CRÍTICA: «The Hunger Games: Catching Fire» (2013) de Francis Lawrence, sólida adaptación y mejor secuela

catching-fire-poster

Katniss Everdeen vuelve a casa sana y salva después de ganar los 74º Juegos del Hambre anuales junto a su compañero Peeta Mellark. Participar significa dejar atrás familia y amigos y hacer ambos el Tour de la Victoria por los diferentes distritos. A lo largo del camino, Katniss se da cuenta de que se está gestando una rebelión, pero en el Capitolio todo sigue bajo control: el Presidente Snow organiza los 75º Juegos del Hambre, El Vasallaje, una competición especial con una inesperada novedad que cambiará Panem para siempre. 

Hoy en día, muchos me podrían calificar como un fastidioso en cuanto a cine. Que no puedo ver cine comercial. Y que no me gusta lo que le gusta a todo el mundo. Me río cuando alguien me dice algo así porque yo mismo se lo que me gusta y lo que no me gusta. Me gusta el cine comercial y suelo verlo. Sólo que considero que hay películas igual de importantes que uno debe ver y que no están disponibles en las salas. Con frecuencia me ocurre que me pierdo de ver algunas películas en cine porque ocupo mi atención a otras (e inclusive a algunas series). Con «The Hunger Games: Catching Fire» me ocurrió, y de esto me arrepiento. Es la perfecta excusa para defender a ese cine comercial que ofrece buenas propuestas, y que gozan de calidad no asociada con algún retrato hiperdramático, o algún tratamiento biográfico. Hay cine bueno de acción, y este es el perfecto ejemplo.

hungergamescatchingfire4

La secuela «The Hunger Games: Catching Fire» nos presenta a un par de héroes que han sobrevivido a los juegos y ahora son considerados unos héroes y se les aclama como tal. Sus vidas se basan en ir de gira por todos los distritos exhibiéndose y viviendo una vida de mentiras. Todo mientras hay estallidos sociales, hay descontento y hay represión. Por cuestiones que no voy a revelar, Katniss (Jennifer Lawrence) y Peeta (Josh Hutcherson) deben volver a los juegos y luchar contra ganadores de otras ediciones. Obligados a sobrevivir, deben luchar contra trampas renovadas y contra la necesidad que tiene un gobierno de eliminar elementos subversivos y casi revolucionarios.

Una secuela que cumple el objetivo y emite explicaciones necesarias. Eso no lo vemos todos los días. Esta es una perfecta adaptación de un libro para adolescentes. Llevado al cine, no puede simplificar, pero sí insiste en un tratamiento mucho más maduro de la situación. Ya no son niños luchando en un escenario salvaje, ahora son adultos que cuestionan lo que se les impone y desean empezar una rebelión. Es la dirección apropiada de la continuación escrita y la puesta en escena perfecta en la muestra cinematográfica.

la-et-ct-lionsgate-posts-record-revenue-on-hun-001

A diferencia de «The Hunger Games» (2012), la secuela está arraigada a explicar el por qué de una situación social y su consecuencia. Sus personajes ya son los suficientemente adultos (y han pasado por tanto) como para cuestionar el mundo en el que viven. Luego de ser retratados como héroes, Katniss y Peeta pasan a ser unos imperfectos líderes, y son obligados a luchar para sobrevivir. La política los retrata como unos sobrevivientes, y al mismo tiempo desea asesinarlos para poder generar miedo en la población. El espíritu de la película gira en torno a esto. Lo interesante es que nunca la película utiliza su esencia para poder meternos en una batalla; de hecho, la película dedica muy poco tiempo a sus escenas de acción, y se enfoca principalmente en formar a personajes que servirán de polos para la resistencia que tanto se espera.

Entonces ¿Para qué buscar razones donde no las hay? ¿Para qué ponerse a filosofar cuando realmente no hace falta? «The Hunger Games: Catching Fire» es una muy buena película por diversas razones: Es una película de acción bien dosificada, los personajes nos interesan, su estructura es cuasi perfecta y apropiada para la franquicia que acá se desea continuar. No existe la necesidad de excavar buscando razones entre los niveles profundos de alguna supuesta ideología que la película desea presentar. Es sólo eso, un filme, pero uno muy bueno.

No suelo decir esto, pero aquí estoy esperando la próxima de «The Hunger Games».

——————————————————————————————————————————————————–
8-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2013, 146 min.
Título Original: “The Hunger Games: Catching Fire”.
Director: Francis Lawrence.
Guion: Michael Arndt, Simon Beaufoy (Novela: Suzanne Collins).
Reparto: Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Liam Hemsworth, Philip Seymour Hoffman, Stanley Tucci, Woody Harrelson, Elizabeth Banks, Toby Jones, Donald Sutherland, Jeffrey Wright, Amanda Plummer, Lenny Kravitz, Jena Malone.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *