CRÍTICA: «The Rover» (2014) de David Michôd, retazos futuristas de un mundo enfermo

the_rover_movie_poster_1

Diez años después de la caída de la economía occidental, las minas australianas continúan su actividad y atraen a los hombres más desesperados y a los más peligrosos. En medio de una sociedad moribunda, sobrevivir es una lucha de cada día, y sin leyes. Eric abandonó todo. Ahora es un vagabundo, un hombre solitario y amargado. Cuando una pandilla le roba lo único que le queda, su coche, decide perseguir a sus miembros. Para encontrarlos sólo puede contar con Rey, un miembro de la banda abandonado por sus amigos cuando recibió una disparo. 

———-

Las películas futuristas, sobre todo si se alejan del género “drama”, cuentan con un factor que les permite ser un poco más moldeables en cuanto al escenario en el que se las coloca. Digamos que hay un amplio espectro para poder ambientar la historia y así ejercer influencia sobre la historia. «The Rover» es una película futurista que no utiliza este factor de ninguna forma, se ambienta en un futuro muy particular y termina siendo una película efectiva. Sí, su género es el drama, pero lo interesante es que la película nunca justifica su historia por medio de su característica distópica, solo la usa como un elemento para mostrarnos una película increíblemente filmada.

«The Rover» nos revela un mundo que ha sido destruido por una aparente debacle económica que dejó a todo el mundo al borde de la muerte por hambre. Esta destrucción no ha aniquilado la raza humana. Pocos sobrevivieron. Uno de los sobrevivientes es un hombre que va de un lado a otro en su auto. Su cara denota la pérdida de su familia. Pero un día, bandidos le roban y el crimen no sale bien. Él logra quedarse con uno de los bandidos y lo secuestra; solo pretende que le diga cómo encontrar a los otros ladrones y que los mismos le devuelvan su auto en donde aparentemente esconde algo muy valioso. Esta búsqueda unirá a dos hombres que han sido despojados de su característica humana más pura y racional para poder convertirse en cazadores.

rover03

Es difícil absorber lo que hace funcionar a «The Rover» como una película fuera de su contexto metafórico. Es preferible entenderla de esa forma, como un conjunto de historias sobre la naturaleza humana que se unen en un thriller futurista, pero perfectamente pasivo e innegablemente dramático. Es una película que empieza y podría ser una película típica sobre la supervivencia en un mundo desolado y abandonado, pero termina siendo una muestra sencilla de la supervivencia de la emoción, de la necesidad de mantenerse dentro de los límites del comportamiento humano para poder mantener a la especie como la más racional. Por más profunda que suene la opinión, es algo que se desarrolla sí y solo sí se pretende ver la película como algo más que un cuento sobre dos personas divididas por la naturaleza de sus motivos.

Lo más destacable de «The Rover» es la capacidad de sus dos figuras principales. Alejados de sus interpretaciones habituales, Guy Pearce («Memento») y Robert Pattinson («Twilight») se acercan a lo que podrían ser los mejores roles de sus carreras. Pearce interpreta a un personaje repleto de furia que siempre está a punto de estallar y, sin embargo, su falta de motivación no se lo permite; su mirada permanentemente cabizbaja es su mejor característica. Pattinson descarta cualquier estereotipo y retrata a un chico lastimado por una enfermedad mental y la falta de educación. Su aprendizaje transformado por la presencia de un “enemigo” aparente es un proceso notable en una película relativamente corta; el cambio claro de su emoción es perfecto.

rover2

No me canso de alabar al cine australiano que se ha producido en los últimos años. No tenemos mucho acceso al mismo, pero las pocas películas que se llegan a exhibir demuestran que son capaces de producciones extraordinarias. «The Rover» es un ejemplo adicional de este crecimiento imparable caracterizado por el género dramático. Quizás haya mucho más que no vemos, pero lo interesante es que en Australia pareciera que no importa sólo el cine comercial. Quizás Hollywood como ente, debería aprender un poco más de esta industria y abstenerse de producir tantas cosas innecesarias.

——————————————————————————————————————————————————–
7-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
Australia, 2014, 103 min.
Título Original: “The Rover”.
Director: David Michôd.
Guion: David Michôd y Joel Edgerton
Reparto: Guy Pearce, Robert Pattinson, Scoot McNairy, Nash Edgerton, Anthony Hayes, David Field, Gillian Jones, Jamie Fallon, Samuel F. Lee.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *