CRÍTICA: «Nebraska» (2013) de Alexander Payne, el inexorable viaje hacia la felicidad

posterlabnebraska

A Woody Grant, un anciano con síntomas de demencia, le comunican por correo que ha ganado un premio. Cree que se ha hecho rico y obliga a su receloso hijo David a emprender un viaje para ir a cobrarlo. Poco a poco, la relación entre ambos, rota durante años por el alcoholismo de Woody, tomará un cariz distinto para sorpresa de la madre y del triunfador hermano de David. 

Alexander Payne siempre ha deleitado nuestros gustos cinematográficos con películas que se salen de cualquier molde que hayamos visto antes, pero que se enmarcan claramente en un género dramático. Lo interesante es que sus películas comparten el acercamiento satírico a cualquier situación realista, pero llevada al extremo de un comportamiento social eventual. Se podría hablar de comida en su caso, pero es un tipo de gracia diferente. Con el cine de Payne, nos reiremos siempre de la tragedia y nos burlaremos de algún personaje que sufre, pero la garantía del director es que siempre sonreiremos ante el cumplimiento de la promesa y ante el encuentro final con una especie de justicia emocional. Con «Nebraska», el director realiza un filme complejo en su relato emocional y curiosamente depresivo para él.

film_review_nebraska

«Nebraska» es, sin duda alguna, la mejor película de Payne a la fecha. Con ella, se conforma como el perfecto narrador de historias diferentes que nadie se atreve a contar. El retrato de sus personajes siempre ha sido único. Con esta cinta, el director sobrepasa la barrera del buen gusto y se aleja de criticar la moral de algunos. Los muestra como nunca antes lo había hecho: como seres humanos sufriendo una crisis a la cual todos llegaremos.

En «Nebraska», conocemos a Woody Grant (Bruce Dern), un anciano que se la pasa deambulando. Todos le acusan de estar huyendo de casa, donde hay una esposa (también anciana) que se la pasa criticando cada movimiento. Pero se revela que existe una razón por la que Woody está tratando de salir: quiere reclamar un premio que ha aparecido en una de esas publicidades que anuncian que has ganado millones y sólo quieren venderte algo. Woody cree que el premio es real y convence a su hijo de que le lleve a buscar el premio. Es así como David (Will Forte), hijo de Woody, emprende un viaje con su padre (y en el que en algún momento aparece su madre), en donde descubrirá la compleja relación con un hombre que lo ama a su manera y en la que él aprenderá a aceptar la realidad agridulce de la vejez. Todo mientras Woody debe lidiar con la realidad de que el premio no es verdadero, mientras que al mismo tiempo aparecen familiares y viejos amigos que reclaman una parte del premio porque “les pertenece” o “se lo merecen”.

nebraska-2

«Nebraska» es dominada por completo por un ensamblaje de actores que interpretan a personajes no habituales y, sin embargo, digeribles por la situación en la que se encuentran. En el filme no hay ninguna tragedia que pudiera realzar la interpretación de cada uno de ellos, son como son porque la vida les ha llevado a ser así. No podemos catalogar sus acciones ni lo que pretenden hacer. Por el bien que supone descubrir la moraleja de la película, estamos dispuestos a soportar cualquier acción negativa que pudiera oscurecer sus personalidades. Ni David, ni Woody ni Kate (June Squibb), su madre, son buenas personas. Son simplemente personas y así las debemos aceptar.

Cuando un final nos muestra un objetivo logrado para sus personajes, generalmente quedamos satisfechos. En «Nebraska» hay algo más: el final nos lleva a sonreír con emoción. Una emoción que no solemos tener en el cine: ¿Cuántos salieron del cine e inmediatamente llamaron a su padre sólo para escucharle la voz? Yo soy uno.

——————————————————————————————————————————————————–
10-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2013, 115 min.
Título Original: “Nebraska”.
Director: Alexander Payne.
Guion: Bob Nelson.
Reparto: Bruce Dern, Will Forte, Stacy Keach, Bob Odenkirk, June Squibb, Missy Doty, Kevin Kunkel, Angela McEwan, Melinda Simonsen.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *