Mis Mujeres de Película: Julianne Moore

JM03

Julianne Moore es una de esas mujeres que cautivan de cualquier manera. Ya sea a través de miradas, sonrisas, forma de caminar o sólo con su presencia. En mi caso, fue dentro de la pantalla obviamente (ya quisiera yo); debo ser sincero y afirmar que cuando me han hecho elegir sólo a una musa cinematográfica de entre todas mis favoritas, elijo a Julianne. En serio. Antes que Scarlett, Natalie, Uma, Elisha, Asia, Zooey, Antonella, Jennifer, Juliette… elijo a esta actriz norteamericana de cincuenta años. ¿Por qué? Simplemente porque representa todo el ideal maduro que tengo de una musa: hermosa, inteligente, refinada, sexy, cautivante y profesional.

La primera vez que vi a Julianne, fue en una comedia llamada “Nueve Meses” (1995), en la que actuaba junto a Hugh Grant representando a una joven pareja que se enfrentan a la paternidad por primera vez y todos los cambios psicológicos que eso conlleva. Sin embargo, fue con “Boogie Nights” de Paul Thomas Anderson donde llamó completamente mi atención como una experimentada actriz pornográfica. La cinta está inspirada en el famoso actor XXX John Holmes y narra la vida de Eddie Adams, un joven ingenuo deseoso de triunfar y que, gracias a sus atributos físicos, se convierte en una gran estrella del cine pornográfico, sumergiéndose por completo en un estilo de vida extravagante que lo llevará hacia los extremos.

JM01

En cada una de las escenas de Julianne, ese garbo -por decirlo de alguna manera- me dejó perplejo. La secuencia que más me marcó, fue donde Dick Diggler (seudónimo que tomó Eddie para actuar en las películas) actúa en una escena con Amber Waves, el personaje de Julianne. Dick está recién empezando a entender la compleja y distorsionada industria en la cual está inmiscuido, y Amber logra enternecerse con esta joven promesa de actor, convirtiéndose en una especie de tutora o figura maternal para él. Amber en la escena íntima, lo encausa y tranquiliza antes de hacer la toma, así Dick logra realizarla y comenzar con este pequeño paso, una carrera que lo llevará el éxito. En esta secuencia -dejando de lado lo erótico- Julianne logra cautivar únicamente con la expresión de su cara, seduciendo sólo con sus miradas y gestos. Y bueno, los gemidos ayudan en algo también.

Quizás sea su mirada serena, su cara risueña, su color de pelo… el hecho que sea pelirroja creo que también ayuda en algo. Si bien no es un rasgo preponderante que llame mi atención, le da un toque de sensualismo especial que no he visto en otras actrices. No lo sé en realidad. Creo que es difícil explicarlo; pero bueno, “en gustos no hay nada escrito” dicen por ahí.

JM02

Finalmente, vi a Julianne en varias otras películas a través de los años («Magnolia», «Lejos del Cielo», «Las Horas», «Chloe»…) y siempre me atrajo de la misma forma en que lo hizo en “Boogie Nights”, con esa hermosura y prestancia que sólo las grandes musas como ella tienen y que sólo los grandes embobados como yo logran disfrutar.


Película: «Boogie Nights» (Boogie Nights).
Dirección: Paul Thomas Anderson.
Reparto: Mark Wahlberg, Burt Reynolds, Don Cheadle, John C. Reilly, William H. Macy, Heather Graham, Luis Guzmán, Philip Seymour Hoffman.
Vista en: Enero de 1999.


 





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *