CRÍTICA: “Gravity” (2013) de Alfonso Cuarón, un milagro de la ciencia ficción

gravity_xlg

Mientras reparan un satélite fuera de su nave, dos astronautas sufren un grave accidente y quedan flotando en el espacio. Son la doctora Ryan Stone, una brillante ingeniera que realiza su primera misión espacial, y el veterano astronauta Matt Kowalsky. La misión exterior parecía rutinaria, pero una lluvia de basura espacial les alcanza y se produce el desastre: el satélite y parte de la nave quedan destrozados, dejando a Ryan y Matt completamente solos, momento a partir del cual intentarán por todos los medios buscar una solución para volver a la Tierra. 

Luego de formar parte de la experiencia que fue ver “Gravity” en una pantalla de cine gigante, seguía buscando el error que evitaría que la película tuviera un puntaje perfecto. Todavía no lo he encontrado. Desde su absorbente y extraordinaria ambientación, hasta su exploración dramática del ser humano en situaciones extremas, no puedo negar mi completa satisfacción con el último filme de Alfonso Cuarón, a quien considero uno de los cineastas más importantes de los últimos tiempos. Con “Gravity” confirma que, en el cine, nunca se debe separar la forma y el fondo para ser evaluados por separado, y que ambos son recursos simbióticos. Con “Gravity”, realiza el filme con ambiente espacial más realista de la historia. Una metáfora de la vida, la muerte, el renacimiento y el punto inexplorado de la espiritualidad humana.

Una de las mejores películas del año y la razón principal es que, a pesar de que es un thriller ambientado en el espacio, poco a poco se va convirtiendo en un compendio de analogías cruciales para cualquier momento difícil por el que hemos pasado. Al menos así me sentí yo, mientras veía y absorbía el sufrimiento de una persona que sabe que va a morir y que sólo un milagro puede salvarla. Pero no quiero catalogar la película con rasgos metafísicos o teológicos, que estoy seguro que muchas personas verán la relación.

gravity_film_still_a_l

La trama de la película es lineal y limitada, pero es una característica que se torna invisible para el espectador. Va sobre un grupo de astronautas que están en una misión espacial para arreglar el Hubble, pero en medio de la misión, una lluvia de restos espaciales convierte todo en un desastre. No diré quien sobrevive, ni quien se muere, prefiero que la sorpresa les impacte. De ahora en adelante, trataré en lo posible de que lo que escriba sea spoiler free.

Aparte de buscar errores en la película, también me pregunto: ¿Cómo lo logró Cuarón? ¿Cómo llevó a cabo ciertas escenas? “Gravity” es un triunfo cinematográfico en lo técnico. Para quien va al cine a descifrar los efectos especiales, la película representa un reto muy difícil. No voy a hablar de las técnicas utilizadas porque este no es el espacio (y honestamente creo que el valor más importante de la película no está en su grosero y genial uso de buenos efectos especiales), pero como lo ha hecho antes, Cuarón utiliza la cámara para llevarnos a puntos donde no habíamos estado antes. El uso de tomas muy largas en continuidad, uniones casi imposibles de planos sumamente difíciles de lograr, y una cinematografía excepcional (para quien le interesa, aseguro que la película se llevará un Oscar por esto, ya que es lo mejor que se ha visto en años) permiten que sea un verdadero espectáculo visual. Quienes vean la película entenderán por qué no hablo del audio, y solamente de lo visual (consejo: no traten de asociar el sonido del trailer en la película).

“Gravity” es una película que debe verse en una pantalla de cine; si es posible, Imax. Está hecha para eso, para envolverte y hacerte parte del viaje que representa. El 3D en la película no funciona como un recurso para distraer; se confirma que el director nunca desea vender su película con la tecnología de la tercera dimensión: simplemente nos ofrece una mejora en la visualización. Como dije antes, es una experiencia y el 3D bien utilizado la convierte en un viaje más profundo. Pero no crean que todo es precioso. La tensión que se genera al ver la película es de las peores que se pueden sentir. A pesar de ser una película que transcurre en el espacio, la claustrofobia es una sensación constante en el filme. Pocas veces me desespero en el cine, y esta fue una de esas.

gravity-stone

Como me dijo una persona que simplemente quiso ver más allá, el lado metafórico de “Gravity” es tan importante como su innovadora propuesta técnica. Es imposible dejar de pensar (porque hay muchas alusiones que Cuarón hace con intención) en que la cinta es el retrato espiritual de un renacimiento de alguien que necesitaba nacer de nuevo. Los errores, el arrepentimiento y la culpa son temas explorados en la película durante secuencias claves, pero todo lleva a las segundas oportunidades, la pérdida de miedos y el poder soltar ciertos sentimientos que no nos permiten avanzar en la vida. Dije que no revelaría mucho pero para poder entender mi argumento deben notar dos escenas claves: cuando la mujer se desviste, y el final.

Creo que cada quien debe entender “Gravity” a su manera, pero sin hacer mucho esfuerzo. Todo esto que recién comenté es una percepción sumamente personal de un filme que dispara cualquier clase de interpretaciones, sin embargo, primero que nada es una obra maestra en lo técnico y un filme que te permite explorarte a ti mismo. Pocas películas logran esto, y esta es la perfecta oportunidad.

——————————————————————————————————————————————————–
10-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2013, 90 min.
Título Original: “Gravity”.
Director: Alfonso Cuarón.
Guion: Alfonso Cuarón y Jonás Cuarón.
Reparto: Sandra Bullock, George Clooney.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *