Mis Mujeres de Película: Eliza Dushku

2000_Bring_It_On_256

Quizás Eliza no sea una actriz conocida para muchos quienes se preguntarán el por qué está en mi lista de musas cinéfilas; sin embargo -los que la conocen- saben perfectamente la respuesta e, incluso, deben estarse cuestionando cómo es que no había escrito sobre ella antes. Bueno, aquí estoy, enmendando mi error.

Debo decir eso sí que “Triunfos Robados” no es una película trascendental que cambia la historia del cine, incluso es de las típicas películas que uno vería un domingo en la tarde después de almuerzo. Sin embargo, el hecho que sea protagonizado por Kirsten Dunst vestida de porrista hizo que el film llamara por completo mi atención. “Triunfos Robados” narra la historia de un grupo de cheerleaders que va en busca de su sexto título consecutivo en el campeonato nacional. Torrance (Kirsten Dunst) es elegida capitana y la encargada de llevar a su equipo nuevamente a la victoria. En el proceso, reclutan a Missy (Eliza Dushku) para reforzarlo; sin embargo, con su ayuda, Torrance descubre que la capitana anterior ha estado copiando las coreografías con las que han ganado los campeonatos pasados a un equipo de los suburbios. Así, con Torrance a la cabeza, el equipo deberá entrenar y hallar una nueva rutina para lograr el tan ansiado título nacional.

Eliza Dushku (16)

Como pueden imaginar, “Triunfos Robados” es una película liviana, donde los conflictos y romances que afectan a sus protagonistas arman una historia entretenida sin demasiado que aportar. Sin embargo, entre la banalidad de la trama, la figura de Eliza ilumina la pantalla; aunque no lo crean, mucho más que Kirsten. Y no es por hacer las típicas y odiosas comparaciones, pero con el dolor de mi corazón, debo decir que Kirsten no llamó mi atención en esta cinta, siendo que es uno de sus filmes más conocidos. No sé, personalmente creo que falta esa magia que irradia en otras películas como “Las Vírgenes Suicidas” o la trilogía de “Spiderman”. En fin, esa carencia de luz que vi en Kirsten, la encontré perfectamente en Eliza. Incluso, la primera vez que aparece en pantalla ya deja al espectador marcando ocupado: en la audición para un nuevo refuerzo, Missy se presenta como una chica rebelde que deja en claro sus aptitudes para entrar al equipo realizando una rutina de piruetas casi imposible.

Con una mirada cautivante y un cuerpo que derrite cualquier glaciar, Eliza logró marcar presencia dentro de la cinta. Quizás fue esa combinación de actitud rockera con chica sexy lo que llamó mi atención (incluido el verla vistiendo un traje de porrista), pero su impacto en mí fue devastador. De hecho, no entiendo como en el film su personaje no tiene ningún romance. Mejor en todo caso para un espectador celoso como yo.

Eliza-eliza-dushku-462694_960_768

Debo confesar eso sí, que a Eliza la conocí en “Mentiras Verdaderas” como la hija adolescente de los personajes encarnados por Arnold Schwarzenegger y Jamie Lee Curtis (y donde ya se vislumbraba la infartante musa que es). Posteriormente, vi que trabajó en la serie “Buffy, la Cazavampiros” como una cazadora que se desvía hacia el mal y, hace algún tiempo atrás, la vi protagonizando la sugestiva serie “Dollhouse” donde interpretó a una joven perteneciente a una agencia de receptores de personalidades para diferentes trabajos quien comienza a cuestionarse lo que sucede a su alrededor. Sin embargo, en ninguno de estos roles llamó mi atención de la misma forma que en “Triunfos Robados”. Uno de esos hermosos descubrimientos en películas donde uno no tiene ninguna fe y que se agradecen por completo.


Película: «Triunfos Robados» (Bring It On).
Dirección: Peyton Reed.
Reparto: Kirsten Dunst, Jesse Bradford, Clare Kramer, Nicole Bilderback, Rini Bell.
Vista en: Febrero de 2003.


 





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *