CRÍTICA: «Olympus Has Fallen» (2013) de Antoine Fuqua, las similitudes son sólo meras coincidencias

olympus-has-fallen

Si existe algo que llevó a “Die Hard” (John McTiernan, 1988) a convertirse en un “clásico” del género de acción, y a sostener en el tiempo una vejez tanto fresca como reivindicadora, fue precisamente su tono irónico y nihilista, perfectamente dosificado con toques de humor burdo que impregnaban gran parte de la historia. Así mismo, las tareas “homéricas” a las que debía enfrentarse John McLane (Bruce Willis) se centraban exclusivamente en la actitud y pericia del personaje para lograr un único objetivo: rescatar a su esposa de las garras de un grupo de falsos terroristas, que al final acababan siendo simples ladrones. A partir de esto –y al contrario de lo que viene siendo la opinión del público y crítica luego de su estreno, ya que a simple vista son evidentes (e incluso demasiados) los puntos en común-, “Olympus Has Fallen” (“Objetivo: La Casa Blanca”, Antoine Fuqua, 2013) debería situarse como el reverso “falsamente altruista” de la obra de McTiernan; aquí no hay una travesía individual, sino la pretenciosa intención de usar y arrastrar el ya manido sentimiento patriótico de todo un pueblo (Norteamérica, claro), para seguir reafirmándose como la nación más victimizada e “injustamente” atacada por el resto del mundo.

El argumento es, como debe esperarse, una excusa repetida que intenta basarse en la anhelada redención del protagonista, lo que apenas se logra intuir con brochadas muy gruesas que sirven como prólogo a la espectacularidad de la acción sin respiro, que es lo que verdaderamente importa en la película: Mike Banning (Gerard Butler) es un agente del Servicio Secreto muy cercano al Presidente (Aaron Eckhart), quien tras un accidente automovilístico en el que sólo consigue salvar la vida del Mandatario, pero no la de la Primera Dama, decide dejar su puesto y trabajar detrás de un escritorio. Cuando un comando de terroristas norcoreanos ataca la Casa Blanca y toma como rehenes al Presidente y su equipo, Banning se ve en la obligación de volver otra vez a la acción…

olympus-caption2

Lo que sigue es un sinfín de tópicos tras tópicos, personajes planos sin ningún tipo de matices, donde los buenos se empeñan insistentemente en dejar en claro con cada una de sus líneas lo fieles a la bandera que son, y los malos se presentan como seres sanguinarios cuyos objetivos políticos quedan supeditados a sus ansias por asesinar a todo ciudadano estadounidense que se les cruce. En el plano actoral, existen secundarios del nivel de Angela Bassett y Robert Forster que palidecen y un Morgan Freeman completamente desaprovechado; sólo Gerard Butler da la sensación de sentirse cómodo en el papel de héroe al estilo de “300” –quizás para dejar atrás las irrisorias comedias románticas que viene haciendo en el último tiempo-. Todas las escenas de acción son violentas, desbocadas, muchas bordean el despropósito y carecen de verosimilitud, aunque se debe reconocer que el asalto a la Casa Blanca es una gran secuencia, muy bien diseñada y resuelta técnicamente, lo que sin duda resultará en un goce para palomiteros ávidos de emociones fuertes.

Todo en “Olympus Has Fallen” confirma lo dicho al comienzo, las múltiples semejanzas con “Duro de Matar” son anecdóticas, tan sólo se relacionan en las analogías de ambos planteamientos bajo sus formas visibles –protagonista que debe recorrer una estructura de grandes dimensiones, ya sea el Edificio Fox Plaza (Nakatomi Plaza, en “Die Hard”) o la Casa Blanca, eliminando uno a uno sus enemigos para salvar a los rehenes que estén aún con vida, y recibiendo el “apoyo moral” de quienes “están al mando” a través de un Walkie-Talkie-. Así mismo, si la violencia de la cinta de los ’80 era bien proporcionada, gracias al sentido del humor y sensación total de abandono que dejaba entrever el entrañable personaje de Bruce Willis, aquí lo que plantea el director Antoine Fuqua (“Día de Entrenamiento”, 2001) es mucho más directo y brusco, con un héroe sin carisma ni humanidad al que jamás le surgen dudas de hacia dónde ir y qué hacer para lograr su objetivo.

DHS-_Olympus_Has_Fallen_deaths

Esto es, quizás, porque mientras el primero sólo pretendía salvar a su esposa, al segundo le cae la pesada carga de sacar adelante ideas añejas sobre el nacionalismo exaltado de un gobierno, un país, y una forma de hacer cine que, una vez más, se lo toma todo demasiado en serio; además, con la pretenciosidad sin límites de que todos nos lo tomemos de la misma forma.

——————————————————————————————————————————————————–
5-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2013, 111 min.
Título Original: «Olympus Has Fallen». 
 Director: Antoine Fuqua.
Guion: Creighton Rothenberger, Katrin Benedikt.
Reparto: Gerard Butler, Aaron Eckhart, Morgan Freeman, Dylan McDermott, Ashley Judd, Radha Mitchell, Melisa Leo, Cole Hauser, Angela Bassett, Robert Forster, Rick Yune.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *