CRÍTICA: «Mortdecai» (2015) de David Koepp, cine de entretención y poco que recordar

Mortdecai-UK-Quad-Poster-slice

Charles Mortdecai es un distinguido comerciante de arte caracterizado por su bribonería, destreza y labia en el mundo de las ventas. Con la ayuda de su elegante apariencia y su talento innato para captar clientes, iniciará una andadura por hacerse con una obra de arte robada muy preciada, no tanto por su valor artístico, sino por la leyenda que suscita. Los rumoress cuentan que la pintura tiene inscrito el número secreto para acceder a una cuenta bancaria que contiene una gran suma de dinero que pertenecía al ejército nazi. Hacerse con el preciado tesoro no será tan fácil como Mortdecai pensaba, pues en el camino se las verá con un equipo de rusos, un terrorista internacional, el mismísimo MI5 y el mayor de los peligros, su esposa.

Piensen en una película de ladrones y detectives, mezclada con humor, situaciones absurdas, unas cuantas explosiones y Johnny Depp haciendo harto gesto innecesario con un ridículo bigote que termina robándose el protagonismo de la trama. ¿El resultado? Pues «Mortdecai», lo último del director David Koepp, el mismo de «Premium Rush» (2012) y «La Ventana Secreta» (2004).

mortdecai

Charlie Mortdecai (Johnny Depp) es un excéntrico comerciante de arte, conocido en el mundo de las ventas por ser un hábil ladrón. Destreza que lo ayudará a buscar una codiciada obra de arte, la cual dicen que tiene escrito el número secreto de una cuenta bancaria que perteneciera al ejército nazi. En su camino por hacerse con la pintura, Mortdecai deberá enfrentar a un grupo de rusos, un terrorista internacional, el MI5 y, el mayor de los peligros y más fuerte rival, su mismísima esposa.

Adaptación de la novela del británico Kyril Bonfiglioli, «The great Mortdecai moustache mystery», «Mortdecai» es una comedia regular, rígida, que muchas veces se siente una copia mal hecha de los diálogos y tipo de actuaciones que plasma el director Wes Anderson en sus películas. Con una propuesta sobrecargada y chillona, lo nuevo que protagoniza Johnny Depp cumple su función de entretener, pero no llega más allá de ese cometido. Es un largometraje que se olvida igual de rápido que su visionado.

screen-shot-2014-08-12-at-1-57-56-pm-png

En término de actuaciones, creo que todos los del reparto logran dar con el tono caricaturesco que busca establecer desde un principio el filme. Gwyneth Paltrow, quien interpreta a Johanna (esposa de Mortdecai), sorprende con su belleza y carisma, logrando atrapar la atención del espectador como una astuta femme fatale del cine de antaño. Ewan McGregor se desenvuelve cómodamente como un detective que trata de probar todo el tiempo su valía, sobre todo si está cerca Johanna. Johnny Depp se pierde entre tanta morisqueta, cosa que ya parece ser algo acostumbrado en su filmografía. El talento de sus primeras películas parece haberse cubierto entre tanto maquillaje y cliché innecesario. Por otra parte, Paul Bettany logra llegar de forma sólida al personaje de Jock, el fiel guardaespaldas y chofer de Mortdecai, llevándose los mejores momentos de comedia con un personaje de pocas líneas, pero genial gestualidad.

«Mortdecai» es cine de entretención vacío y desechable, que parece querer abarcar mucho, pero que al final todo le queda grande. Para pasar un buen rato y quemar unas cuantas horas, este filme es perfecto. Pero no hay que buscar más allá, porque o sino queda en evidencia un guion flojo, unos personajes que no parecen humanos, unos giros argumentales que no sorprenden a nadie y una comedia llena de chistes fáciles y sin gracia.

——————————————————————————————————————————————————–
4-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2015, 106 min.
Título Original: “Mortdecai”.
Director: David Koepp.
Guion: Eric Aronson, Peter Baynham, David Koepp (Novela: Kyril Bonfiglioli, Craig Brown).
Reparto: Johnny Depp, Ewan McGregor, Gwyneth Paltrow, Olivia Munn, Paul Bettany, Jeff Goldblum, Carly Steel, Aubrey Plaza.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *