Mis Mujeres de Película: Winona Ryder

WR05

Me es difícil elegir una sola película de Winona Ryder para hablar de ella. Si bien la primera vez que la vi actuar fue en “El Joven Manos de Tijera” (1990), casi en el mismo tiempo que en “Lucas” (1986) y en “Beetlejuice” (1988), donde ya llamaba mi atención con esa carita lozana y esos ojos asustadizos; “La Dura Realidad” (Reality Bites, 1994) fue la película que hizo flecharme de ella por completo. Su actuación como Lelaina hizo imaginarme que ella era así realmente en la vida: bonita, inteligente, interesante y sobre todo, angelical. Pero no el típico cliché angelical de que todo en ella es un aura de bondad, si no que efectivamente –como dice la canción de The Police– todo lo que hace, piensa y habla, es magia. Siempre me han gustado las mujeres que salen de aquel estereotipo de mujer atractiva que tiene la sociedad, ese ejemplo que mezcla lo voluptuoso y curvilíneo con una mente pasiva y sumisa. Acá, Winona rompe todo eso con creces.

“La Dura Realidad” es un filme dirigido por Ben Stiller, el mismo protagonista de “Loco por Mary” y “Zoolander”, -una de las facetas que demuestran la gran versatilidad del actor- y narra la historia de Lelaina Pierce (Winona Ryder), una ayudante de producción en un matinal de televisión que aspira ser directora de cine. Lelaina está grabando un documental acerca de sus amigos (Ethan Hawke, Steve Zahn, Janeane Garofalo) y, en cierto modo, de ella misma; donde hablan de los sueños, frustraciones y realidad cotidiana de su generación. Entre tanto, ella se debatirá sentimentalmente entre su relación con Michael Grates (Ben Stiller), un prometedor ejecutivo de televisión, y su mejor amigo Troy Dyer (Ethan Hawke), un existencialista aspirante a rockero.

WR02

Si bien el filme tiene el típico formato de comedia romántica hollywoodense, sale de este esa categoría debido a sus intenciones y diálogos que fueron convirtiéndola en una película de culto en los ’90. Esto pasa porque es uno de los mejores reflejos fílmicos de la llamada “Generación X”, tanto por su trama y personajes, como por su música. En este contexto, Winona fue perfecta para el papel, de hecho, me atrevo a decir que con este protagónico terminó por catalogarse como un ícono y referente indiscutido del cine noventero.

Lo que más llama mi atención de Lelaina es su provocador eterno conflicto interno, esa incongruencia típica del género femenino que, acompañado de ternura y encanto, hacen que los hombres nos volvamos locos en un instante. De ahí nace esa tormentosa relación que mantiene con Troy; y como consecuencia, mi devota fascinación por el personaje.

WR04

Winona es de esas actrices que, sin ser una escultural belleza, posee una atracción celestial. Y que, mezclado a su gran profesionalismo, hacen de ella un talento único. Prueba de ello, ha sido su participación en películas tan diametralmente opuestas como “Cisne Negro” (2010) y “¡Qué dilema!” (2011).

Sinceramente, Winona es y será una de mis primeras musas cinéfilas. Incluso me atrevería a decir que reflejo fiel en mi modelo de búsqueda amorosa… aquella inteligente, perspicaz y sencillamente hermosa. Que incluso con los actos más incomprensibles –como robar ropa en tiendas sin necesidad- acrecientan esa preciosidad y la elevan aún más en mi divino pedestal de actrices.

——————————————————————————————————————————————————–

Película: «La Dura Realidad» (Reality Bites).
Dirección: Ben Stiller.
Elenco: Ethan Hawke, Ben Stiller, Janeane Garofalo, Steve Zahn, Renée Zellweger.
Vista en: Agosto 1997.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *