BSO: “Forrest Gump” (1994), la banda sonora de nuestras vidas

forrest_gump_image_1

1994. Mientras la aceitada locomotora de Tarantino llamada “Pulp Fiction” surcaba las vías de la carretera cinéfila arrasando todo a su paso, en la sala continua se exhibía una película “apta para todo público”. Mientras los machos recios y adolescentes atormentados ingresaban por la puerta junto al sugerente afiche de Uma Thurman con cigarrilo en mano y mirada hipnotizante; los demás ingresaban por la puerta junto al prístino afiche de un joven que esperaba el autobús (raro para nosotros, que esperamos la “micro” parados). El joven se llamaba Forrest… Forrest Gump, oriundo de Greenbow, Alabama y su vida, contada a través de la película que lleva su nombre, emocionó a millones de personas. Era que no, si en dos horas y media, el gran Robert Zemeckis (“Volver al Futuro”, “Náufrago”) se las arregla para contar, a través de la particular mirada de Forrest, las últimas cuatro décadas de los Estados Unidos.

El concepto clave: Evocación… Reminiscencia. Así funciona la película y así funciona su música. Cómo todo el mundo recuerda el asesinato de Kennedy y la guerra de Vietnam, todos recuerdan la figura del gran Elvis (“Hound Dog”, track 1 del disco 1) y los Creedence Clearwater Revival (“Fortunate Son”, track 7 del disco 1).

Tom-Hanks-Forrest-Gump

La música, un verdadero grandes éxitos, funciona como la banda sonora de nuestras vidas; evoca lugares y acontecimientos, a través de los cuales se añoran vivencias personales y, a través de éstas, se reviven sentimientos. Es una fiesta de esas inolvidables, esas que todos fueron y todos tienen algo que contar. Apareció Bob Dylan (“Rainy day women #12 & 35”, track 10 del disco 1) y los Mamas and the Papas (“California dreaming”, track 12 del disco 1). El gran Jim Morrison y el resto de la pandilla psicodélica llamada The Doors (“Break on trought”, track 15 del disco 1; “Hello, i love you”, “Soul kitchen”, “Love her madly” y “People are strange” aparecen en los créditos más no en la banda sonora), los maestros de Jefferson Airplane (“Volunteers”, track 1 del disco 2) y el gran mito norteamericano llamado Lynyrd Skynyrd (cual otra sino “Sweet Home Alabama”, track del disco 2).

Una mención especial para los temas que aparecieron en la cinta y por distintos motivos no pudieron ser incluidos en el álbum, en especial los aportes de Jimmy Hendrix, con “Hey Joe” y la potente “All allong the watchover”, acompañando las andanzas de Forrest, Bubba y el Teniente Dan en la incansable búsqueda del “tipo llamado Charlie” en la densa selva vietnamí.

forrest-gump-movies-188175_1014_419

El soundtrack no sólo se encarga de evocar el inconciente colectivo a través de la música y los distintos movimientos sociales de la época; el cine es parte fundamental de ese proceso. “Mrs Robinson” (de Simon & Garfunkel, track 16 del disco 1) y “Everybody’s talkin” (de Harry Nilsson, track 6 del disco 2) dan cuenta lo importante que fueron algunas películas para la época, en este caso “The Graduate” y “Midnight Cowboy” respectivamente (ambos soundtracks ya fueron analizados en esta sección).

Esta banda sonora, paradójicamente, no resultaría completa sin un tema inédito. Alan Silvestri pone a manos de la historia una simple tonada (“Forrest Gump suite”, track 16 del disco 2) que, como los demás temas del álbum, harán más fácil la tarea de recordar. Hoy, cuando escuchamos “Forrest Gump suite” no podemos evitar imaginarnos una pluma flotando, de forma mágica y desinteresada, no podemos evitar recordar al joven de la parada de autobús, con el desaliñado traje beige y su prusiano corte de pelo; su destartalada paleta de ping pong y sus Classic Cortez, con las que luego recorrería cuatro veces Estados Unidos. Su extraña forma de hablar, su rara forma de caminar y su particular manera de saludar. No podemos dejar de recordar la muerte de sus cercanos –mejor amigo, madre y amada esposa– y la vida que regaló a otros –Teniente Dan y la mitad de su pelotón, en Vietnam-. Los grandes soundtracks logran eso.


Título Original: “Forrest Gump” (1994).
Director: Robert Zemeckis.
Música: Alan Silvestri+Varios Artistas.


 





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *