CRÍTICA: “Captain America: The First Avenger” (2011) de Joe Johnston, patriotismo enajenado en un héroe de verdad

fb-fx-0072_a_l

Nacido durante la Gran Depresión, Steve Rogers creció como un chico frágil en una familia pobre. Horrorizado por las noticias que llegan de Europa sobre los nazis, decide enrolarse en el ejército; sin embargo, debido a su precaria salud, fue rechazado una y otra vez. Enternecido por sus súplicas, el General Chester Phillips le ofrece la oportunidad de tomar parte en un experimento especial: la “Operación Renacimiento”. Después de administrarle el “Suero Super Soldado” y bombardearlo con “vita-rayos”, el cuerpo de Steve se hace perfecto. Posteriormente, es sometido a un intensivo programa de entrenamiento físico y táctico. Tres meses después, recibe su primera misión como Capitán América. Armado con un escudo indestructible y su inteligencia para la batalla, el Capitán América emprende la guerra contra el mal, como centinela de la libertad y como líder de los Vengadores.

Después de muchos virales y una larga espera, se estrenó la quinta película de la saga perteneciente al Universo Marvel iniciada el año 2008 con “Iron Man”. Dirigida por Joe Johnston (“Jumanji”, “Jurassic Park III”), “Capitán América: El Primer Vengador” es también la última cinta antes de “The Avengers” (2012), película que pretende reunir a todos los superhéroes en una super producción que ya se encuentra en proceso de filmación.

red-skull3

La cinta comienza en el presente, cuando un grupo de científicos descubre en pleno territorio ártico, un objeto enterrado que, aparentemente, sería un escudo con los colores blanco, rojo y azul. Inmediatamente, la cinta nos transporta a 1942, en plena Segunda Guerra Mundial y cuando EEUU se enfrentaba a la Alemania Nazi y las potencias del Eje. A un selecto grupo militar norteamericano en plena preparación llega Steve Rogers (Chris Evans), un joven de escasa capacidad física pero dispuesto a entregar la vida si fuese necesario por su país, con la intención de incorporarse al frente militar. Atraído por esta convicción, el Dr. Erskine (Stanley Tucci) escoge a Rogers para ser el conejillo de indias de un experimento secreto, consistente en crear un super soldado a punta de inyecciones y fórmulas a la vena. Así nacía el Capitán América, de una masa muscular superior y con capacidades físicas más allá de lo natural, cuya primera misión será atrapar a Johann Schmidt (Hugo Weaving), oficial terrorista nazi que tras el nombre de Red Skull, pretende conquistar el mundo mediante un arma secreta: la joya del cuarto del tesoro de Odín.

Definitivamente, nos estábamos acostumbrando a dos tipos de películas bastante disímiles sobre superhéroes. La primera es aquel formato muy cercano al cómic, donde la comedia, la ficción exacerbada y los estereotipos son el principal hilo argumental como en el caso de “Spiderman” (2002), “The Green Hornet” (2011) o la saga de “Batman” de Tim Burton. Y otro muy distinto es ese llevado a la perfección por Christopher Nolan con su trilogía del Caballero Oscuro, donde se nos presentan héroes imperfectos, donde su motivación va más allá de hacer el bien y muchas veces la venganza, el odio y oscuros pasados son el eje central de sus acciones, presentándose en un escenario histórico muy particular. Considere en este caso “Watchmen” (2009), “Defendor” (2009) o “The Spirit” (2008), entre tantas otras.

Y es precisamente el mérito de Joe Johnston lograr conjugar ambos estilos en una película de más de dos horas y que entretiene de principio a fin. Nos encontramos con una serie de personajes inmersos en un conflicto bélico de proporciones, donde el patriotismo exacerbado es una de las características de este E.E.U.U. que no da pie atrás ante la amenaza nazi, por lo que se desarrollan temas políticos sin mayor profundidad, pero no dejan de estar presentes en un ambiente social manchado con las atrocidades propias de una guerra. Y por otra parte, el director se preocupa del importante negocio del cine insertando una serie de gags inherentes a la historieta original, mucha acción, grandes efectos especiales y, por supuesto, una cuota de romance lo suficientemente bien tratada para no superar el tema de fondo: la representatividad de un patriotismo enajenado del pueblo norteamericano en un soldado perfecto capaz de echarse al hombro a un país para hacerle frente al enemigo.

captain-america-tfa_03

Las actuaciones están muy bien logradas, con un Chris Evans (“Celular”, “Fantastic Four”) que interpreta a un Capitán América inicialmente incrédulo de sus capacidades, pero convencido de su personaje, el que tuvo que ser modificado digitalmente para mostrarse extremadamente delgado como Steve Rogers antes de la alteración genética. Hugo Weaving (“Matrix”, “The Lord Of The Rings”) no requiere mayor esfuerzo para regalarnos un nuevo y tremendo super villano como Red Skull, quien, junto a Stanley Tucci (“La Terminal”, “The Lovely Bones”) son los puntos más altos de una producción  que se preocupó de los detalles e, insisto, destaca por la asombrosa capacidad del director de ser intuitivo en las formas sin descuidar el trasfondo socio político para conseguir una cinta redonda, donde predomina la acción, los grandes efectos especiales y, por sobre todo, una regularidad en su propuesta, tanto en términos estéticos, argumentales, como interpretativos y técnicos.

Sólo queda esperar “The Avengers” (2012) y confiar en que, por fin, una película coral de superhéroes cumpla con las expectativas, que después de “The Incredible Hulk” (2008), “Iron Man” (2008), “Thor” (2011) y “Captain America: The First Avenger” (2011), son bastantes.

——————————————————————————————————————————————————–
8-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2011, 125 min.
Título Original: “Captain America: The First Avenger”.
Direción: Joe Johnston.
Guion: Christopher Markus, Stephen McFeely, Joe Simon, Jack Kirby.
Reparto: Chris Evans, Hugo Weaving, Hayley Atwell, Sebastian Stan, Tommy Lee Jones, Stanley Tucci, Toby Jones, Neal McDonough, Derek Luke.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *