CRÍTICA: “Kick-Ass 2” (2013) de Jeff Wadlow; Hit Girl, violencia y poco más

kick-ass-2-kick-ass-y-hit-girl-645x354

Seamos francos, gran parte de las sorpresas y variantes que podía ofrecer la segunda entrega cinematográfica del cómic homónimo de Mark Millar y John Romita son insuficientes, lo que resultará en una más que probable desilusión para los fans. Si “Kick-Ass” (Matthew Vaughn, 2010) resultó un éxito de taquilla y crítica gracias a la refrescante transgresión que aportaba al mundo de los superhéroes, su secuela no es más que un intento de repetir con algo de ingenio lo ya hecho, quedando en evidencia que el director Jeff Wadlow no está a la altura de la parodia, por momentos brillante, que hizo disfrutar a propios y extraños hace tres años.

“Kick-Ass 2” mantiene la ultra-violencia –situación imposible de eludir si se quiere ser algo fiel a la brutal, por decir lo menos, historieta original-, y las buenas secuencias de acción se maximizan con respecto a la primera, pero sus decepciones van precisamente por ahí: la intención de Wadlow –también guionista- y el equipo de mejorar su predecesora tan sólo se remite a lo reiterativo, aumentar la espectacularidad de peleas entre superhéroes y villanos, con dosis de sangre y desmembramientos de por medio, e incorporar una mayor gama de personajes, cada cual más desquiciado o patético, según sea el caso.

kick-ass-2-aaron-johnson-jim-carrey-justice-forever-645x297

Hasta ahí todo parece sonar bien, pero a pesar de insistir sobre las mismas bases técnicas, la cinta carece del estilo visual que tenía la de Matthew Vaughn. Asimismo, es bastante más torpe y dispersa, los chistes tienen menos gracia, y le falta la ingenuidad enfrentada a un humor muy negro que es uno de sus sellos característicos. El tono desenfadado se va perdiendo ostensiblemente, dando paso a excesos de sentimentalismo alejados de la historia original, sobre todo cuando se trata de “Mindy”/ “Hit-Girl” (Chloë Grace Moretz) y su “iniciación” en la adolescencia. Aquí la narración pierde peso, proporcionando incluso más minutos a la adolescente con problemas de integración y/o aceptación, que a su implacable alter ego, quintaescencia del cómic y personaje sobre el cual se sostiene el ideario de sus autores, aún por encima del protagonista que da nombre a la historia.

Por otra parte, si en un comienzo “Dave Lizewski”/”Kick-Ass” (Aaron Johnson) manifiesta su total compromiso hacia los “Justice Forever” –nuevos compañeros defensores comandados por el “Coronel Barras y Estrellas” (Jim Carrey), cuyo desaprovechamiento es incomprensible-, llegado el momento de las dudas será “Hit Girl” quien lo empuje, hacia el final, a volver a la acción –en el sentido opuesto a lo que ocurría en la primera parte del film-, donde queda de manifiesto el complemento que ejercen entre sí –de lo más destacable de “Kick-Ass 2”-, pudiéndoseles ver finalmente juntos en su lucha contra el mal; si la espera vale realmente la pena es, más que nada, por el magnetismo y potencia actoral de Chloë Grace Moretz, más el atractivo intrínseco de su personaje, quien nuevamente logra transmitir todo el morbo juvenil de una superheroína fría y despiadada, devorándose las escenas cada segundo que está en pantalla.

Kick-ass-2-chloe-grace-moretz-aaron-taylor-johnson-christopher-mintz-plasse

Se echa en falta la reinvención que había del universo de los cómics, las referencias a los clásicos ya casi no existen o son imperceptibles, y a la idea del superhéroe vs su némesis no se le da la relevancia necesaria –en especial entre “Hit-Girl” y “Mother Russia”, cuya evidente posición antitética se reduce nada más que al exiguo enfrentamiento final-; “The Motherfucker” (Christopher Mintz-Plasse), antes “Red Mist”, sigue siendo el nerd malcriado que ahora busca vengarse de “Kick Ass” por la muerte de su padre, y cualquier atisbo del sanguinario villano de la historieta, es convertido en un remedo cómico y ultra-freak del adversario que debía ser.

A pesar de todo, “Kick-Ass 2” no es una secuela injustificada ni mucho menos, ya que en general intenta seguir la senda de la primera, sosteniéndose gracias a las labores de Jim Carrey y el carisma inigualable de Moretz, a quien posiblemente no veamos en una hipotética tercera parte por cuestiones de edad –“Hit-Girl tiene 12 años en el cómic, y la actriz ya cuenta con 16-; aunque si hay algo que reprocharle a ambas adaptaciones es la “no tan rigurosa” fidelidad a la historia de Millar y Romita.

Lo mejor es verla sin hacerse demasiadas expectativas, así se puede disfrutar más de una película a la que sólo se le pedía ser tan gozosa como su antecesora.

——————————————————————————————————————————————————–
6-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2013, 103 min. 
Título Original: “Kick-Ass 2”.
Director: Jeff Wadlow.
Guion: Jeff Wadlow (Cómic de Marc Millar y John Romita).
Reparto: Aaron Johnson, Chloë Grace Moretz, Christopher Mintz-Plasse, Jim Carrey, John Leguizamo, Lyndsy Fonseca, Clark Duke, Morris Chestnut.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *