BSO: «The Dark Knight Rises» (2013), instrumentando una oscuridad que asciende

hans-zimmer-the-dark-knight-rises

“The Dark Knight Rises” fue una de las cintas más vistas del 2012, y en ella, Hans Zimmer tiene mucho que ver con ello. “Rainman” (1988), “El Rey León” (1994), “La Roca” (1996), “Gladiador” (2000), “Pearl Harbor” (2001), “El Último Samurai” (2003) y “El Origen” (2010), por nombrar algunas de sus bandas sonoras, han sido títulos donde el compositor de origen alemán ha sido pieza clave del éxito. En este caso en particular, la orquesta logra reflejar la oscuridad.

En 1989, antes de Zimmer, Danny Elfman captó la penumbra. Nunca antes se había dimensionado a través de la música, que Batman no era un superhéroe pintoresco como lo retrataban las antiguas series de televisión. El Director Tim Burton marcaba un nuevo renacer del personaje, esta vez vestido de negro, solitario y ambientado en una sucia y oscura ciudad Gótica. Años más tarde, Christopher Nolan también comprendió que Batman no era un superhéroe, sino un guardián de la noche, moviéndose entre las sombras atormentado por su pasado y su identidad.

En este ámbito, Hans Zimmer percibió que el tono de las nuevas entregas debía tener un estilo particular, entre la acción y la emoción; pero sobre todo, debía integrar el componente siniestro y oscuro de un personaje como Batman.

the-dark-knight-rises

El disco inicia con el tema de introducción “A Storm Is Coming”, y es justamente eso, el portal de entrada hacia una tormenta propia del compositor. Cabe regañar que las atronadoras melodías, pelean codo a codo con los sonidos provenientes de la acción misma de los personajes. En las escenas donde aparece Bane, su voz y los ruidos de acción, se instalan en segundo plano a las melodías de Zimmer, perdiendo fuerza, resignado a un rol secundario. Incluso algunas melodías pueden ser algo repetitivas y ya conocidas, herencia natural de los soundtracks de “Batman Begins” y “Batman The Dark Knight”; aunque en este caso, se alinean con la temática final. Así es como en el tercer tema, “Gotham´s Reckoning”, comienzan a oírse esos gritos que dicen “Deshi Basara” (“Asciende” en Marroquí), que ilustran las escenas del pozo-cárcel de donde Bruce Wayne debe escapar.

Mención aparte merece el tema “Why do we fall?”, donde prácticamente el compositor se luce mostrándonos una pieza clave en una escena perfecta, utilizando una melodía sobrecogedora y altamente emocional que provoca ese apretón de estómago al que Hans Zimmer nos tiene acostumbrados. Esos sonidos nos hablan de la superación del hombre; recordemos que Batman es sólo un ser humano, personificado en Bruce Wayne, debiéndose superar a sí mismo, renacer entre las cenizas y dominar sus miedos en una batalla constante con su identidad y rol en el mundo.

Tal como lo había hecho con “Piratas del Caribe” (2006) y sus secuelas, Zimmer le concedió a la trilogía de Nolan una identidad única que logra superar la intensidad impuesta por Danny Elfman. Este impecable sonido abunda en el uso de las orquestas, barajando ocasionalmente una repetitiva pero eficaz música electrónica.

3the_dark_knight_rises-filmdoktoru4

El compositor reconoce la oscuridad del nuevo Batman, y a la vez, logra comprender que esta historia no se refiere sólo a un héroe, sino sobre el humano tras la máscara (Wayne), quien habita en su propia penumbra. Es así como Zimmer utiliza los instrumentos musicales para acompañar, a lo largo de toda la saga, esta travesía en particular; otorgando al capítulo final y al oído del espectador, una compañía acorde e intensa que logra traducir el verdadero significado de Batman: un ser humano inserto en la oscuridad.


 





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *