CRÍTICA: «You Will Meet a Tall Dark Stranger» (2010) de Woody Allen, no siempre la fórmula funciona

you-will-meet-a-tall-dark-stranger-2010-31

La recién estrenada en cartelera “You Will Meet a Tall Dark Stranger” (o de acuerdo a la traducción a nuestro idioma “Conocerás al Hombre de tus Sueños”, 2010) es la última realización de uno de los cineastas capaz de generar más pasiones dentro del público: Woody Allen. Amado y odiado por muchos, el número de personas que disfrutan de su cine y elevan a este hombre a la categoría de genio, se equipara de manera poderosamente cercana a quienes lo consideran nada más que un personaje sobrevalorado y algo retorcido. Probablemente sea mejor no ser tan categóricos y aceptar de buena gana el hecho que, dentro de la filmografía de cualquier director dotado de talento (sobre todo en la de alguien como Allen, quien se empeña en realizar una película al año), puede ser posible encontrarse tanto con destacadas e inolvidables joyas (el caso de “Match Point”, por nombrar alguna actual), como el toparse con uno que otro intento fallido (“Vicky, Cristina, Barcelona”, por ejemplo). En este sentido, la última entrega de Allen parece peligrar un poco al acercarse más bien a este segundo tipo de trabajos, al no ser capaz de conformarse como una de sus más memorables piezas.

Resumiendo, la cinta nos cuenta acerca de un matrimonio de adultos mayores formado por Alfie (Anthony Hopkins) y Helena (Gemma Jones), quienes acaban de separarse producto de una crisis de la edad sufrida por el marido, un hombre que en su lucha por no dejarse envejecer, ha decidido salir en búsqueda de su juventud perdida, embarcándose en una travesía que lo conducirá a los brazos de Charmaine (Lucy Punch), una tonta y vulgar prostituta que se ha dejado encandilar por el dinero de este hombre mayor. Frente a la noticia de la eventual boda de su ex con la joven, Helena vuelca su frustración en una supuesta adivina que pasará a convertirse en la guía para todas sus decisiones y con la que establecerá una relación de dependencia que llegará a convertirse en uno de los núcleos centrales del relato, mostrando a la abandonada mujer dispuesta a creer todo lo que esta charlatana le diga con tal de no perder la esperanza. Sally (Naomi Watss), la hija de esta pareja, comparte a su vez una infeliz vida junto a su esposo Roy (Josh Brolin), un escritor con un solo éxito editorial que anhela desesperado la llegada de una idea que le devuelva la gloria literaria obtenida antaño. Para completar el cuadro, la presencia de los exóticos Antonio Banderas y Freida Pinto (encarnando respectivamente los papeles del jefe galerista y de la vecina de Sally) viene a complicar aún más la historia con las respuestas eróticas que cada uno de ellos despierta en los miembros de la joven pareja.

You Will Meet A Tall Dark Stranger 4

Tal como sucede en muchas de las películas de este director norteamericano, las problemáticas amorosas tendrán un papel preponderante en el desarrollo de la historia. El quiebre matrimonial como centro de todas ellas, y la búsqueda de la pasión o el romanticismo en la compañía de algún atractivo extraño, darán forma a la totalidad del relato, que sólo se internará en otras aguas de la mano de la crisis creativa que afecta a uno de los protagonistas. Esta crisis emerge importante ya que será la responsable del único giro importante en una historia más bien plana, cuando, de manera irónica, sea la encargada de dar un vuelco total en el ya desafortunado presente del escritor.

En cuanto a la construcción de los personajes, ninguno de ellos está compuesto de una manera que genere gran empatía o algún deseo de identificación por parte del público, siendo todos bastante olvidables. Destacan, eso sí, las actuaciones de las dos protagonistas –Gemma Jones y Naomi Watts– quienes logran roles creíbles con sus representaciones de estas dos mujeres en crisis. La búsqueda espiritual en la que incurre Helena como método para aliviar su dolor, por ejemplo, se presenta en esta historia como un factor triste y delirante que Jones ha sabido captar perfectamente en su encarnación de la anciana. De la misma forma, Watts consigue ser un reflejo fiel de la insatisfacción a la cual se enfrenta Sally, del nerviosismo con el cual disfraza el dolor de su rechazo y de la histeria que le genera finalmente la pasividad materna.

01

La trama, en general, se encuentra plagada de una serie de lugares comunes que Allen viene utilizando incansablemente en sus películas y que, en esta oportunidad en particular, pareciera no funcionar de manera satisfactoria. “You Will Meet a Tall Dark Stranger” peca entonces de no ser más que una suma de tópicos demasiado repetidos en el cine del newyorkino. Temas tan recurrentes como la crisis matrimonial, la infidelidad, los escritores en problemas o las relaciones de ancianos con jovencitas, por ejemplo, han logrado funcionar en varias de sus creaciones anteriores de tan buen modo, que aquí parecen no ser suficientes; probablemente por hallarse desprovistos de un marco argumental capaz de entregarle mayor sustento: un guión más original o una brillante utilización de su irónico y característico sentido del humor podrían haber sido capaces de conducir esta última película a un siguiente nivel. En ese sentido, si se trata de recurrir a espacios comunes, se extrañan los diálogos y los personajes típicamente woodyallianos, a esa mezcla de caracteres intelectuales, pedantes e infelices que él perfectamente logra y que tan bien lo identifican.

“You Will Meet a Tall Dark Stranger” marca así un punto bajo en la exitosa carrera de Allen, pasando a formar parte del grupo de creaciones erróneas con las que cada cierto tiempo el norteamericano decepciona y que se deben, principalmente, a su propio afán de seducir cada año con una película diferente; un deseo que, si bien mantiene contento a su fiel público, le dificulta de sobremanera el poder conseguir buenos trabajos con cada una de sus obras. “You Will Meet a Tall Dark Stranger” es, a lo mucho, una cinta recomendable para los eternos seguidores del cine de Allen, para aquellos que no importa el cómo ni el qué, aguardarán siempre por cada uno de sus estrenos; porque ellos tienen la certeza que, cada cierto tiempo, su ídolo volverá a sorprenderlos con alguna de sus brillantes creaciones.


EEUU/España, 2010, 98 min.

Título Original: “You Will Meet a Tall Dark Stranger”.

Dirección: Woody Allen.

Guión: Woody Allen.

Reparto: Anthony Hopkins, Gemma Jones, Naomi Watts, Josh Brolin, Antonio Banderas, Freida Pinto.


 





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *