CRÍTICA: «Fase 7» (2010) de Nicolás Godbart, ‘Rec’ a la Argentina

fase-7-srcalle-thumb

Coco (Daniel Handler) acaba de mudarse a su nueva casa con Pipi (Jazmín Stuart), su esposa embarazada de siete meses, cuando su edificio es puesto bajo cuarentena por la aparición de un virus mortal. Rápidamente el aislamiento trae aparejados problemas básicos, como la escasez de víveres, que ponen en riesgo la subsistencia de los vecinos, quienes se convierten en enemigos inesperados, tejiendo alianzas y urdiendo conspiraciones. Coco se ve obligado a una alianza con su vecino Horacio (Yayo Guridi), inestable y paranoico, pero muy bien preparado y pertrechado, para defender el contenido de su refrigerador y mantener a Pipi a salvo.

Nos encontramos con el debut a la dirección del hasta ahora montador de películas, Nicolás Goldbart, una sorprendente comedia de humor negro, con toques de acción y crítica social.

fase-7-2

Nos situamos en Buenos Aires donde Coco (Daniel Hendler) y Pipi (Jazmín Stuart) están haciendo la compra y discutiendo sobre sus problemas conyugales. Una vez en su casa, se nos presentan como un bromista que no acaba de tomarse la vida en serio y su mujer embarazada a punto de explotar, con un sentido del humor más bien escaso y esos cambios de humor tan típicos de su estado. De repente son llamados a reunión de escalera y descubren que su edificio ha sido declarado en cuarentena y nadie podrá entrar ni salir de él, por lo que el edificio queda sellado al más puro estilo «Rec». En ese momento es cuando conocemos al resto de los vecinos:

– Horacio (Yayo Guridi): Es el vecino de la pareja y está convencido que por fin ha llegado el momento para el cual llevaba tanto tiempo preparándose, que no es otro que una pandemia bacteriológica difundida por el mismísimo gobierno para reducir la población.

– Lange (Abian Vainstein) y Guglierini (Carlos Bermejo): Dos vecinos que unirán sus fuerzas para destruir o aislar cualquier indicio de infección en el edificio.

– Zanutto (Federico Luppi): Grande Zanutto, se nos presenta como un abuelo con su perrito que no quiere problemas con nadie, para acabar convirtiéndose en un autentico Rambo dispuesto a acabar con todos.

– Los «chinos»: Nadie sabe donde están.

A partir de aquí y a causa del aislamiento y la psicosis que crea el miedo a una enfermedad mortal y desconocida, los vecinos se van uniendo por bandos y distanciándose unos de los otros para acabar convirtiendo el edificio en el escenario de una guerra interna que acabara con la vida de mas de uno de ellos.

62805_110546979006870_110510865677148_83023_8045635_n

El filme, conforme se va acercando a su final, va perdiendo poco a poco ese humor ácido con el que se ha iniciado y pasa a tener mucha más acción, cosa que hace que los últimos minutos se alarguen en exceso y no sean tan satisfactorios como el resto de la película.

Nos encontramos ante una obra que, a base de humor negro, quiere demostrarnos lo absurdas que somos las personas, ya que ante una situación de alerta causada por un virus que realmente no sabemos si existe o no, siempre tomamos el camino más violento y autodestructivo para protegernos. Destacar las interpretaciones de los actores, los diálogos y la gran cantidad de gags que te harán reír sin parar durante gran parte de la película, lastima de unos últimos minutos que se desmarcan un poco de la tónica seguida por el film y hacen que el final no esté a la altura del resto del metraje.

——————————————————————————————————————————————————–
7-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
Argentina, 2010, 93 min.
Título Original: «Fase 7».
Director: Nicolás Godbart.
Guion: Nicolás Godbart.
Reparto: Daniel Hendler, Federico Luppi, Jazmín Stuart, Yayo.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *