TOP 5: Mejores películas sobre viajes en el tiempo

Back-to-the-future-time-circuit-board-1024x576

Hace un poco más de dos años, el físico, cosmólogo y científico británico (y ahora actor de reparto de series de Warner) Stephen Hawking, no se molestó en cambiar la definición de la palabra “ciencia ficción” cuando aseguró que es posible viajar en el tiempo, pero sólo hacia el futuro. Esto sería posible mediante naves que puedan viajar al 98% de la velocidad de la luz, lo que según él, y apoyados por otros científicos, ya sería posible. Esto conseguiría que un día transcurrido a bordo equivalga a un año terrestre. ¿El objetivo? Además de conseguir probablemente el hecho más importante en la historia de la humanidad, sería poder viajar en el tiempo para poder poblar el planeta una vez extinguido y así salvar el futuro de la humanidad. Con esto también quedaría descartada la Paradoja de los Viajes en el Tiempo y no dependeríamos de ningún Agujero de Gusano ni Agujeros Negros, las otras dos alternativas para poder trasladarnos a través del tiempo, según Hawking.

Así que antes de que este sub género de la ciencia ficción quede enterrado para siempre, me veo obligado a realizar este Top 5, con lo que, a mi parecer, son las cinco mejores películas que plantean la posibilidad de viajar en el tiempo. Si bien la literatura abordó este tema mucho antes que el cine, fue en la década de los ’60 cuando George Pal adaptó la novela de H. G. Wells de 1895 y dirigió “The Time Machine”, a estas alturas un clásico del cine de ciencia ficción, en donde se nos cuenta la historia de George, un científico que fabrica una máquina del tiempo e invita a una cena a todos sus amigos para presentarles su última invención, despidiéndose del presente frente a la mirada de todos los asistentes, iniciando así una travesía hacía el pasado y el futuro. La cinta no sólo destaca por su calidad y carácter de precursora, sino que también porque no abandona la crítica social, apuntando principalmente a la segregación y los roles del hombre en diversos puntos de la historia.

rod-taylor-time-machine

Dos décadas más tarde, en 1984, el mundo se detenía cuando se estrenaba el último film protagonizado por Arnold Schwarzenegger, “The Terminator”, sobre un ciborg que viajaba del 2029 al 1984 (máquina del tiempo mediante) para detener el nacimiento de John Connor, futuro líder de la resistencia humana, único capaz de devolverle la libertad a la humanidad de su apocalíptico y esclavizado final. Imposible no recordar a «The Philadelphia Experiment» (1984) de Stewart Raffill, sobre el mítico fallido experimento de la Armada Norteamericana. Dos años más tarde, la cuarta parte de la saga de Viaje a las Estrellas, “Star Trek IV: The Voyage Home” (1986), volvía a utilizar los viajes al pasado para salvar al planeta.

Ya en la década de los 90, el tema se volvía mucho más recurrente en el cine, apoyado también gracias a los avances del conocimiento sobre la misma materia, y los viajes en el tiempo comenzaron a hacerse presentes también en thrillers de acción, cine de terror, cine de época, entre otros. Podemos mencionar a “Freejack” (1992) de Geoff Murphy con el recordado protagónico de Emilio Estevez; la tercera parte de la saga Evil Dead de Sam Raimi, “Army Of Darkness” (1992); al propio Bill Murray cuando le tocó retroceder una y otra vez en el tiempo el año 1993 en “Groundhog Day” (más conocida como “El Día de la Marmota”); al gran Stephen King que escribió lo que Tom Holland llevaría a la pantalla grande con “The Langoliers” en 1995; a una de las obras cumbres de Terry Gilliam, “12 Monkeys” (1995), con uno de los mejores papeles de Brad Pitt en toda su carrera; entre tantas otras.

Entramos en el nuevo siglo y las máquinas del tiempo y los viajes no pararon. En el 2000, Gregory Hoblit dirigía una de las cintas más subvaloradas acerca del tema (según quien escribe estas líneas), “Frequency”, película ícono en la cinematografía ucrónica con una de las tramas más enrarecidas, donde los universos paralelos se nos cruzan de principio a fin con un desarrollo argumental sólido y sostenido a lo largo de toda la cinta. Inposible no mencionar a “The Butterfly Effect” (2004) y a la comedia “Frequently Asked Questions About Time Travel” (2009), donde tres  personas, sin saber muy bien cómo, terminan viajando hacia ambos lados de la recta mucho más allá de lo que su imaginación les podría permitir.

Y si les llamó la atención que en este pequeño resumen no haya hecho mención de ciertos títulos imprescindibles, es precisamente porque merecían una posición especial y se ganaron un espacio dentro de los cinco primeros lugares, no sólo por su calidad técnica, sino también por lo que significaron, su legado y su impacto. A continuación, el Top 5 de las mejores películas de Viajes en el Tiempo. Si discrepa, hágamelo saber y lance sus títulos. De lo contrario, cargue el plutonio, revise el condensador de flujo… y acelere.

——————————————————————————————————————————————————–

5. LOS CRONOCRÍMENES (Nacho Vigalondo, 2007)

cronocrimenes_1

Primer Largometraje del español Nacho Vigalondo (“7:35 de la Mañana”), quien también escribió esta impresionante película poco conocida por estos lados del planeta. Héctor (Karra Elejalde) observa, desde el jardín de su casa, a una mujer en medio del bosque. Tras salir en su búsqueda, es atacado por un hombre de rostro cubierto, al que persigue hasta su base. Sin darse cuenta, Héctor ingresa en una máquina, viajando una hora hacia el pasado. Para su sorpresa, y desconociendo esta fractura temporal, nota que, regresando a su casa, está Héctor, sí! él mismo, preparándose para mirar por los binoculares, observar una mujer en medio del bosque, y salir en su búsqueda, originando un loop interminable y teniendo que sacrificar más de lo esperado. Imposible revelar más detalles, la cinta resulta perfecta en términos narrativos, apoyada sobre el Principio de Autoconsistencia de Novikov, una de las maneras que existen, planteadas por la ciencia, para evitar la Paradoja de los Viajes en el Tiempo (también conocida como la Paradoja del Abuelo). Una joya, como pocas.

——————————————————————————————————————————————————–

4. PLANET OF THE APES (Franklin J. Schaffner, 1968)

large-planet-of-the-apes-blu-ray1

Basada en la novela homónima de Pierre Boulle de 1963 y nominada a dos premios Oscar, “El Planeta de los Simios” es también un clásico del género de ciencia ficción por sus logros en términos de montaje, maquillaje, sonido y efectos especiales para la época, además de regalarnos una de las escenas más memorables en la historia del cine. El astronauta George Taylor (Charlton Heston) aterriza forzosamente junto a su tripulación en un desconocido planeta, en donde la civilización la componen simios, chimpancés, gorilas y orangutanes, con la capacidad de hablar y muy bien organizados. Los humanos que allí habitan no hablan, son esclavos utilizados para pruebas científicas. Tras recorrer el planeta, la tripulación es capturada, iniciándose una desenfrenada carrera para intentar huir, ayudados por Cornelius (Roddy McDowall) y Zira (Kim Hunter), dos simios que creen en la palabra de Taylor, intentándolo asistir para que pueda regresar a su planeta. Del resto, imposible hablar más. La película trajo consigo cuatro secuelas que forman parte de una saga de colección para cualquier fanático de la ciencia ficción. Si bien ninguna alcanzó el mismo éxito que la primera y, para muchos, jamás debieron existir, cada una por sí sola resulta un planteamiento único y superior que muchas otras producciones vomitivas y reciclables del, hoy por hoy, pueril mercado cinematográfico gringo.

——————————————————————————————————————————————————–

3. PRIMER (Shane Carruth, 2004)

Primer1

Dirigida, producida, escrita, musicalizada, montada y protagonizada por el matemático e ingeniero Shane Carruth, “Primer” fue filmada con tan sólo US$7.000 y resultó la gran ganadora del Premio del Jurado en el Festival de Sundance 2004. Con una puesta en escena experimental y utilizando, a ratos, un lenguaje demasiado técnico, la cinta presenta a Aaron (Shane Carruth) y a Abe (David Sullivan), dos ingenieros amigos que, trabajando en un nuevo invento, consiguen fabricar accidentalmente una máquina del tiempo, la que utilizan inicialmente para obtener ganancias en la bolsa, viajando hacia el pasado. Poco a poco, los efectos secundarios comienzan a aparecer tras el excesivo uso de la máquina, traslapando realidades, obteniendo duplicados y alterando gravemente el presente. Una película compleja (imposible) de descifrar tras su primer visionado, que juega con el espectador, pero hecha con la pizarra y la calculadora de un ingeniero que sabe de lo que habla. Otra joyita.

——————————————————————————————————————————————————–

2. DONNIE DARKO (Richard Kelly, 2001)

dvd_donnie

Quizás no plantea tan directamente el tema de los viajes en el tiempo de forma tan explícita como muchas otras, pero resuelve muchas de sus propias interrogantes de manera sutil, mezclando de forma sublime las reflexiones acerca de los viajes y la posibilidad de realidades paralelas, con una dirección, fotografía y personajes que bordean la perfección. No por nada considerada “de culto” por gran parte del planeta, “Donnie Darko” cuenta la historia de Donnie (Jake Gyllenhaal), un joven introvertido que es advertido a medianoche por Frank, un conejo gigante, del tiempo que resta para el fin del mundo. Tras ello, un motor de avión cae sobre su casa destruyendo su habitación y una cadena de hechos comienzan a suceder en torno a la vida de Donnie. Una cinta que va más allá de lo artístico y que, al día de hoy, ha sido causante de diversas agrupaciones que teorizan con su planteamiento por su mensaje humano, su posición frente al destino y un sinfín de elementos científicos y filosóficos presentes en la historia, que van desde agujeros de gusanos hasta paradojas sobre el libre albedrío. Compleja en su forma, pero exquisita en su fondo, “Donnie Darko”, ópera prima de Richard Kelly, es el Top 2 de este humilde ranking.

——————————————————————————————————————————————————–

1. BACK TO THE FUTURE (Robert Zemeckis, 1985)

back-to-the-future-

No podía ser casualidad que en ninguna de estas líneas se haya nombrado nunca a Marty McFly, al Doc Emmett L. Brown o al desagradable de Biff Tannen. Y es que Robert Zemeckis no se imaginó nunca lo que conseguiría cuando filmaba esta película el año 1985. Producida por Steven Spielberg, “Volver al Futuro” trata sobre Marty McFly (Michael J. Fox), un joven de 17 años amigo del científico e inventor Emmett L. Brown (Christopher Lloyd), quien consigue crear una máquina del tiempo, pudiendo trasladarse a la fecha y hora exacta que se desee, tanto al pasado como al futuro. A partir de allí, una serie de eventos cambiarán el curso de la vida de ambos cuando Marty, por error, viaja 30 años atrás, afectando la relación de sus padres, al punto de que estos jamás se puedan conocer y, por consiguiente, la desaparición de Marty de la faz de la Tierra, un cambio generalizado en la historia del planeta e, incluso, el colapso temporal que podría acabar con toda la humanidad. La Paradoja del Tiempo resulta factor clave para la realización y comprensión de esta película que alcanzó cifras de taquilla tras su estreno y que hasta el día de hoy, es adorada y analizada por sus millones de fanáticos en todo el mundo, gracias a una entretenida historia y personajes encariñables como pocas veces se consiguen en la pantalla grande. Tanto o más exitosa fueron sus dos secuelas, de 1989 y 1990, en donde se continúa cronológicamente con los hechos. Para muchos (incluyéndome), la segunda parte supera con creces a la primera, por su inteligente guion y la capacidad del mismo para resolver todas las inconsistencias. Por lo mismo, el premio del primer lugar es para la saga completa, que difícilmente pueda ser superada. Larga vida al De Lorean. Aplausos finales.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *