CRÍTICA: «Aurora» (2014) de Rodrigo Sepúlveda, la pequeña gran enmienda de Sofía

Aurora Stills alta web 1024x108_860

Sofía es una profesora de Ventanas, una ciudad industrial en la costa de Chile. Está en el proceso de adopción de un niño cuando lee las noticias acerca de un bebé hallado muerto en un vertedero. La mujer se obsesiona con el destino de la niña muerta, que ella llama Aurora, quien carece de derechos legales para tener un nombre y para ser enterrada. Sofía inicia una lucha legal que se convierte en un viaje íntimo hacia la transformación personal, con consecuencias devastadoras para su vida.

“Aurora” es el tercer largometraje de Rodrigo Sepúlveda, director con larga trayectoria en televisión y con dos películas a su haber, “El Ladrón y su Mujer” (2001) y “Padre Nuestro” (2006). La cinta cuenta la historia de Sofía (Amparo Noguera), quien tras ver en un periódico la noticia del hallazgo de un bebé muerto en el basural, se obsesiona con la idea de darle una sepultura.

Aurora_Rodrigo_Sepuleda2

La película está construida en un estilo clásico de narración, con planos limpios y bien cuidados, que permiten que los personajes respiren y se muevan con comodidad, logrando a su vez que como espectadores, empaticemos con sus tiempos y espacios. Esto, unido a una narración simple y sin dobles lecturas, nos invita a emprender nuestra propia búsqueda: entender qué fuerza interna es la que lleva a la protagonista a hacer lo que hace, sobretodo cuando nos enteramos que la obra está basada en un hecho real.

Las tonalidades frías, debidamente cuidadas por la fotografía y dirección de arte, coinciden con el punto de vista distante que adquiere Sofía para lograr su objetivo, la determinación con que enfrenta la idea de enterrar una guagua ajena. Ella sabe que todos piensan que está loca y llena de traumas; sin embargo, es capaz de dejar atrás su trabajo y matrimonio con tal de cumplir el plan que la obsesiona.

Aurora_Rodrigo_Sepuleda1

La banda sonora colabora a romper la monotonía y reiteración que a ratos posee el relato. Y lo hace utilizando el sonido ambiente al punto de la saturación, para luego dar paso a un silencio casi sepulcral. Este recurso le termina por dar movimiento a la narración, incluso algo de suspenso, lo que la historia por naturaleza no tiene.

“Aurora” cuenta con una serie de elementos cinematográficos que no hacen otra cosa sino colaborar con la narración. Destacan los grandes planos generales, que junto con invitarnos a contemplar el bello entorno, nos recuerda lo pequeña que es la enmienda de Sofía: mientras algunos luchan por la miseria humana, ella lucha por enterrar una guagua muerta.

——————————————————————————————————————————————————–
5-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
Chile, 2014, 83 min.
Título Original: “Aurora”.
Director: Rodrigo Sepúlveda.
Guion: Rodrigo Sepúlveda.
Reparto: Amparo Noguera, Luis Gnecco, Mariana Loyola, Jaime Vadell, Francisco Pérez-Bannen, Francisca Gavilán, Patricia Rivadeneira.

——————————————————————————————————————————————————–





CRÍTICA: «Aurora» (2014) de Rodrigo Sepúlveda, la pequeña gran enmienda de Sofía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *