CRÍTICA: «Spring Breakers» (2013) de Harmony Korine, la transgresión perdida

Spring-Breakers-I

“Faith” (Selena Gomez), “Candy” (Vanessa Hudgens), “Brit” (Ashley Benson) y “Cotty” (Rachel Korine) son cuatro jóvenes estudiantes aburridas de la monótona vida universitaria. Deseosas de dar rienda suelta a sus ansias de libertad, se proponen como meta ir de vacaciones de primavera a Florida; al no tener dinero, deciden atracar una cafetería para cumplir su propósito, hecho que las hará experimentar de primera mano el atractivo mundo del dinero fácil, el desenfreno de las juergas sin fin y, eventualmente, conocer a un peligroso narco (James Franco) que las incitará a sumergirse en el tráfico de drogas, los asaltos y la violencia como una forma de vida. Esta es, a grandes rasgos, la premisa de la que se vale el director Harmony Korine para intentar mostrarnos una sociedad donde lo único que realmente importa –más que la amistad, incluso- son las fiestas, el sexo y la diversión justificada a cualquier costo, evidenciando el completo vacío en que se encuentra inmersa la juventud en estos tiempos.

Hasta ahí, fiel a su estilo insurgente, el director de “Gummo” (1997), “Julien Donkey-Boy” (1999) y “Trash Humpers” (2009), entre otras, cuenta con un reparto que es toda una declaración de principios, en cuanto a la voluptuosidad y lascivia con que se regodea para hablarnos de “la pérdida de la inocencia”: Selena Gomez, ícono de las celebridades nacidas bajo el ala de Disney Channel en este siglo, y no por nada quien representa a la única verdaderamente inocente, antes de ser testigo de la sordidez con que actúan sus compañeras; Vanessa Hudgens, actriz y cantante que debutó en la película “Thirteen” (2003) –que hablaba, entre otras cosas, sobre el sexo entre menores de edad- y que ganó su fama en la serie “High School Musical”; Ashley Benson se hizo conocida por la serie para adolescentes “Pretty Little Liars” –algo así como “pequeñas lindas mentirosas” en español, que aborda temas como el bullying, homosexualidad, promiscuidad, discriminación, etc-; y Rachel Korine, esposa y habitual colaboradora del director, con quien ya ha trabajado en “Mister Lonely” (2007), “Trash Humpers” y “The Fourth Dimension” (2012).

springbreakers

Así y todo, si la sensualidad morbosa que desea plasmar Korine está garantizada gracias, en parte, al pasado de ingenuidad v/s precocidad que envuelve las carreras y personalidades del cuarteto protagonista –además de una cámara que se recrea persistentemente en sus partes íntimas, y de cuanta veinteañera se cruza por el lente-, la intrínseca provocación que le ha hecho ganar seguidores y respeto entre sus pares –figura siempre aludida en el ámbito del cine más independiente- no logra penetrar más allá del hipnótico estilo visual con que están hechas sus imágenes.

No bastan las buenas interpretaciones por parte de un elenco tan joven, ni la caracterización extrema de James Franco –que se esfuerza virtuosamente por dotar de autenticidad a la caricatura de su papel-, tampoco la fuerza de algunas buenas secuencias resueltas con estilo, como el travelling del atraco a la cafetería o las reflexiones sobre poder “congelar la vida” que realiza “Faith”, señalando implícitamente el final de la inocencia que se acaba de perder; todo ello se traduce en un “pudo ser algo más”, que lo insustancial que realmente es, y que directores como Larry Clark (“Kids”, 1995) o Gus Van Sant (“Paranoid Park”, 2007) hicieron mucho más –con bastante menos- transitando por esos rumbos.

hwdu

La aproximación acerca de la búsqueda de la felicidad y “cumplir el sueño americano” a temprana edad, sin importar las consecuencias, ni menos el pudor, se queda corta en metáforas y profundidad; ese espejo de la cultura pop en que quiere convertirse “Spring Breakers”, si bien le puede otorgar una mayor cantidad de seguidores dentro del cine más “comercial” a su realizador, se queda sólo en la estética del videoclip y no logra salir de la inmensa vacuidad que precisamente intenta denunciar. Más aún, sus últimos minutos rayan en el despropósito, anulando casi toda credibilidad que podría haber tenido una cinta a la que le falta el descaro, la marginalidad y “vandalismo” cinematográfico que se esperaba de alguien como Harmony Korine.

——————————————————————————————————————————————————–
6-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2012, 94 min.
Título Original: «Spring Breakers». 
Director: Harmony Korine.
Guion: Harmony Korine.
Reparto: Selena Gomez, Vanessa Hudgens, Ashley Benson, Rachel Korine, James Franco.

——————————————————————————————————————————————————–





CRÍTICA: «Spring Breakers» (2013) de Harmony Korine, la transgresión perdida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *