CRÍTICA: «Limitless» (2011) de Neil Burger, entre la ficción y la realidad

Limitless

¿Necesitamos drogas para lograr el 100% de nuestras capacidades? «Sin Límites», dirigido por Neil Burger, es la película que plantea esta pregunta. Una pregunta sin respuesta que seguirá así. Este cuestionamiento nace a partir de la situación presentada en el film, que se detiene en la rapidez con la que vive el día a día la sociedad actual en las ciudades modernas.

Adentrándonos en la cinta, «Sin Límites» narra la vida de Eddie Morra (Bradley Cooper), un hombre independiente que vive un apagón de creatividad, producto de esto no logra escribir un libro y, por lo mismo, carece de emprendimiento en proyectos futuros. Por esas casualidades del destino -en este caso de los guionistas de Hollywood- se encuentra con su ex cuñado que es traficante de drogas, quien le da a consumir una pastilla milagrosa que ha sido desarrollada por un laboratorio sin nombre. Droga que le permite a Morra lograr todo lo que no pudo hacer en su estado normal, es decir, encontrar el éxito y la fama, entre otros.

limitless_56-after1

Este consumo diario lo adentra en el círculo de las drogas ilegales, relacionándose con gente involucrada en negocios dudosos. En efecto, en el film convergen dos mundos distintos, con dos personajes en ambos extremos del estrato socio económico: por un lado se encuentra Gennady (Andrew Howard) y por el otro extremo, Carl van Loon (Robert de Niro, cuyo personaje no escapa ni dista mucho de lo que hemos observado en otros papeles en películas pasadas). Justo en medio de ellos, se encuentra el protagonista sufriendo cambios en su vida cotidiana. Sin embargo, ambos mundos poseen un fin en común: el éxito a toda costa, sin importar quién o quiénes salgan perjudicados.

La pregunta planteada inicialmente necesita una respuesta y para ello se debe revisar a nuestra sociedad. La realidad actual, dejando de lado la ficción del film, se observa en estudiantes desde temprana edad con los llamados “niños ritalín”; también en estudiantes de educación superior, quienes al verse sobrepasados por el exceso de estudio, recurren a fármacos para lograr un mayor nivel de concentración y aprendizaje, y así poder rendir mejor en los exámenes. Por último, el caso al que alude la película, el del ambiente laboral, el éxito de la gente de negocios que viaja demasiado, donde los horarios son variables según cada nación, dependerá del uso de las píldoras. Hoy existen este tipo de medicamentos llamados “drogas inteligentes”, que ayudan a mejorar la memoria y la capacidad de concentración; aunque originalmente fueron elaboradas para tratar problemas de narcolepsia, en la actualidad su uso se utiliza para estar más alerta y despierto, tal como lo presenta el film.

limitless-movie-image-bradley-cooper-01

«Sin Límites», por mucho que esté catalogado dentro del género de ciencia ficción, en sí puede ser considerada como una visión de nuestra sociedad. El espectador podría estar viendo una realidad bastante cercana a la vida en general, que quizás se encuentre más cerca de lo que cree. Aunque casi siempre la espectacularidad de Hollywood (que en este caso no exagera en demasía), en la presentación de ciertos temas, lleva a la confusión entre lo que es realidad-ficción. «Sin Límites» no es la excepción a la regla.

Independiente de todo el análisis social o moral -si lo podemos llamar así-, «Sin Límites» es una película muy bien lograda en todo sentido: acción, narrativa, drama, situaciones, manejo del tiempo y espectacularidad. Es un film que no cansa ni tampoco se acelera. Dura lo que tiene que durar. Tiene los elementos que debe tener, sin un extraordinario exagerar. El espectador en este caso no se verá defraudado con lo presentando en la pantalla y terminará realizándose alguno de los siguientes cuestionamientos: “¿necesito drogas para lograr el 100% de mis capacidades?”, “¿Por qué no se me ocurrió ingerirlas antes?” o “¡quiero ser Eddie Morra!” Todo dependerá de la necesidad de quien mire el film en cuestión. Por mi parte, me quedo con el primer cuestionamiento, la pregunta del inicio que puede desprenderse claramente de este largometraje.

——————————————————————————————————————————————————–
7-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2011, 105 min.
Título Original: “Limitless”.
Director: Neil Burger.
Guión: Leslie Dixon (Novela: Alan Glynn).
Reparto: Bradley Cooper, Abbie Cornish, Robert De Niro, Anna Friel, Andrew Howard, Johnny Whitworth, Robert John Burke, Tomas Arana.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *