CRÍTICA: «The Resident» (2011) de Antti Jokinen, cuando se elige el camino fácil

the-resident

Juliet (Hilary Swank) es una joven médico que, tras separarse de su marido, se instala en un cómodo apartamento en el barrio de Brooklyn, en Nueva York. Pero pronto descubre que es víctima de un obseso que la asedia.

Lo que empieza como una película que transcurre de manera agradable, en cierto modo ordenada y que poco a poco va cautivando al espectador; llega un momento en la cual se torna oscura, obvia y frustrante.

«The Resident» (“La Víctima Perfecta”) narra la historia de la doctora Juliet (Hilary Swank), quien se va a vivir a un departamento antiguo, espacioso y barato en Nueva York. Max (Jeffrey Dean Morgan), dueño del complejo habitacional, es un hombre obsesionado con los encantos de la doctora desde el primer momento que la ve en el hospital. De esto nace una serie de acercamientos, relaciones y desavenencias que van transcurriendo para justificar su argumento. Pero «The Resident» es esto, nada más. Es una película que perfectamente pudo haber sido llevada a la pantalla grande con sólo dos personajes (los principales). El resto sobra en el filme. Ni siquiera al personaje de Cristopher Lee (August, el abuelo de Max) se le sacó mayor provecho, o quizás haberle dado otros aires a lo expuesto en la historia. Se pudo haber indagado más en el tormentoso mundo de Max -del cual sólo se muestra un par de segundos muy vagamente-, quizás haber creado situaciones que jueguen con la psicología del nieto, o tal vez, recrear algo más misterioso con su relación. La puesta en escena y la ambientación eran perfectas para haber logrado algo así; pero nada de esto ocurre.

TR-04186-LR

Sin duda, «The Resident», es una película que pasará sin pena ni gloria -quizás con más pena que gloria-, de la cual no hay mucho para resaltar. Lo rescatable es el erotismo que bien se aprovecha de la belleza de Hilary Swank para fortuna del público masculino. Además del buen “abuso” de la escenografía, en este caso, del departamento de Juliet y sus pasadizos traseros (el lado B del departamento) -que es donde transcurre casi todo el film-; y una vaga, muy vaga intención por parte del director Antti Jokinen, de crear una buena historia, la que se pierde a medida que avanzan los minutos y, sobre todo, en el final del film.

Para entender, «The Resident» es la típica película en que se puede deducir que el mercado presionó a Jokinen para que optara por el camino más fácil al terminarla. Quizás si, quizás no; sólo el director y su equipo sabrán esto.

TR-02808

Independiente de todo lo anterior, el film es una buena creación de leyenda urbana sobre el cuidado que debe tenerse al vivir en departamentos antiguos y espaciosos, sobre todo si se es una mujer viviendo sola, ya que alguien puede estar espiando tras las paredes. Algo similar a lo que puede verse en la película “Silver» (1993) dirigida por Peter Noyce y protagonizada por Sharon Stone y William Baldwin; película donde el espionaje se da a través del uso de cámaras ocultas en un departamento moderno, pero también espacioso y donde también vive una mujer sola.

——————————————————————————————————————————————————–
3-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
Reino Unido, 2011, 88 min.
Título Original: “The Resident”.
Director: Antti Jokinen.
Guión: Antti Jokinen, Robert Orr.
Reparto: Hilary Swank, Jeffrey Dean Morgan, Christopher Lee, Lee Pace, Aunjanue Ellis, Michael Massee, Penny Balfour, Peggy Miley, Kisha Sierra.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *