierto y las carreteras, dando paso a escenas de persecución y acción trepidante, siendo el aspecto y estilo de los criminales y los vehículos empleados por estos, lo que termina siendo uno de los elementos más característicos de la película y toda la saga, que beben de un cierto steampunk precursor dentro del cine comercial para la época. Una tribu de punkys enmascarados, de vestimentas oscuras, en máquinas motorizadas forjadas en fierros, metales y desechos; batallas campales bajo un sol impetuoso y mucha adrenalina, se suman a un trabajo de montaje y diseño artístico y narrativo inmejorable. Es tal la cantidad de escenas de acción, que el libreto de Mel Gibson en toda la película sólo contiene el impactante número de, tan sólo, 16 líneas.

"Mad Max 3: Beyond Thunderdome" (1985)

«Mad Max 3: Beyond Thunderdome» (1985)

En 1985 llegaba la tercera parte y final de la saga: “Mad Max 3: Beyond Thunderdome”. Esta vez, Miller codirigía junto a George Ogilvie, y nos sacaba por un momento del imponente desierto para contarnos sobre un aún sobreviviente Max que llega a Bartertown, una mini ciudad comercial de intercambio de bienes que vive de la producción de metano, que es celosamente encabezada por Aunty Entity (Tina Turner), conocida como “la Tía”, y bajo el control de Master-Blaster, un enano (Master) que vive en los brazos de Blaster, su guardaespaldas personal y máquina de matar enmascarado. Tras el obligado enfrentamiento entre Max y Master-Blaster para recuperar su libertad, Max es desterrado, cayendo en manos de un grupo de niños esperanzados que viven lejos de la “civilización”, aunando fuerzas con ellos para regresar a Bartertown, rescatar a Master y esperar alcanzar de una vez por todas, la ansiada libertad. Un cierre de la trilogía rechazado por muchos por perder el espíritu de las otras, pero necesaria quizás para darle un sentido al desarrollo histórico de la franquicia y una conclusión esperanzadora, que fue siempre lo que movió a Max y a cada uno de los personajes.

Treinta años después, el propio George Miller dirige “Mad Max: Fury Road” (2015), una suerte de nueva secuela que, a una semana de su estreno, se robó el corazón de fans y no fans de la saga, posicionándola como una de las películas del año. (El análisis de esta nueva película ya la tendremos en extenso en nuestra página). No era difícil de esperar tras una trilogía que envejece con dignidad y que hoy Miller le devuelve su sitial.

——————————————————————————————————————————————————–

Mad_Max_1979MAD MAX (1979)
Título Español: “Mad Max”.
Director: George Miller.
Elenco: Mel Gibson, Joanne Samuel, Steve Bisley, Hugh Keays-Byrne, Roger Ward, Tim Burns, Geoff Parry, Sheila Florence.

En un futuro posnuclear, Max Rockatansky, un policía encargado de la vigilancia de una autopista, tendrá que vérselas con unos criminales que actúan como vándalos, sembrando el pánico por las carreteras. Cuando, durante una persecución, Max acaba con Nightrider, el líder del violento grupo, el resto de la banda jura vengar su muerte.

——————————————————————————————————————————————————–

lou_-_road_warriorMAD MAX 2: A ROAD WARRIOR (1981)
Título Español: “Mad Max 2: El Guerrero de la Carretera”.
Director: George Miller.
Elenco: Mel Gibson, Bruce Spence, Michael Preston, Vernon Wells, Emil Minty, Max Phipps,Kjell Nilsson, Virginia Hey.

Tras el holocausto nuclear, la gasolina se ha convertido en un bien escaso y muy codiciado. Mad Max, héroe solitario, inicia una lucha sin cuartel para ayudar a una colonia de supervivientes constantemente atacada por un grupo de violentos guerreros que intenta arrebatarle un tanque de gasolina. Max decide ayudar a los defensores del tanque.

——————————————————————————————————————————————————–

MaxMaxIII-finalposterMAD MAX 3: BEYOND THUNDERDOME (1985)
Título Español: “Mad Max 3: Más Allá de la Cúpula del Trueno”.
Director: George Miller y George Ogilvie.
Elenco: Mel Gibson, Tina Turner, Bruce Spence, Adam Cockburn, Frank Thring, Paul Larsson, Robert Grubb, George Spartels.

Tras la catástrofe nuclear, Mad Max cruza un desierto donde pierde su caravana de camellos. Llega a una ciudad donde le proponen cambiárselos a cambio de que ataque al tirano de la ciudad subterránea, un enano que fabrica gas metano con excrementos de cerdo.

 

 

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *