CRÍTICA: «Killer Joe» (2011) de William Friedkin, trailer park murder story

Alta_Resolucion_1

Desde que en 1973 estrenara la mítica «El Exorcista» (la que además sería la mejor obra de su filmografía), el director William Friedkin se ha mantenido al margen del cine comercial y se ha estado centrando en proyectos algo más personales, siendo el título que hoy nos ocupa uno de los más recientes. Tenía algunas dudas a la hora de decidir si comentar «Killer Joe», porque aunque su director sea el mismo, poco o nada tiene que ver con el cine de terror.

Y aunque sigo manteniendo esa opinión, también creo que sólo por su acertada mezcla entre el drama independiente y el thriller más crudo, ya se merece una recomendación por mi parte, así que hoy voy a saltarme un poco las normas para hablarles de esta sorpresita en la que no faltan mentiras, violencia, sexo y venganza; todo ello comenzando como forma de drama y dando paso lentamente al thriller, adornado además con pequeñas pinceladas de humor negro.

«Killer Joe» nos cuenta la historia de Chris (Emile Hirsh), un chico que necesita dinero urgentemente para pagar una deuda que tiene con unos mafiosos. En un alarde de inspiración, decide, junto a su padre (Thomas Haden Church), que para conseguir el dinero, lo mejor es matar a su madre para cobrar el seguro, todo ello con la aprobación de la nueva mujer de su padre (Gina Gershon) y su hermana pequeña, Dottie (Juno Temple). Para ello, contratarán los servicios de Killer Joe (Matthew McConaughey), un policía corrupto que en su tiempo libre se saca unos pesos como asesino a sueldo, y a partir de aquí la cosa se irá desmadrando.

killer-joe

Es difícil decir algo más sin hacer ningún spoiler, así que me limitaré a decir que tiene un guion estupendo; el ritmo, que comienza suave y va en aumento, oscureciendo cada vez más la historia hasta llegar al final, que a pesar de ser algo cortante, deja bastante en shock. No suele gustarme que un filme termine dejando que tú interpretes lo que te de la gana, pero en este caso no me ha molestado y, aunque se puede intuir perfectamente, siempre queda la duda. Tanto la ambientación como la fotografia son las adecuadas, casi puede respirarse el aire de Texas.

No sabría decir si la banda sonora es un acierto o no, porque no la recuerdo, pero sí creo que la ausencia de ella en algunas escenas es estupenda, sobretodo en su tramo final, haciéndolo mucho más impactante. Y es que llegados a cierto punto, veremos escenas bastante duras que van desde sexo retorcido con una ¿menor?, pasando por palizas en las que hasta oímos crujir los huesos, hasta golpes con utensilios de cocina, y estoy seguro de que me faltan cosas.

En mi opinión, destacaría una secuencia sobre la que no quiero decir mucho (con pollo frito es suficiente), pero que puede hacerse bastante incómoda para alguno. Aún así, creo que muestra perfectamente y durante varios minutos, tanto la dominación como la humillación que la situación requería. Todo eso no podría hacerse si no fuera por el reparto, siendo de esos casos en el que todos los personajes tienen sus momentos de gloria. Todo el reparto esta acertadísimo, cada uno en su papel consiguen hacer a su personaje único y diferente, lo cual es ya un logro bastante grande. Emile Hirsh siempre me ha parecido buen actor («Alpha Dog», «Hacia Rutas Salvajes» o esta misma lo confirman) y aquí no ha sido para menos, al igual que Gina Gershon, que a pesar de los años demuestra otra vez que sigue en forma, como ya lo hizo en la reciente «Breathless», siendo ella la protagonista de las secuencias más duras del filme. Muy correctos también cada uno en su rol están Thomas Haden Church y Juno Temple, siendo esta última un personaje bastante peculiar que consigue despertar curiosidad, dando a Dottie esa inocencia virginal y ese aire de rareza tan necesarios para su posterior evolución.

killer-joe-001

Como ya digo todos están estupendos en sus roles, no hay uno que destaque más que otro, pero si hay alguien con quien me he llevado una inesperada sorpresa, es con Matthew McConaughey. Su Killer Joe está lleno de matices y la evolución que tiene el personaje es estupenda, dejando de lado el personaje tan típico de galán de comedia rosa. McConaughey impone, atrae y asusta al mismo tiempo, siendo otro de los que más se lucen en sus escenas finales.

A parte de cumplir con sus roles por separado, se nota también la química en sus relaciones personales, dando mucho más realismo a todas las mentiras y traiciones que abundan en el filme, junto con la falta total de escrúpulos que caracteriza a varios de los personajes, a pesar de que hablemos de su propia familia. Si necesitan algún aliciente más para verla, lejos del drama que rodea la situación y de toda la violencia, se entrevé un humor negro en varias escenas que, aunque no sé si está hecho a adrede o es que no tengo sensibilidad, me parece muy acertado.

Poco más puedo decir de ella. Como he puesto más arriba, igual no pega mucho este filme por aquí (a pesar de que su director nos acojono a casi todos en su día con «El Exorcista»), pero dejando su género de lado y hablando de ella como película, estamos ante una filme de lo más interesante. «Killer Joe» es un drama independiente con tintes de thriller que sólo por sus personajes ya se aguanta por sí solo, pero que además tiene un guion bien elaborado, que gustara más o menos, pero que por lo menos a mí, me dio más de una sorpresa.

——————————————————————————————————————————————————–
8-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2011, 103 min.
Título Original: “Killer Joe”.
Director: William Friedkin.
Guion: Tracy Letts.
Reparto: Matthew McConaughey, Emile Hirsch, Thomas Haden Church, Gina Gershon, Juno Temple, Marc Macaulay, Carol Sutton, Danny Epper.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *